jueves, 2 de julio de 2020

Vehículos a vapor de Amédée Bollée

Amédée Bollée fue un pionero en la motorización en Francia en las últimas décadas del siglo XIX. Fue un constructor de vehículos movidos a vapor, lo que se puede considerar un antecedente de los carruajes sin caballos, como se llamó en un principio a los automóviles, con motores de explosión interna.
 
L’Obéissante ómnibus de 12 pasajeros del año 1875. 

Bollée nació en el año 1844 cerca de Le Mans en Francia y era el hijo de un fundidor de campanas. A los 23 años comenzó a interesarse en la mecánica y en la fabricación de vehículos movidos a vapor. Para el año 1873 tenía diseñado un modelo con motor a vapor.

El 18 de agosto de 1873 obtuvo la patente de un tren delantero de giro corregido. Esto significaba que el plano de las ruedas se mantenía perpendicular al radio de la curva descrita. Amédée Bollée se basó en su invento que había ideado, en el año 1828, Onésiphore Pecqueur, ingeniero mecánico, que es conocido como el inventor del diferencial.

Teniendo el tren delantero de giro corregido, Bollée, fabricó L’Obéissante (La Obediente) en el año 1875. El nombre hacía referencia a la capacidad que tenía el conductor de llevar el vehículo, que era un ómnibus para 12 personas, donde quería.

La Mancelle break de 6 plazas del año 1878.

Además del volante de giro corregido este ómnibus tenía diferencial en sus ruedas motrices. Cada rueda estaba unida a un motor bicilíndrico en V de 90º, que era semi independiente conectado a una alimentación única a vapor, pero la posibilidad de regulación individual.

L’Obéissante fue presentado en París luego de tener el permiso de circulación. Hay que ubicarse en espacio y tiempo. Para tener una idea en su primer viaje cosechó 75 multas. Pero esa parte mala tuvo su lado bueno porque despertó interés, pero no generó pedidos como vehículo individual. En cambio si se lo solicitó para el transporte de personas.

Amédée Bollée luego del éxito de L’Obéissante se dedicó a producir un tranvía para 50 pasajeros a vapor. Para esta fabricación se asoció con Dalifol y el curioso tranvía tenía cuatro ruedas directrices y motrices. Pero lo más particular era un sistema que le permitía salirse de la vía. Este sistema se usaba cuando otro tranvía venía de frente por la misma vía. Es decir podía descarrilar y volver a montarse en las vías. Todo movido por servo motores a vapor.

Esquema de La Mancelle donde se ve el motor delantero
y la dirección de las ruedas delanteras.

Analizando el transporte individual es que Bollée se abocó a diseñar un vehículo para ese fin. Así fue como nació La Mancelle, en el año 1878, que se considera un antecedente directo de lo que serían los automóviles con motor a explosión interna.

La Mancelle era un vehículo que utilizó soluciones que luego serían comunes en los automóviles de finales del siglo XIX o principios del siglo XX. El motor delantero con cilindros verticales que presentaban una transmisión primaria por árbol longitudinal con tracción trasera por diferencial. Ese diferencial transmitía la fuerza a las ruedas traseras mediante el uso de cadenas.

Pero lo importante en su fabricación, en especial para la época, es que se produjeron 50 unidades. También que contaba con suspensión independiente en las ruedas delanteras y con capacidad para 6 pasajeros por lo que era considerado un modelo break en Francia. En las imágenes tenemos un par de esquemas que nos ilustran la mecánica de La Mancelle.

Pero el ingenio de Bollée, que era acompañado por uno de sus hijos, llamado igual que él, es que desarrolló un modelo más veloz: Le Rapide. Este modelo presentado en el año 1881 podía alcanzar los 60 kilómetros por hora. Les recuerdo a los lectores ubicarse en la época, los últimos 19 años del siglo XIX. Esa velocidad era elevada más para un vehículo a vapor.

Le Rapide break de 6 plazas del año 1881.

En cambio La Nouvelle, que era un ómnibus ligero de 6 plazas, del año 1880, participó de la carrera París-Burdeos-París en el año 1895. Este dato les da la pauta a los lectores qué tipos de vehículos participaban en esas primeras competencias en rutas abiertas.

Pero esta carrera le indicó a Amédée Bollée que el futuro estaba en los carruajes sin caballos con motores a explosión interna. Justamente un modelo pequeño de la marca Panhard et Levassor, al mando de Émile Levassor, ganó la carrera. Incluso hasta el propio De Dion dejó de lado los motores a vapor para pasar a fabricar motores movidos por combustibles líquidos.

Por suerte para nosotros se conservan en museos de Francia varios de los modelos a vapor que construyó Amédée Bollée. Al ver las imágenes, de estos que ilustran la nota, y de otros se nota una mezcla de carruajes tirados por caballos, y de cómo serían los fututos primeros automóviles que nos dieron los pioneros de la industria automotriz, en especial en Europa.

Algunos modelos nos pueden parecer aparatosos, pero tengan en cuenta el peso de las calderas y de los motores a vapor. Nada de eso era liviano. Por eso fue un logro de Amédée Bollée hijo su modelo ligero a vapor del año 1885 para dos personas, que ya vimos en esta misma sección llamada “Auto Antiguo”

Las fotografías y dibujos los tomé de la Enciclopedia Salvat del Automóvil. En cada epígrafe está indicado el modelo con su año de fabricación. Creo que valía la pena conocer estos vehículos movidos a vapor de Amédée Bollée, producidos en Francia, desde la década del setenta en el siglo XIX. Lo que se dice un antecendente directo de los automóviles que vendrán hacía fin del siglo mencionado.

Si te interesa colaborar con Archivo de autos auspiciando alguna nota, como seguidor, o poniendo publicidad, te dejo el siguiente enlace para tu información: 

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos

Archivo de autos es un sitio editado por una sola persona de forma artesanal, con los pocos recursos técnicos que dispone a mano.


#Archivodeautos, #AutoAntiguo, #AmédéeBollée, #Obéissante, #LaMancelle, #LeRapide, #LaNouvelle, #motoravapor, #Francia, #carruajesincaballos, #sigloXIX, #vapor, #vapeur, #steam, #Dampf, #vapore 

2 comentarios:

  1. Hola Mauricio como estas? Gracias, muy interesante para que no se pierdan los orígenes y las técnicas aplicadas desde el uso del vapor como propulsión. Saludos y gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Luis, por suerte estoy bien.
      Me alegro que pasaras a leer esta nota sobre los vehículos a vapor de Amédée Bollée.
      Saludos.

      Eliminar