lunes, 7 de abril de 2014

El tercer Valiant que conocimos en Argentina

La empresa Fevre y Basset Ltda. SA, Chrysler Argentina SA, tal el nombre por aquel tiempo, presenta en abril de 1964 el Valiant III con una nueva carrocería que nada tenía que ver con el Valiant II.

Valiant III modelo 1964 en uno de tonos de azul de la nueva gama de 
colores. La foto es de un folleto de Fevre y Basset Ltda. SA, 
Chrysler Argentina SA del 20 de febrero de 1964.


El Valiant III tenía el mismo motor que la versión de 1963 del Valiant II. Las otras diferencias mecánicas eran una nueva relación del eje trasero y el carburador Holley de fabricación argentina. Este auto era la versión argentina del Dodge Dart de Estados Unidos y también en España se lo comercializó bajo esa marca y modelo.

El motor del Valiant III el Slant Six, de 6 cilindros, inclinado 30º hacia la derecha, para lograr un capot más bajo, tenía una cilindrada de 3.687 centímetros cúbicos y una potencia de 137 HP a 4.000 revoluciones por minuto. La compresión con una relación de 7,3:1. El diámetro de los cilindros era 86,4 milímetros y la carrera del pistón era de 104,77 milímetros.

El asiento delantero del Valiant III de 1964. La foto es de 
un folleto de Fevre y Basset Ltda. SA, Chrysler Argentina SA 
del 20 de febrero de 1964.
La caja de velocidades era de tres velocidades con la segunda y la tercera sincronizadas, además tenía marcha atrás, como corresponde. La palanca de cambios estaba ubicada en la columna de dirección debajo del volante, configuración clásica de los autos estadounidenses de aquellos años.

Las relaciones de las diferentes velocidades eran las siguientes: primera, 3,02:1; segunda, 1,76:1; tercera, 1:1 y marcha atrás, 3,95:1, salvo la marcha atrás la caja de velocidades mantenía las mismas relaciones que en el Valiant II.

Volante y tablero del Valiant III de 1964. 
La foto es de un folleto de Fevre y Basset Ltda. SA, 
Chrysler Argentina SA del 20 de febrero de 1964.
El diferencial tenía una relación de 3,07:1, que era diferente al Valiant II. Por supuesto que el eje trasero era el que traccionaba el auto. Los frenos eran a tambor en las cuatro ruedas con sistema hidráulico con servo freno.

La suspensión delantera era independiente con barras de torsión, articulaciones esféricas y amortiguadores hidráulicos. La suspensión trasera presentaba eje rígido con elásticos semielípticos de hojas asimétricas y amortiguadores hidráulicos.

Vista del tablero del Valiant III. La foto es de un folleto de 
Fevre y Basset Ltda. SA, Chrysler Argentina SA del 20 de febrero de 1964.
Las dimensiones del Valiant III eran las siguientes: largo, 4.975,9 milímetros; ancho, 1.772,9 milímetros; alto, 1.371,6 milímetros; distancia entre ejes, 2.819,4 milímetros; trocha delantera, 1.419,9 milímetros y trocha trasera, 1.412,2 milímetros. La capacidad del tanque de combustible era de 68 litros, ¡y lindo para llenar en estos días! El peso era de 1.325 kilogramos aproximadamente. Los neumáticos eran de la medida 6,40 x 13 de 4 telas de baja presión con cámara y banda blanca.

El Valiant III tenía su carrocería autoportante, como todos los autos compactos de origen estadounidense. La capacidad de plazas era de 5 a 6, dado que los dos asientos eran enterizos y que la palanca de cambios estaba ubicada en el volante.

El autor de esta nota cuando tenía 5 años de edad y a dos días 
de cumplir los 6 años. La fotografía fue tomada el 27 de septiembre 
de 1966 en el barrio de Recoleta en la ciudad de Buenos Aires.

Una nueva gama de colores se sumaban al rojo, blanco marfil y negro. Ahora también las carrocerías podían estar pintadas en 3 tonos de azul, 2 tonos de verde, tostado, beige, amarillo claro y gris.  En cuanto a los colores de tapizados eran rojo, azul, alabastro y marrón tostado. Los autos estadounidenses tenían, en esos años, la posibilidad de tener el tapizado engamado con el color del automóvil.

Tengo recuerdos de este automóvil. Recuerdos de cuando andaba en bicicleta y esta, de color rojo con rueditas (porque todavía no lograba hacer equilibrio), entraba perfectamente en el baúl del Valiant III. Ya no se ven autos con esa dimensión de baúl. Para bien o para mal las cosas han cambiado, tanto que no vemos fotos de niños de cinco años sentados en el capot de nuestros autos del siglo XX. Como testimonio de esa época les dejo la fotografía que atestigua que el escritor de estas líneas tiene contacto con los autos desde su más tierna infancia.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos



Archivo de autos es armado en un ciber por falta de recursos económicos, no por una política editorial.