Lenguaje claro

martes, 22 de diciembre de 2015

Wartburg de Alemania Oriental

La marca Wartburg se remonta a finales del siglo XIX en Alemania y para algunos historiadores es el primer BMW (Bayerische Motoren Werke). Pero al entrar en el siglo XX la marca desaparece de la localidad de Eisenach. En los años treinta hubo un intento de BMW de crear un pequeño automóvil con la marca Wartburg, pero no prosperó.

La línea completa de los Wartburg 1000 que fabricaba VEB Automobilwerk
Eisenach en Alemania Oriental. La fotografía es una gentileza
de Iván Boiero Sutter.


Cuando finaliza la Segunda Guerra Mundial la planta de Eisenach, de BMW, queda del lado de la Alemania controlada por el Ejército Rojo de la URSS (Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas). Los BMW de la preguerra se comenzaron a fabricar usando esa marca, pero del lado soviético.

Ante las protestas legales de la empresa BMW se creó la marca EMW (Eisenach Motoren Werke) en el año 1952 y se los siguió fabricando igual. Técnicamente seguían siendo BMW pero con otra marca y un atraso tecnológico por ser automóviles de finales de la década del treinta o principios de los cuarenta.

Wartburg Limuzyna de Luxe de VEB Automobilwerk Eisenach en
Alemania Oriental. La fotografía es una gentileza de Iván Boiero Sutter.
 

En el año 1955 aparece la marca Wartburg, nuevamente, y la empresa adopta el nombre de VEB Automobilwerk Eisenach (AWE). Nace el Wartburg 311, con un motor que era una evolución del DKW, que también perdió plantas del lado soviético. Por eso el motor era muy similar al Auto Union 1000 S que conocimos en Argentina.

Wartburg Limuzyna de VEB Automobilwerk Eisenach en Alemania Oriental.
La fotografía es una gentileza de Iván Boiero Sutter.

Para los cinéfilos les cuento que la película “El agente de C.I.P.O.L.”, de reciente estreno en Argentina, tiene un Wartburg en una persecución en el inicio de la trama, al lado de otro ícono de Alemania Oriental: un Trabant. La diferencia con el Trabant era la terminación y la calidad de los materiales que recibía la empresa, ahora estatal.

Con el tiempo, el Wartburg, se convirtió en la berlina por excelencia de la Alemania controlada por la URSS. El lujo podía llegar, en los primeros años de producción, en asientos de cuero, o pintura de la carrocería en dos tonos. Esto se puede apreciar, en las fotografías, gracias al valioso aporte de Iván Boiero Sutter, seguidor de Archivo de autos, que nos dejó un material gráfico muy bueno.

Los Wartburg 1000 berlina podían traer el techo corredizo.
La fotografía es una gentileza de Iván Boiero Sutter.

La semana pasada vimos el Graciela W, que era este auto alemán que vemos hoy, pero con menos imágenes para ilustrar. Ahora podemos apreciar la línea completa de los Wartburg de principios de la década del sesenta. La gama iba de un par de berlinas de cuatro puertas, pasando por una cupé, y terminando con dos modelos de rurales de dos puertas. Años más tarde hasta hubo una versión cabriolet de la cupé.

Wartburg Coupé fabricada en Alemania Oriental por VEB Automobilwerk
Eisenach. La fotografía es una gentileza de Iván Boiero Sutter.

Vayamos a ver los datos técnicos y comprobar las similitudes con el Graciela W que se fabricó, o armó dada la escasa cantidad de unidades, en Argentina de la mano de DINFIA (Dirección Nacional de Fabricaciones e Investigaciones Aeronáuticas). El motor era el mismo, pero en este caso, ya tenía otra cilindrada y por eso se denominaba 1000. La cilindrada era de 991 centímetros cúbicos con tres cilindros en línea de dos tiempos.

