domingo, 29 de julio de 2018

Francital y su historia

La empresa carrocera Francital nació a finales de los años cincuenta. Dos apellidos son los fundadores de esta empresa: Gnagni y Melani. Dos hombres que se conocieron en Francia y trabajaron juntos en aquella nación. Conoceremos parte de la historia de Francital SRL de Argentina.

Roger Gnagni es el tercero parado desde la izquierda.
Al fondo lo que fue un gallinero. La fotografía fue tomada en el año 1953.

Para comenzar nos tenemos que remontar al año 1928 que es cuando nace Roger Gnagni, en Cannes, en el sur de Francia. Ciudad famosa por su festival internacional de cine. Pero también será el lugar donde dará sus primeros pasos en el mundo de las carroceras.

La empresa se llamaba Carrocerías Brandone y ahí conocerá a Duccio Melani, italiano de nacimiento que se naturalizó francés. Ambos, Gnagni y Melani, aprenderán el oficio de parte de Dante Baudena. Un artesano carrocero que los argentinos fierreros conocen, y mucho.

Baudena cuando viene a Argentina fundará la empresa Baufer con su socio Ramón Febrer. De las tres primeras letras del apellido de Baudena y de las dos primeras letras y de la última del apellido de Febrer, saldrá el nombre de la empresa carrocera. Conocida, y mucho, en el mundo de competición de Argentina.

Las cabinas de las camionetas que comenzaron a armar.

Algo parecido sucederá con el nombre Francital. Será un homenaje a los países que vieron nacer a Roger Gnagni (Francia) y a Duccio Melani (Italia). Pero esa empresa carrocera recién se creará en el año 1958. Volvamos un poco en el tiempo y nos encontraremos que Gnagni todavía está en su natal Francia con 20 años cumplidos.

La Segunda Guerra Mundial terminó y ha dejado una Europa en ruinas. Roger Gnagni conoce a Duccio Melani por el año 1940 cuando tenía 11 años de edad. Se forja una amistad entre ellos que seguirá en el trabajo en la carrocera Brandone. Y no terminará ahí.

Ya que cuando Gnagni viaja a Argentina con la promesa de encontrar un mejor lugar para su oficio se acordará de su amigo de la infancia. En el año 1953 alquila lo que había sido un gallinero en la calle Culpina del barrio Villa Soldati de la ciudad de Buenos Aires. Ahí comienza la historia de Francital, que todavía no era tal.

Un operario trabajando en la planta de Francital.

En esos inicios de Gnagni realizaba reparaciones en general de automóviles, camionetas y camiones. Las reparaciones también incluían chapa y pintura. En el año 1956 se une al trabajo de Gnagni su amigo de la infancia: Duccio Melani. Ahí nace la empresa Francital y queda bautizada.

La empresa carrocera empieza a tomar forma y en el año 1958 comienzan a fabricar sidecar y cabinas de los años 1940 y 1942 de las marcas Ford y Chevrolet. Estos trabajos son en cantidad y se comienzan a sumar las marcas de las empresas automotrices, que ya estaban operando en el país.

Así las marcas Fiat, Peugeot y Mercedes-Benz encargan los pedidos de carrocerías. Al ir sumando automotrices, que elegían las carrocerías de Francital, la empresa de Gnagni y Melani comienza a crecer. Tanto que fueron los carroceros exclusivo de Peugeot.

Para la marca francesa realizaron ambulancias, furgones y cúpulas con puerta horizontal o vertical. Estas carrocerías se armaban en chapa 18 con refuerzos de chapa 16. Uno de los modelos de furgón metálico Normandie era sobre la camioneta Peugeot T4B. Esa carrocería estaba construida en chapa acanalada con aislación térmica con forro interior de chapa galvanizada y luz interior. Las puertas traseras, de acceso a la caja de carga, eran dobles verticales.

Vista del frente de la planta en el barrio de Villa Soldati.

Llegamos a mediados de la década del setenta, 1975 para ser específico, es cuando Francital comienza a trabajar para otra carrocera argentina: Igarreta. Tenían contratos exclusivos con la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires, la Policía Federal y el Ejército Argentino. En ese lapso, que llega hasta el año 1980, se produjeron entre 100 y 150 unidades mensuales.

También en ese mismo período se produjeron ambulancias, doble cabinas y rurales para las empresas Ford Motor Argentina y General Motors Argentina. La estrella de la producción fue la camioneta de doble cabina porque Igarreta exportaba a Bolivia, Chile, Paraguay, Perú y Brasil, este último país con mayor cantidad de unidades. Para esa época Francital fue nombraba como la empresa carrocera número uno de Argentina por ser la que mayor número de unidades exportó.

Francital vendió en forma directa a concesionarias de la provincia de Córdoba. En esa provincia mediterránea se entregaron entre 15 a 20 cabinas mensuales. La época de esplendor de producción de Francital contó con 250 operarios en su planta de la calle Culpina 3.559 del barrio Villa Soldati de la ciudad de Buenos Aires. Durante ese período trabajó con casi todas las automotrices argentinas.

Durante el desarrollo de la Guerra de Malvinas, año 1982, la empresa Francital fabricó para el Ejército Argentino 40 lanzamisiles y unidades blindadas. Otro de sus productos fueron ambulancias especiales.

Camioneta Peugeot T4B con furgón metálico llamado Normandie.

La llegada de la Ford Bronco al país, cuando se abrió la importación de vehículos, posibilitó a Roger Gnagni crear un diseño mejorado que se realizó sobre camionetas de las marcas Ford y Chevrolet. Incluso contó con la aprobación de Ford Motor Argentina y se llegaron a producir 918 unidades de ambas marcas.

El cierre de Francital se produjo hacia finales de la década del noventa. Según aportó el propio Roger lo que no recuerda con exactitud si dejó de producir carrocerías en el año 1998 o 1999. Pero el dato es válido para conocer en que época se dejaron de producir las carrocerías de esta empresa argentina.

Esta nota no la podría haber escrito sin la valiosa ayuda de Sonia Gnagni, hija de Roger Gnagni, que me aportó los datos. Datos que fueron vertidos por el propio Roger que en la actualidad tiene 90 años de edad. Pero nada de esto hubiera sido posible sin que Sonia se comunicara conmigo.

Lo hizo porque el año pasado leyó una nota sobre unas carrocerías que Francital había realizado en la década del ochenta, para la empresa Ford Motor Argentina. De las cuales una ambulancia se exportó a Santo Domingo. Sonia y su hermano dieron con esa nota, publicada en Archivo de autos, y de esa manera se puso en contacto conmigo.

También las viejas fotografías son gentileza de Sonia Gnagni. Tanto las fotos de los inicios de Francital como las más modernas que están tomadas de una publicación, desconozco su nombre, sobre la industria carrocera argentina. Sonia me contó que su padre Roger sigue siendo un apasionado por las carrocerías.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos

Archivo de autos no cuenta con ningún apoyo publicitario. Es un sitio editado por una sola persona de forma artesanal, con los pocos recursos técnicos que dispone a mano.


#Archivodeautos, #Unpocodehistoria, #Francital, #RogerGnagni, #DuccioMelani, #carrocerías