lunes, 25 de noviembre de 2019

Grosspal, presentación en Buenos Aires

La empresa Elio Agustín Grosso, de Las Varillas, en la provincia de Córdoba, comenzó a fabricar un camión mediado, el Grosspal G 600, con una capacidad de carga de 3.500. Entre los años 1982 y 1983 se realizaron las primeras pruebas para este camión de uso urbano y con el fin de ser un camión de reparto. En esta nota de la sección “Camión Argentino” veremos su presentación en la ciudad de Buenos Aires.


El camión Grosspal nace de la necesidad de contar con un camión de reparto urbano. Esto para reemplazar desde los carros tirados por caballos, hasta los tractores con acoplados. Situación que se evidenciaban en muchos pueblos de la provincia de Córdoba, lugar de residencia de la empresa Elio Agustín Grosso dedicada a fabricar maquinaria vial y agrícola desde los años cuarenta del siglo pasado.

El proyecto de este camión mediado, con una capacidad de carga de 3.500 kilogramos, fue encargado a la empresa Renault Argentina. Automotriz que tomó un viejo proyecto del ingeniero Amílcar Romeo, cuando en la empresa IKA (Industrias Kaiser Argentina SA) era el gerente de la División Productos Industriales. Ya en esa época estaba el diseño de un camión frontal de uso urbano.

La idea del camión Grosspal nació del gerente general de la empresa, el ingeniero Elio José Luis Grosso, de esta forma nació un camión AFF (Armado Fuera de Fábrica), ya que para bajar los costos de producción y mantenimiento se usaron muchas autopartes existentes en el mercado argentino de distintas marcas. Todo para hacer más rentable al camión Grosspal en las flotas en las que estuviera prestando servicios.

Para el año 1984 el camión Grosspal es presentado en la ciudad de Buenos Aires, en su versión definitiva, y que ya contaba con una producción mensual de 50 unidades. En ese momento la empresa Elio Agustín Grosso había pasado a contar con 150 personas para poder encarar la producción de este camión mediado y satisfacer los pedidos de compra.

Básicamente la versión presentada en Buenos Aires era para el reparto de soda en ciudades. Esto se vio mucho en el Gran Buenos Aires durante el resto de la década del ochenta y toda la década del noventa. Al tener puertas corredizas era ideal para su uso urbano, cosa que facilitaba el ascenso y descenso, como circular con las puertas abiertas.

Pero esas puertas corredizas permitían estacionar muy juntas las unidades dentro de una determinada planta, o estacionamiento. Lo que significaba más unidades en el mismo espacio. En esta primera versión la cabina era metálica y estaba confeccionada en chapa de 1,23 milímetros y 1,5 milímetros de espesor.

Le permitía una gran visibilidad al conductor y los vidrios eran polarizados. Además la cabina se rebatía hacía adelante para poder acceder al motor y realizar el mantenimiento, como las reparaciones necesarias. En esa presentación solo existían dos motores disponibles, de las marcas Deutz y Perkins.


Ambos motores eran de cuatro cilindros en línea. El Perkins contaba con una potencia de 63 HP que le permitía alcanzar los 70 kilómetros por hora. Este motor era el indicado para el reparto en zonas urbanas. En cambio si el camión Grosspal tenía que salir a la ruta estaba el motor Deutz de 90 HP que tenía una velocidad máxima de 90 kilómetros por hora.

Lo mismo pasaba con la caja de cambios FAE (Fábrica Argentina de Engranajes) que había dos versiones: de 3 marchas hacia delante y marcha atrás y otra de 4 marchas hacia delante y marcha atrás. También estaba la opción a la caja de cambios Saginaw.

El diferencial trasero era Dana 70 que tenía la relación final de acuerdo al uso que se le daría al Grosspal. El cardan era de la marca Danargen Spicer de un solo tramo. Las ruedas traseras eran duales y la medida de todos neumáticos era 7.00 x 16 pulgadas de 6 telas con llantas metálicas con aro. En forma opcional ser podía pedir neumáticos de la medida 7.50 x 16 8-10 telas.

