jueves, 25 de junio de 2020

Amédée Bollée Fils y su modelo a vapor

El apellido Bollée esta ligado a la motorización de Francia de finales del siglo XIX. Amédée Bollée fue un precursor en la construcción de vehículos movidos con motores a vapor. No se los considera verdaderos automóviles pero fueron un antecedente de los modelos que conoceríamos en los últimos 15 años del siglo XIX.

Vehículo ligero de vapor de Amédée Bollée Fils del año 1885.
Amédée Bollée construyó dos vehículos a vapor que marcaron una etapa en la historia del posterior desarrollo de la industria automotriz europea. Si bien el motor a vapor se aplicaba en locomotoras, barcos y en la industria en general, donde produjo una revolución por la mecanización que trajo aparejada, Amédée Bollée, se aplicó en perfeccionar sistemas.

Por ejemplo desarrolló y patentó un tren delantero de giro corregido. Eso fue en el año 1873 y estableció una evolución respecto al eje delantero que giraban sobre un perno central. Este dispositivo de dirección fue el usual durante siglos en los carruajes tirados por caballos.

Son este sistema de giro corregido, y con el invento del diferencial, que ya existía, es que desarrolló el L’Obéissante (El Obediente) el nombre era un reflejo de su capacidad de giro, donde el chofer quería. Este vehículo era un ómnibus de 12 plazas. Luego vendrá La Mancelle también movido a vapor y para 6 personas.

Este segundo vehículo estaba destinado, al menos lo intentó, al transporte individual de personas, y no colectivo como el primero mencionado. Pero su hijo, Amédée Bollée, llamado igual que su padre, seguirá desarrollando los vehículos movidos a vapor. Esto a diferencia de su hermano Léon Bollée que se volcará a experimentar con motores de combustión interna.

Lo cierto que la empresa Amédée Bollée Fils fabricó, en el año 1885, un vehículo a vapor ligero de dos plazas. No se lo llama automóvil por las características propias del vehículo. Pero noten los lectores, en la vieja fotografía que ilustra esta nota, que ese modelo tiene los lineamientos que tomaran los primeros carruajes sin caballos, tal como se llamaban a los autos a finales del siglo XIX.

Lo primero que llama la atención es esa gran columna central, que no es otra cosa que la caldera del motor a vapor. En este caso se había logrado hacer un vehículo liviano. Ya que el gran problema de los motores a vapor era su enorme peso por los materiales empleados en su construcción.

Es interesante volver en el tiempo para tener una noción que estos vehículos a vapor estaría en pocos años compitiendo con los autos eléctricos y los movidos por motores de explosión interna. En el medio también estaban los motores movidos a gas y hasta con aire comprimido.

Era claro que la humanidad buscaba un sustituto al carruaje tirado por caballos. Tarde o temprano la evolución llegaría. En el medio de todo esto hubo un invento que muchos no tienen en cuenta, y que fue el primer vehículo que muchas automotrices europeas fabricaron: la bicicleta. Este vehículo, que todavía está con nosotros, y que también evolucionó, sigue siendo un vehículo individual que se ganó a muchos usuarios en las grandes ciudades europeas en aquellos años.

Por eso ver a los primeros autos, aislados de todos estos vehículos previos, es no llegar a tener una cabal noción de cómo fue la evolución. Muchas automotrices luego de fabricar bicicletas pasarían a producir motocicletas y recién años más tarde sus primeros automóviles. No están separados todos estos vehículos, sino que fueron parte de la evolución de la industria automotriz, especialmente, en Europa.

Lo mismo que muchas fábricas de armamento pasaron a producir partes de automóviles o directamente a tener modelos con su marca. Esto se debió al alto grado de mecanización y perfeccionamiento en tornería y matricería que desarrollaron para las armas. Porque necesitaban de mecanismos de mucha perfección en su funcionamiento.

Aquellos lectores que no sabían de estos vehículos movidos a vapor, ahora, conocen algo más sobre ellos. Pero no será la única nota. Ahondaremos más en el tema de los vehículos que realizó Amédée Bollée y alguna de las técnicas que usó y desarrolló.

La fotografía del vehículo ligero a vapor, que fabricó la empresa Amédée Bollée Fils en el año 1885, está tomada de la Enciclopedia Salvat del Automóvil y es la ilustración de esta nota de la sección “Auto Antiguo”.

Si te interesa colaborar con Archivo de autos auspiciando alguna nota, como seguidor, o poniendo publicidad, te dejo el siguiente enlace para tu información: 

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos

Archivo de autos es un sitio editado por una sola persona de forma artesanal, con los pocos recursos técnicos que dispone a mano.


#Archivodeautos, #AutoAntiguo, #AmédéeBolléeFils, #Francia, #motoravapor, #AmédéeBollée, #carruajesincaballos, #sigloXIX, #vapor, #vapeur, #steam, #Dampf, #vapore

No hay comentarios.:

Publicar un comentario