jueves, 11 de agosto de 2011

La línea Oldsmobile de 1957

Un folleto, muy completo, que llegó a mis manos, no sé bien porque vía, muestra las tres líneas de la marca Oldsmobile de General Motors de Estados Unidos para el año 1957.

La publicación era un anticipo confidencial para vendedores de la marca estadounidense. Supongo que también era para los concesionarios de General Motors de Argentina, todavía la empresa no fabricaba vehículos en el país, solo armaba y fabricaba algunas partes.

Las tres líneas del `57 eran: Golden Rocket 88, Super 88 y Starfire 98. Toda la gama de autos estaba inspirada en los cohetes. Era la época de las grandes aletas traseras y el exceso de cromados en los vehículos de los Estados Unidos.



Para no hacer muy larga la nota voy a dividir en tres entregas toda la gama de los Oldsmobile de 1957. En cada capítulo aparecerá una línea diferente. Hoy comenzaré con los autos más baratos de la gama: los Golden Rocket.

Los Golden Rocket 88

¿Se acuerdan de aquel programa llamado "La banda del Golden Rocket"? Bueno ese auto pertenecía a esta línea de Oldsmobile. Busquen la foto correspondiente entre los modelos que integran la línea, era la Holiday Coupé.


Las tres líneas, con sus diferentes versiones, de 1957 usaban el mismo motor de 371 pulgadas cúbicas, unos 6.079, 600 centímetros cúbicos, con una potencia de 277 HP a 4.400 revoluciones por minuto y el torque máximo era de 400 libras-pies. El diámetro de los pistones era de 4 pulgadas y la carrera de 3 11/16 pulgadas.


El motor de los Oldsmobile se llamaba Rocket T-400, que tenía 8 cilindros en V. El carburador era de 4 bocas con 2 bocas, las delanteras, que operaban hasta una aceleración media. Las otras 2 bocas, que eran las traseras, se abrían ante una mayor aceleración. Según el folleto era un carburador con una aceleración dual. Por supuesto que en ningún lado habla del consumo.


Los Golden Rocket se presentaban en las siguiente versiones: Holiday Coupé, Holiday Sedan, 2-Door Sedan, 4-Door Sedan, Convertible Coupé, Fiesta Sedan y Fiesta. Los modelos Sedan del 2 y 4 puertas, como el Fiesta venían con parantes en las puertas. Las demás versiones los llamaban techo duro (Hardtop) y no traían parantes.


Estéticamente las carrocerías eran iguales, pero no así sus medidas. En la última nota publicaré un cuadro con todas las medidas expresadas en pulgadas. Esto para que aprecien las diferencias de altura, que había de un modelo a otro dentro de la misma línea. También había diferencias con las distancias entre ejes.


Pese al tamaño considerable de estos Oldsmobile no tenían freno a disco en sus ruedas delanteras. Tengan en cuenta que era un auto de casi 5 metros con 30 centímetros de largo. El total de unos 1.940 milímetros y las dos trochas de 1.513 milímetros. Un auto largo y ancho que había que frenarlo con cuatro ruedas con frenos a tambor. Además solo tenían un pistón por rueda, que accionaba las dos zapatas de freno. El freno de estacionamiento era sobre las ruedas traseras con un pedal para destrabarlo.

La caja de cambios en esta línea era mecánica de tres velocidades para adelante y marcha atrás, con un embrague, también, mecánico. Por supuesto que la tracción era trasera con eje rígido. Tenía dos elásticos tipo Uniflex, como traía el Chevrolet 400 argentino, con dos amortiguadores hidraúlicos. La suspensión delantera era independiente con resortes helicoidales y amortiguadores hidraúlicos de doble acción, también contaba con una barra estabilizadora. La caja de cambios se conectaba al diferencial trasero con un cardán de dos partes. La primera más corta y la segunda más larga, articulado en el medio.


La dirección no era asistida en los Golden Rocket, sino mecánica. Tampoco tenía levantavidrios, ni asientos eléctricos, eso quedaba para los modelos más caros de la gama Oldsmobile de 1957. Dos curiosidades que tenían estos viejos autos, la boca del tanque de nafta estaba escondida detrás de la moldura que traía el faro trasero izquierdo y la otra que los dos caños de escape desembocaban en sendas rejillas del paragolpes trasero.

En la próxima entrega vendrá la descripción de los modelos que integraban la línea Super 88, que era la que le seguía en la gama de los Oldsmobile de 1957. Tengo que agradecerle a Julián Pérez que me ayudó en el escaneo de las imágenes que integran esta nota.

Mauricio Uldane