jueves, 11 de diciembre de 2014

Lancia Theta, un auto exitoso

Vincenzo Lancia fundó la empresa que llevó su apellido en el año 1907. En el año 1913 presentó su modelo Theta que derivaba de un vehículo militar: el 1 Z. Así un vehículo militar se convirtió en un automóvil de calle exitoso.

El Lancia Theta del año 1913, el primer auto europeo con sistema eléctrico de fábrica.


Pero vayamos a como se inició el Theta. Vincenzo Lancia nombró a sus autos con letras del alfabeto griego. Así nacieron el Alfa, Dialfa, Beta, Gama, Delta, Épsilon y Eta. En 1912 aparece el 1 Z como vehículo militar para ser carrozado como camión o vehículo especial, como ambulancia, laboratorio fotográfico, oficina móvil entre otros usos militares.

El 1 Z tenía una buena terminación con un motor de cuatro cilindros en línea con una cilindrada de 4.940 centímetros cúbicos con una potencia máxima de 70 HP a 2.200 revoluciones por minuto. La caja de velocidades era de cuatro marchas con cardán y una distancia entre ejes de 3.350 milímetros. La relación de desmultiplicación del diferencial limitaba la velocidad a sólo 60 kilómetros por hora.

Vincenzo Lancia luego de experimentar con 1 Z se convenció que podía ser la plataforma para un automóvil de calle. Para ello conservó la estructura general alargando la distancia entre ejes a 3.378 milímetros y angostó la trocha. La otra modificación fue dotarlo de una relación de diferencial que lo llevara a correr a 110 kilómetros por hora. Esta velocidad máxima no era nada despreciable para el año 1913.

El Lancia Theta fue presentado en los Salones de París y Londres durante el año 1913 y el éxito del público visitante, a ambas muestras, no se hizo esperar. Y todo se debió a una novedad que introdujo Vincenzo Lancia. Esa novedad era en vender el Theta con un sistema eléctrico de fábrica. Esto que nos parece extraño no lo era a principios del siglo XX.

En aquellos años tanto el sistema de iluminación eléctrico, como el arranque del motor, también eléctrico, no eran de norma en la construcción de un automóvil y era considerado un accesorio que había que montar y adaptar a cada vehículo.

Lancia consideró que sus automóviles debían presentar un sistema homogéneo y unificado sacándole el carácter precario o provisional que presentaba el sistema eléctrico. De esta forma el Lancia Theta se convirtió en el primer automóvil europeo que incorporó el sistema eléctrico como de origen como cualquier otro órgano mecánico.

Para lograr esto es que Vincenzo Lancia patentó el sistema con los números 126.655, 135.529 y 137.962. Dichas patentes se lograron en Italia entre julio de 1912 y julio de 1913; en Estados Unidos de julio de 1913, en Gran Bretaña en noviembre de 1913 y en Francia en julio de 1914.

Antes del estallido de la Primera Guerra Mundial se lograron fabricar unas 1.700 unidades del Lancia Theta. Fue un récord para la casa Lancia que superó, con este modelo, a todos los modelos anteriormente fabricados.
El motor del Theta con válvulas laterales, algo normal en aquellos viejos motores, sirvió de base para otros modelos de la casa Lancia, tanto en versiones civiles como militares.

De esta forma el éxito del Lancia Theta fue grande. Y demostró como un vehículo de uso militar se convirtió en un exitoso automóvil de turismo en Italia durante la década del diez. Otro dato antes de terminar, el Lancia Theta en realidad nació como el modelo 25/35 HP y tiempo más tarde adoptó el nombre de Theta y de esta forma lo conocimos en su paso a la historia de los grandes automóviles del mundo.

La fotografía del Lancia Theta, que nos indica que fue tomada en un museo europeo, fue tomada de la Enciclopedia Autorama que fuera publicada en el año 1968.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos



Archivo de autos es armado en un ciber por falta de recursos económicos ya que no cuenta con financiación o publicidad de ningún tipo.