jueves, 31 de diciembre de 2015

Calcott Brothers de Coventry

Una marca de automóviles no conocida por muchos. Veamos cómo se inició esta empresa británica. Todo comenzó en la localidad de Coventry cuando la Calcott Brothers comienza, en el año 1886, a fabricar bicicletas. En el año 1904 comienzan con la producción de motocicletas y recién en el año 1913 se dedican a la construcción de automóviles.

Calcott del año 1916.


Así el primer automóvil fue un pequeño modelo de tan solo dos plazas. El vehículo tenía un motor de 4 cilindros en línea con válvulas laterales que había sido proyectado por A. Alderson. Venía con una caja de cambios de tres velocidades, embrague de conos, usuales en aquellos primeros años de la industria automotriz, y la suspensión mediante elásticos semielípticos.

Los dueños de la empresa, los hermanos Calcott, sostenían que los automóviles se fabricaban totalmente en los establecimientos de Coventry. Pero la realidad era otra: los chasis se fabricaban en Escocia y las carrocerías se hacían en carroceras de Londres. Como se ve no es nuevo esto de meter “el perro” en la fabricación de automóviles.

Al finalizar la Primera Guerra Mundial la Calcott Brothers siguió con el mismo tipo de automóvil, pero con un nuevo motor de 1.645 centímetros cúbicos pero seguían con las válvulas laterales. Otra de las características de los primeros motores en los inicios del siglo XX.

Para el año 1923 se crea un nuevo modelo de automóvil de 2 litros de cilindrada con una potencia de 14 CV con 4 velocidades en su caja de cambios. Más tarde se fabricaron el tipo 10/15 HP de 1.495 centímetros cúbicos y el tipo 12/14 HP de 1.954 centímetros cúbicos. Este último modelo tenía la opción de venir con frenos delanteros, que a partir del año 1926 fueron estándar.

En ese mismo año aparece un modelo de 6 cilindros en línea con una cilindrada de 2.600 centímetros cúbicos del tipo 16/50 CV con dos carburadores horizontales. Pero los Calcott se convirtieron en automóviles caros y poco competitivos para el mercado británico para ese entonces. Eso marcó el cierre definitivo de la empresa Calcott Brothers.

Muchos seguidores de Archivo de autos, ahora, conocen una de las tantas marcas británicas que el tiempo se encargó de olvidar. Algunas por producir autos en muy baja escala o, en otros casos, por ser meras copias de autos franceses a alemanes. Durante los primeros años del desarrollo de la industria automotriz británica fue una constante.

No se respetaban las patentes, o para complicar las cosas, existían marcas duplicadas o triplicadas con el resto del continente europeo. El caso más típico fue Daimler. También cuando las licencias comenzaron a ser legales muchas marcas francesas, por ejemplo, tuvieron sus réplicas en Gran Bretaña.

Luego cuando la industria automotriz británica creció la cosa fue al revés y las licencias inglesas se comenzaron a ver en el resto de Europa. Un caso fue Austin, que hasta tuvo licencias en Estados Unidos. Pero para eso ya había corrido mucha agua bajo el puente.

El automóvil Calcott que vemos en la fotografía es un modelo del año 1916 que tomé de la Enciclopedia Salvat del Automóvil editada en Madrid, España, en el año 1974 y comercializada en Argentina en el año 1976.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos

¿Te enteraste? Ya arrancó la colecta “Una Internet para Archivo de autos”. Sumate con tu colaboración. En este enlace enterate cómo hacerlo:



Archivo de autos tiene Internet propia financiada por sus seguidores, ya que no cuenta con ninguna otra ayuda económica.