Hay una fotografía de la cadena de montaje de los Wartburg que se aprecia que el motor estaba invertido en el sentido de marcha exactamente igual al Auto Union 1000 S, que no era otra cosa que un DKW. La potencia era de 50 HP SAE o 45 CV DIN, mayor que los 37 HP del Graciela W argentino.

Wartburg Kombi de Luxe de la empresa VEB Automobilwerk Eisenach
en Alemania Oriental. La fotografía es una gentileza de Iván Boiero Sutter.

El diámetro de los cilindros era de 73,5 milímetros y la carrera de los pistones de 78 milímetros con una relación de compresión de 7,3:1 0 7,5:1. Esto es porque una de las rurales, la estándar, tenía menos velocidad final. La refrigeración era mediante el uso de agua y el radiador estaba cerca del parallamas del torpedo. El sistema eléctrico era de 6 volts con una batería de 84 amperes por hora.

Wartburg Kombi Standard fabricada en Alemania Oriental por VEB
Automobilwerk Eisenach. La fotografía es una gentileza de Iván Boiero Sutter.

La caja de velocidades era de cuatro marchas adelante más retroceso. La palanca de cambios se ubicaba en la columna de dirección. Las relaciones de las distintas marchas eran las siguientes: primera, 3,273:1; segunda, 2,133:1; tercera, 1,368:1; cuarta, 0,956:1 y marcha atrás, 4,44:1. La relación del diferencial era de 4,857:1 y la tracción era delantera.

Los modelos de los Wartburg eran: Limuzyna, Limuzyna de Luxe, Coupé, Kombi Standard y Kombi de Luxe. Hay una fotografía que muestra la línea completa. Las berlinas (Limuzyna) eran de cuatro puertas y todos los demás modelos son de dos puertas. Claro que las rurales tenían un portón trasero levadizo.

La línea de montaje de los Wartburg. Noten la disposición del motor, similar
a la del Auto Union 1000 S. La fotografía es una gentileza de Iván Boiero Sutter.

Las dimensiones de la línea Wartburg 1000 eran las siguientes: largo, 4.300 milímetros (Coupé, 4.210 milímetros; Kombi, 4.350 milímetros); ancho, 1.570 milímetros; alto, 1.450 milímetros (Kombi, 1.460 milímetros); distancia entre ejes, 2.450 milímetros; trocha delantera, 1.190 milímetros y trocha trasera, 1.260 milímetros. La medida de los neumáticos era 5.90 x 15 pulgadas para Limuzyna y Coupé, en cambio las Kombi montaban neumáticos 6.40 x 15 pulgadas. El peso de la Limuzyna era de 920 kilogramos y 935 kilogramos la Limuzyna de Luxe, la Coupé de 955 kilogramos y las Kombi de 1.025 kilogramos. El tanque de combustible tenía una capacidad de 44 litros.

El motor de los Wartburg 1000 de Alemania Oriental
que fabricaba VEB Automobilwerk Eisenach.
La fotografía es una gentileza de Iván Boiero Sutter.

La velocidad máxima era de 125 kilómetros por hora para todos los modelos salvo la Kombi Standard que alcanzaba solo a 105 kilómetros por hora. El consumo de combustible era de 7,8 a 9,5 litros cada 100 kilómetros recorridos para las Limuzyna y la Coupé. En cambio las Kombi consumían de 8,2 a 11 litros cada 100 kilómetros.

Los datos técnicos, como las fotografías, fueron tomados de un folleto polaco del Wartburg 1000 que generosamente Iván Boiero Sutter nos compartió en Archivo de autos. Hoy pudimos conocer un poco más a los Wartburg que se fabricaban en Alemania Oriental y que en Argentina conocimos como Graciela W, aunque solo en la versión berlina de cuatro puertas estándar.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos

¿Te enteraste? Ya arrancó la colecta “Una Internet para Archivo de autos”. Sumate con tu colaboración. En este enlace enterate cómo hacerlo:


Archivo de autos tiene Internet propia financiada por sus seguidores, ya que no cuenta con ninguna otra ayuda económica.