martes, 30 de septiembre de 2014

El Mini del año 1980

Alec Issigonis diseñó el Mini que presentó al mercado inglés en el año 1959 y produjo una revolución en la industria automotriz. No solo por la disposición del motor, transversal, sino por como acomodó el motor y el gran espacio que destinó para pasajeros y equipaje.

El Austin Mini 1000 de 1980 en diferentes vistas. Fotografías de
un folleto de la empresa British Leyland Cars Limited de julio de 1980.


Si bien el motor transversal no fue su invento si la producción masiva se inició con el Mini. Desde finales del siglo XIX hubo varios intentos de colocar el motor en posición transversal, tanto adelante como atrás en los primitivos automóviles. Muchos de esos “carruajes sin caballo” contaron con motores transversales de uno o dos cilindros y muy escasa potencia.

Lo cierto que el Austin Mini marcó el camino que muchas empresas tomarían en la década siguiente para sus automóviles chicos y medianos, que varios de ellos eran utilitarios. Con el devenir de los años el motor transversal se convertiría en común y corriente para todos los segmentos de autos de todas las gamas, desde los más baratos a lo más costosos.

En Argentina hubo algunos modelos de los viejos Mini que llegaron para competir en algunas carreras, ya sea como autos extranjeros o bien porque los importaron al país. En cambio en la vecina orilla de Uruguay hubo muchas más unidades en circulación y los diferentes tipos de competencias.

Al abrirse la importación en el año 1979 la British Leyland Ltd. tuvo su importador y representante, en Argentina, que fue Luconi-Winograd SA de Warnes 1421/25 de la ciudad de Buenos Aires. Pero una de las curiosidades de la masiva importación de automóviles fue que muchos se lanzaron a la aventura de venderlos. Entre los concesionarios que integraban la red de Luconi-Winograd estaba Guillermo Brizuela Mendez Automotores SA.

El tablero y el interior del Austin Mini 1000 de 1980 en diferentes vistas.
Fotografías de un folleto de la empresa British Leyland Cars Limited de julio de 1980.

Para los más jóvenes “El Negro” Guillermo Brizuela Mendez fue un famoso locutor y animador de los primeros años de la televisión en blanco y negro y en vivo. Su agencia estaba ubicada en la Avenida Cabildo 4674 de la ciudad de Buenos Aires. Así un famoso de la tele se ponía a vender autos importados desde Gran Bretaña.

El Austin Mini nació como un auto utilitario que traía vidrios corredizos en cambio de ser levadizos, mecanismo que encarecía el precio final. Así de simple eran los primeros Mini, pero en versiones potenciadas lograron ganar muchos rallyes en los duros circuitos europeos. Baste recordar sus actuaciones en el famoso Rally de Montecarlo. También fue el protagonista de varias películas por ser rápido, pequeño y muy fácil de ubicar y ocultar de los potenciales perseguidores.

La versión que llegó a estas playas, el Austin Mini 1000, en el año 1980 era un poco más refinada y traía levanta vidrios mecánicos con mejores tapizados y acabados con más detalles. Además hay que recordar que este auto se fabricó bajo licencia en algunos países europeos como España e Italia por mencionar dos naciones.

El famoso motor de cuatro cilindros en línea ubicado en forma transversal con una cilindrada de 998 centímetros cúbicos con una potencia de 39 CV DIN a 4.750 revoluciones por minuto. La relación de compresión era de 8,3:1 con un diámetro de cilindros de 64,58 milímetros y la carrera de los pistones de 76,2 milímetros. Una de las características de este motor era que su radiador del sistema de enfriamiento estaba ubicado de cara al guardabarros delantero izquierdo, como se puede apreciar en la fotografía del vano motor.

El baúl del Austin Mini 1000 de 1980 en diferentes vistas. Fotografía de
un folleto de la empresa British Leyland Cars Limited de julio de 1980.

La caja de velocidades era de cuatro marchas hacia adelante y marcha atrás. Las relaciones de las distintas velocidades eran las siguientes: primera, 3,525:1; segunda, 2,218:1; tercera, 1,433:1; cuarta, 1,000:1 y marcha atrás, 3,54:1. El embrague era de accionamiento hidráulico y era por diafragma de diámetro de 180 milímetros.

Los frenos eran hidráulicos de tambor en las cuatro ruedas con dos zapatas principales en las ruedas delanteras y con zapata principal y secundaria en las ruedas traseras. Los tambores eran de un diámetro de 180 milímetros. La dirección era de tipo de cremallera.

La suspensión era independiente en las cuatro ruedas con muelles de goma cónica con amortiguadores hidráulicos del tipo telescópicos. Este sistema de suspensión era un desarrollo de la empresa inglesa British Motor Company, que luego pasaría a ser British Leyland Ltd., cuando se produce la fusión con el Grupo Leyland.

Las medidas del Austin Mini 1000 de 1980 eran las siguientes: largo, 3.050 milímetros; ancho, 1.410 milímetros; alto, 1.350 milímetros y distancia entre ejes, 2.040 milímetros. El peso en el orden de marcha era de 617 kilogramos.

El vano motor del Austin Mini 1000 de 1980 en diferentes vistas. Fotografía
de un folleto de la empresa British Leyland Cars Limited de julio de 1980.

El Mini 1000 ofrecía comodidad para cuatro pasajeros adultos y tenía las ventanillas accionadas por manivela, como mencioné. Venía con climatizador calentador con tomas de aire ubicadas a la altura de la cara, para entrada de aire fresco. Las ventanillas traseras eran del tipo pivotantes y el tapizado era de nylon a rayas y los asientos delanteros eran reclinables. El parasol del acompañante tenía espejo de cortesía y había bolsillo en las puertas.

El sistema eléctrico era de 12 volts con una batería de 30 amperes por hora con alternador para la carga. El lavaparabrisas era eléctrico con limpiaparabrisas de dos velocidades con intermitente. El tablero central, una característica del los Mini, contaba con el siguiente instrumental: velocímetro, medidor de nivel de combustible, manómetro de presión de aceite, medidor de temperatura, testigos lumínicos de luces de baliza, luces largas y carga de batería.

Un famoso automóvil inglés que muchos pudieron comprar en la versión de 1980 en Argentina, aunque tengo que decirles que no entraron muchas unidades al país. Tal vez, como en el caso del Escarabajo brasileño, eran automóviles que llegaban tarde al mercado argentino. Había pasado un poco más de 20 años de su lanzamiento al mercado europeo. Aunque todavía gozaba de prestigio dentro de toda Europa y se lo seguía fabricando en distintos países en diferentes versiones.

Tenemos que recordar que el Mini en Gran Bretaña tuvo muchas versiones, hasta de cuatro puertas, pasando por furgón comercial y hasta un modelo de pick-up o camioneta ligera. También dentro del grupo de la BMC (British Motor Company) tuvo diferentes marcas como Austin, Morris o Wolseley. Incluso con aumentos de cilindrada y potencia. Hasta la base del Mini dio origen a modelos de mayor tamaño como el Austin 1800, que en síntesis parecía un Mini grande.

Hoy vimos cómo era el Austin Mini 1000 del año 1980 importado por Luconi-Winograd SA en Argentina a través de un folleto, que me enviara este importador a finales del año 1980. El folleto tiene como fecha de impresión julio de 1980 y es otro de los documentos que integran mi archivo personal que nutre a las notas diarias que se publican en Archivo de autos, este sitio que habla sobre los viejos autos que supimos conseguir.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos



Archivo de autos es armado en un ciber por falta de recursos económicos, no por una política editorial.