Las dos versiones que se ofrecían, en junio de 1984, eran el Grosspal G 600 y G 600 DT (doble tracción), esta segunda versión se armaba por pedido del cliente. Lo mismo que los carrozados especiales o versiones para determinados usos. Al final de esta nota de la presentación del camión Grosspal, los lectores, podrán encontrar el enlace con una nota con todas las versiones que se ofrecían en el año 1986.

La dirección era hidráulica de la marca Saginaw y la columna de dirección contaba con tres posiciones diferentes. Los frenos tenían servo freno eran a disco en las ruedas delanteras de la marca Bendix.

El chasis estaba constituido por dos largueros  rectos tubulares extra reforzados. En la parte delantera estaba montado por elásticos simples de carga progresiva, que eran parte del tren delantero con eje rígido. El tren trasero era mediante un paquete de elásticos principal con elásticos suplementarios en paquete separado.

El tablero contaba con 5 relojes con el instrumental y además 7 luces testigo. También tenía radio y hasta encendedor. El interior de la cabina estaba totalmente tapizado con paneles moldeados, que daban la aislación térmica y acústica necesaria.

En otra nota, la primera publicada en el blog de Archivo de autos, en el año 2012, los lectores, podrán encontrar una nota con mucha más información técnica. Esto gracias a un folleto profusamente ilustrado que me enviara la empresa Elio Agustín Grosso en el año 1986.

La comercialización en la ciudad de Buenos Aires, en época de su presentación, se realizaba solo por el concesionario Humberto Licheri ubicado en la calle Irigoyen 2.379. Los camiones se podían comprar a través del plan de ahorro previo Grossplan. También a través de créditos otorgados por el Banco de de la Provincia de Córdoba. La garantía era de 15 meses o de 35.000 kilómetros, lo que ocurriera primero.

El diseño del camión Grosspal fue exclusivo para la empresa Elio Agustín Grosso, aunque lo hubiera desarrollado la automotriz Renault Argentina. De esta relación es donde viene el uso de los motores Torino para montar en una serie de unidades que fueron exportadas a Bolivia. Todo por un tema arancelario, en materia de combustibles líquidos, en el país vecino. Hay un enlace, con otra nota, que habla sobre esa exportación.

La idea básica de este camión de reparto fue realizar una unidad rústica, con ciertas comodidades, para un uso urbano, con agilidad de manejo y fácil estacionamiento. Pero sobre todo con un bajo costo de mantenimiento al compartir autopartes con otras marcas nacionales que se conseguían en las casas de repuestos.

La empresa Elio Agustín Grosso, al convertirse en una automotriz, estaba comprendida en el mismo régimen industrial, que mediante un decreto, la autorizó a producir camiones mediados, lo mismo que se le aplicó a Eniak SA, que produjo el Antique, IES (Industrias Eduardo Sal-Lari SA) y Lo Giúdice-Pace, esta empresa continuó con el armado de los Rastrojeros.

La nota de presentación del camión Grosspal, en la ciudad de Buenos Aires, apareció en la revista Su Auto número 50 del mes de junio de 1984. De ahí es que tomé las dos fotografías y los datos técnicos. Ahora los lectores que estén interesados en conocer más detalles técnicos del camión Grosspal les dejo unos enlaces con notas ya publicadas en años anteriores.

La primera nota con un folleto descriptivo del año 1986:

Las versiones de carrocerías estándar y por pedido:

El Grosspal fabricado para la empresa Coca-Cola:

La ficha técnica del Grosspal G 600 del año 1986:

La ficha técnica del  Mini-Bus Grosspal B 35 del año 1986

La exportación de camiones y minibuses a Bolivia:

Si te interesa colaborar con Archivo de autos auspiciando alguna nota, como seguidor, o poniendo publicidad, te dejo el siguiente enlace para tu información: https://archivodeautos.blogspot.com/2019/02/notas-patrocinadas.html

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos

Archivo de autos es un sitio editado por una sola persona de forma artesana, con los pocos recursos técnicos que dispone a mano.


#Archivodeautos, #CamiónArgentino, #GrosspalG600, #camiónmediano, #ElioAgustínGrosso

No hay comentarios.:

Publicar un comentario