lunes, 25 de agosto de 2014

La Kombi de Isard

La empresa Isard Argentina fabricó un modelo de rural que fue la hermana del Isard T 700 y que se llamó Isard Kombi 700. Hoy conoceremos un poco más de cerca cómo era esa pequeña rural de hace 50 años atrás.

Isard Kombi 700 del año 1964.
Fotografía de Parabrisas número 38 de enero de 1964.


La parte mecánica era similar a la de su hermano de dos puertas y hoy podríamos decir que la Kombi 700 era un tres puertas, por tener un portón trasero levadizo para acceder al espacio de carga que era bastante generoso dadas las pequeñas dimensiones de este automóvil.

Isard Argentina fabricaba pequeños automóviles bajo licencia de Goggomobil de Alemania. Así lanzó al mercado argentino el Isard T 300, el Isard T 400, el Isard T 700 y la Isard Kombi 700. También no nos olvidemos del Isard 1204 un auto con espíritu deportivo que supo ganarse un lugar en el mundo de las competencias automovilísticas.

El motor era de 4 tiempos con una cilindrada de 682 centímetros cúbicos con dos cilindros opuestos en forma horizontal refrigerados por aire mediante una turbina. La potencia era de 33,9 HP SAE o 30 CV DIN a 4.900 revoluciones por minuto. La compresión era de 7,3:1 con un diámetro de cilindros de 78 milímetros y una carrera de los pistones de 72 milímetros.

Perfil derecho de la Isard Kombi 700 del año 1964.
Fotografía de Parabrisas número 40 de marzo de 1964.

El carburador que alimentaba este pequeño motor era de la marca Solex 32 PCI que recibía el combustible por una bomba de accionamiento mecánico. El carburador se ubicaba en la parte central superior del motor y por medio de dos tubos de sección circular llegaba a las toberas de admisión del motor.

Al igual que su hermano la Kombi tenía motor delantero con tracción trasera algo poco visto en automóviles de tan poca cilindrada en aquellos años. En general estos microautos eran de motor y tracción trasera. De esta forma la suspensión trasera era por eje rígido con elásticos semielípticos longitudinales de 3 hojas y amortiguadores hidráulicos.

En cambio la suspensión delantera era independiente mediante dos brazos en forma de letra “A”. Donde el superior era longitudinal y el inferior transversal respecto del sentido de marcha de la Kombi 700. Se completaba el tren delantero con resortes helicoidales y, por dentro de estos, amortiguadores hidráulicos.

La Isard Kombi 700 del año 1964 vista de trompa con las puertas abiertas.
Fotografía de Parabrisas número 38 de enero de 1964.

La caja de velocidades era de cuatro marchas sincronizadas y marcha atrás. Un dato curioso era la disposición del diagrama de velocidades, que por suerte para el conductor, esta estampado en la bocha de la palanca de cambios. La primera y la tercera estaba ubicadas abajo y la segunda y la cuarta arriba, al igual que el Citroën 2 CV. En el caso del Isard 700 se debía a que el motor y la caja fueron diseñados para ser usados en la parte trasera. Las relaciones de las velocidades eran las siguientes: primera, 4,48:1; segunda, 2,27:1; tercera, 1,33:1; cuarta, 1,00:1 y marcha atrás, 4,12:1. La relación del diferencial trasero era de 4,86:1.

Los frenos hidráulicos eran de tambor en las cuatros ruedas con un diámetro de 230 milímetros. El ancho de las cintas era de 30 milímetros y la superficie total de frenado era de 488 centímetros cuadrados. El freno de estacionamiento de accionamiento mecánico accionaba sobre las ruedas traseras de la Kombi 700. La dirección era del tipo sinfín y sector.

Las dimensiones de la Isard Kombi 700 eran las siguientes: largo sin defensas, 3.420 milímetros; ancho, 1.470 milímetros; alto, 1.379 milímetros; distancia entre ejes, 2.000 milímetros; trocha delantera, 1.200 milímetros y trocha trasera, 1.170 milímetros. El peso en vacío era de tan solo 640 kilogramos y su carga útil de 302 kilogramos, con lo cual el peso total admisible era de 942 kilogramos. Los neumáticos eran de la medida 520 x 12 que necesitaban 23 libras por pulgada cuadrada tanto para los delanteros como traseros.

Tres fotos que nos muestran el tablero de Isard Kombi 700 del año
1964 y la ubicación de la rueda de auxilio en el capot.
Fotografía de Parabrisas número 38 de enero de 1964.

La carrocería era del tipo rural, como vemos en las fotografías, con dos puertas delanteras y una puerta trasera en la cola, que nos facilitaba la carga y descarga del equipaje. Facilitaba la capacidad de carga que el asiento trasero se podía rebatir para ampliar el volumen. La Kombi 700 tenía un chasis conformado por dos largueros longitudinales de sección en forma de letra “U” que estaban soldados en su parte abierta a la plataforma de la carrocería.

La capacidad de la Kombi era de cuatro pasajeros adultos, ya que colocar tres  personas en el asiento trasero las obligaba a viajar muy apretadas. En un test que le hicieron en la revista Parabrisas se asombraron de la capacidad volumétrica del espacio trasero, pero se encontraron que en caso de pinchadura de un neumático, que se ubicaba debajo del capot, había que retirar toda la carga para acceder al crique y las herramientas que estaban debajo del piso trasero.

En el road test número 25 de la Isard Kombi 700 establecieron una velocidad máxima en 104,6 kilómetros por hora de promedio. También establecieron un consumo de 14,7 kilómetros por litro para el uso ciudadano; de 21,3 kilómetros por litro circulando en ruta a 80 kilómetros por hora y de 16,9 kilómetros por litro a altas velocidades, también en ruta. La aceleración era de 0 a 80 kilómetros por hora de 18 segundos con 2 quintos. Estos datos fueron tomados de la revista Parabrisas número 40 del mes de marzo de 1964.

Esta pequeña rural tuvo aceptación en el mercado argentino y se vendía bien para el segmento en el que competía: los autos chicos y económicos. Todavía quedan algunas unidades con vida y bien conservadas por sus propietarios. La Isard Kombi 700 fue única en su segmento y no tuvo competencia, ya que la mayoría de los microautos eran berlinas o cupés de dos puertas.

Las fotografías que ilustran esta nota fueron tomadas de las revistas Parabrisas número 38 de enero de 1964 y del número 40 de marzo de 1964.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos



Archivo de autos es armado en un ciber por falta de recursos económicos, no por una política editorial.