sábado, 7 de febrero de 2015

La Respuestita del Sábado

Un auto para ir a naufragar


El diseñador del Amphicar, tal el nombre del auto de la fotografía, fue el ingeniero alemán Hans Trippel. Los seguidores que acertaron fueron: F62 y Javier Cherro. Felicitaciones por sus conocimientos o por haber leído Archivo de autos.

Amphicar diseñado por el ingeniero Hans Trippel.


Menciono esto porque hace mucho tiempo salió publicada una nota sobre el Amphicar. En especial unas fotos que le tomaron a dos unidades que recalaron en Uruguay para el Salón Internacional de la Industria de 1965 que se realizó en la ciudad de Montevideo. Según un seguidor uruguayo de Archivo de autos ingresaron dos unidades al vecino país y ahí se quedaron. Resulta que era más caro sacarlas de Uruguay que dejarlas a la deriva con patente alemana. Parece que uno de los Amphicar era rojo y el otro blanco.

La idea de los autos anfibios en el ingeniero Trippel no era nueva sino que se remonta antes, o al principio de la Segunda Guerra Mundial. Intervino en el diseño de algunos de los anfibios de la marca Volkswagen para uso militar. A diferencia del Amphicar que era el primer automóvil anfibio de uso civil, diseñado y construido para tal fin.

Tuvo problemas de oxidación en las partes bajas de la carrocería y donde más unidades existen en la actualidad es en Estados Unidos, porque en rigor a la verdad el auto fue exportado en su mayoría hacia ese destino. Además empresarios estadounidenses financiaron el proyecto de Hans Trippel que nació en 1959 con el nombre Eurocar y luego pasaría a llamarse Amphicar en la siguiente década y recibió dos motores ingleses diferentes: Austin y Triumph.

La fotografía que nos sirvió para jugar durante esta semana la tomé prestada de la revista Parabrisas número 29 del mes de abril de 1963. Para aquellos que estén interesados en conocer más detalles del Amphicar los invito a que lean la siguiente nota, ya publicada en el blog de Archivo de autos en el año 2012:

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos



Archivo de autos es armado en un ciber por falta de recursos económicos ya que no cuenta con financiación o publicidad de ningún tipo.