sábado, 4 de noviembre de 2017

Lamborghini Miura de Matchbox

No sé si conocí primero al Lamborghini Miura P400 por los Matchbox de mi infancia o a través de las revistas especializadas que compraba mi padre. También puede ser que fuera en simultáneo.  Ya que esta versión debe ser de finales de los años sesenta.


Las particularidades de este Lamborghini Miura es que abren sus puertas y tiene las ruedas delanteras que giran. Algo que compartía con otra pieza de los “autitos de colección” de mi infancia que ya vimos, el año pasado, en el “Garaje Miniatura”: la cupé Mercury Cougar.


Incluso ambos Matchbox comparten el mismo tipo de rueda con llantas de metal cromado con neumáticos de goma. Los dos tienen los signos, en sus carrocerías, de los juegos que tuvieron como escenario la mesa libro, de formica blanca con manchas negras, del comedor de mi casa de la infancia.


Siempre me gustó el Miura y en la actualidad sigue siendo un auto deportivo admirado por muchos. Sus líneas parecen no perder vigencia y este año en la edición de Autoclásica un Lamborghini Miura, de color blanco, se llevó el Premio Germán Sopeña por el voto de los periodistas acreditados a la muestra.


Pese a tener casi cincuenta años encima, y los juegos de la infancia, la pieza se conserva entera. Sus ruedas delanteras giran perfectamente y sus puertas abren y cierran como el primer día que llegó a mis manos. Seguramente desde la Librería San Agustín.


Lo que no conservé fue su caja original de cartón, con la que llegó a mis manos desde la mencionada librería. No sé que le habrá pasado a esa caja. Por eso, tal vez, esté manchada la pintura amarilla en el techo del Miura. Pero tampoco puedo afirmarlo con seguridad.


La gente de Lesney Products & Co. Ltd. se tomó el trabajo de hacer una pieza bastante fiel al Lamborghini Miura de escala 1:1. Tanto que el vidrio de la luneta, ese tan particular en el modelo real, que deja entre ver al motor de 12 cilindros en V de ubicación trasera transversal.


El interior de color rojo resalta con el color amarillo de la carrocería. A mi juicio un color ideal para un auto deportivo. Claro que es un gusto personal, me justa el color amarillo para un auto. Un detalle: el interior de las puertas es muy exacto con respecto al modelo real.


Eso lo descubrí gracias a Archivo de autos y las notas diarias que escribo. En una de esas notas conté la experiencia de manejo que tuvo el periodista de la revista Automundo, Miguel Ángel Barrau. En esa nota hay imágenes del tapizado interior de las puertas.


Lo llamativo, de ese tapizado, es el círculo alrededor de la manija alza cristales. En la pieza de Matchbox está perfectamente representado en su interior. Solo basta abrir una de sus dos puertas para confirmarlo. Se aprecia claramente en las fotos que ilustran esta nota sabatina.


Este Miura era uno de mis “autitos de colección” preferidos, y se nota en su carrocería, que fue uno de los elegidos en mis juegos. Juegos que siempre cuento se llevaban a cabo sobre la mesa libro del comedor de mi casa. Como superficie la colcha de planchar que le sustraía a mi tía abuela, con la condición de devolverla a su lugar.


Cuántos escenarios posibles habrá visto este Miura amarillo. El auto deportivo de origen itálico se prestaba para ello. Solo imagino el sonido del motor detrás de nuestras espaldas y la sensación de la aceleración que producía. La velocidad final inmensa para un chico que no tendría más de 8 años de edad.


Tal vez menos porque esta pieza es de mediados del año 1968. Así que tendría 7 años a punto de cumplir los 8. O tal vez los había cumplido cuando me lo regalaron. Han pasado muchos años para mantener vivo ese recuerdo. Lo cierto que el Miura es un testigo de aquella época.


Época de mi infancia que una de las principales actividades era jugar. Por supuesto que luego de hacer los deberes escolares. Eso estaba primero. Luego la mesa, que había servido para estudiar, se convertía en el escenario de mis juegos.


Juegos que también formaron parte de mi educación fierrera. Pero eso lo descubro cada sábado cuando salen publicadas estas notas en la sección “Garaje Miniatura”. Para mí, un chico de los años sesenta, solo era disfrutar de mis Matchbox.


Para los que tengan ganas de ver todos los “autitos de colección” del “Garaje Miniatura”, les dejo el enlace con la página donde están todas las notas publicadas hasta la fecha:


Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos

Archivo de autos no cuenta con ningún apoyo publicitario. Es un sitio editado por una sola persona de forma artesanal, con los pocos recursos técnicos que dispone a mano.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario