martes, 12 de agosto de 2014

Audi 200, un auto de lujo

Audi NSU Auto Union AG (Aktiengesellschaft, sociedad por acciones) presenta en el año 1983 su nuevo modelo Audi 200, que estaba basado en el Audi 100. Hoy veremos cómo era ese automóvil alemán de lujo.

Audi 200 del año 1984. Fotografía tomada de un folleto de
la empresa Audi NSU Auto Union AG de enero de 1984.


La aparición del Audi 100 llevó a la marca Audi a ocupar nuevamente un lugar entre los automóviles de lujo fabricados en Alemania, luego de varias décadas de estar en ese sitio. Durante mucho tiempo la marca Audi estuvo relegada a autos de menor gama cuando reapareció la marca, a mediados de la década del sesenta, después de décadas de no estar presente en el mercado alemán.

El Audi 200 era una mejora en cuanto la gama de autos medianos grandes de lujo que estaba basado en la plataforma del Audi 100 que había introducido algunas novedades en el mundo de los automóviles alemanes. El bajo coeficiente de penetración aerodinámico era uno, el otro era que su parabrisas y luneta estaban encolados a la carrocería para mejorar el Cx. Esto era similar a lo que ocurriría con el Ford Sierra.

Pero había otra novedad con respecto a las turbulencias en la carrocería del Audi 100 y 200, las ventanillas de las cuatro puertas estaban al ras de la carrocería. No corrían dentro de colisas sino que estaban apoyadas en los parantes de las puertas. Para evitar que los vidrios se salieran de su lugar un perno de acero hacía las veces de guía en las puertas.

La cola del modelo Audi 200 Turbo de 1984. Fotografía tomada de 
un folleto de la empresa Audi NSU Auto Union AG de enero de 1984.

Hasta los vierteaguas habían sido estudiados para impedir que produjeran resistencia al circular el Audi 100/200. Tanto era así que el Audi 200 ofrecía un Cx de 0,32 para el modelo equipado con el motor de 2,2 litros con 136 caballos de fuerza. Las ruedas, el interior de los guardabarros y hasta el alerón del paragolpes trasero recibieron un estudio por parte de los ingenieros de la casa Audi.

Dos eran las motorizaciones que se ofrecían a los potenciales compradores: uno de 136 CV y otro de 182 CV. Era el mismo motor de cinco cilindros en línea de ubicación delantera con tracción delantera con la misma cilindrada de 2.144 centímetros cúbicos pero el más potente con turbocompresor. Así el menos potente, con 136 CV DIN a 5.700 revoluciones por minuto, era alimentado por inyección mecánica con regulador de la marcha en caliente con una compresión de 9,3:1.

La versión más potente, llamada 200 Turbo, ofrecía una potencia de 182 CV DIN a 5.700 revoluciones por minuto y su alimentación era por inyección mecánica con turbocompresor accionado por los gases del escape con refrigeración del aire de compresión. La relación de compresión era de 8,8:1, más baja que el motor menos potente. De esta forma las dos versiones disponibles del Audi 200 eran: 200 y 200 Turbo.

Tablero del Audi 200 del año 1984. Fotografía tomada de
un folleto de la empresa Audi NSU Auto Union AG de enero de 1984.

Las cajas de velocidades para el modelo 200 eran dos de serie y una opcional. Las de serie eran un caja de cuatro velocidades más una marcha llamada E que venía a ser una quinta marcha de relación ampliada. La otra caja era de cinco marchas hacia delante. La opcional era la automática. El embrague era del tipo monodisco en seco y la tracción era delantera con el diferencial unido a la caja de velocidades, es decir una caja puente, que se ubicaba por detrás de motor.

La suspensión delantera era independiente conformada por brazos triangulares inferiores, resortes helicoidales y amortiguadores hidráulicos. La suspensión trasera era por eje rígido con barra Panhard, resortes helicoidales, amortiguadores hidráulicos con barra estabilizadora.

Los frenos eran de disco en las cuatro ruedas con los delanteros con ventilación interior. El sistema hidráulico era doble en diagonal con servo freno con regulador de frenado según la carga transportada. Con el motor con turbo traía sistema antibloqueo en forma opcional.

Los tapizados de cuero opcionales del Audi 200 de 1984. La foto de abajo nos muestra la combinación deportiva. Fotografías tomadas de un folleto de la empresa Audi NSU Auto Union AG de enero de 1984.

La dirección era asistida hidráulicamente por un sistema central y la columna de dirección era de seguridad con elemento desencajable. El sistema eléctrico funcionaba con 12 volts con un alternador de 90 amperes y una batería de 300 amperes o 63 amperes por hora.

Las medidas del Audi 200 eran las siguientes: largo, 4.807 milímetros; ancho, 1.814 milímetros; alto, 1.422 milímetros; distancia entre ejes, 2.687 milímetros; trocha delantera, 1.468 milímetros; trocha trasera, 1.469 milímetros y despeje, 126 milímetros. El peso en vacío era de 1.260 kilogramos y el peso total admisible era de 1.760 kilogramos. La capacidad del tanque de combustible era de 80 litros y los neumáticos era de la medida 205/60 HR 15.

Las velocidades máximas, de acuerdo a los dos modelos y las cajas de cambio, eran las siguientes: para el Audi 200 con caja de 4 marchas + E, 200 kilómetros por hora, que era la misma velocidad que para la caja de quinta. En cambio con caja automática bajaba a 195 kilómetros por hora. Las velocidades máximas para el Audi 200 Turbo eran 230 kilómetros por hora para la caja de cinco marchas y de 223 kilómetros por hora para la caja automática.

Transparencia del Audi 200 del año 1984. Fotografía tomada de
un folleto de la empresa Audi NSU Auto Union AG de enero de 1984.

El consumo de combustible, nafta de 98 octanos, era de 5,8 litros a 7,3 litros cada 100 kilómetros recorridos para el Audi 200 según el tipo de caja de velocidades y marchando a 90 kilómetros por hora. Para la misma velocidad el Audi 200 Turbo hacía 6,9 litros y 8,1 litros cada 100 kilómetros según montara caja manual o automática. La verdad que entre los dos motores, el normal y el turbo, la variación de consumo, según la fábrica, era casi nula. Unas décimas más para el 200 Turbo, pero en esencia el consumo era prácticamente igual, pese al aumento de potencia.

El tapizado de cuero, los colores metalizados para la pintura de la carrocería, la computadora de abordo, los asientos con calefacción, la caja de cambio automática, los asientos regulables en forma eléctrica con memoria, eran algunos de los opcionales que se ofrecían, tanto para el Audi 200 como para el Audi 200 Turbo. Porque el aire acondicionado era de serie para el 200 Turbo o el sistema antibloqueo de frenos.

El tablero era sobrio como en la mayoría de los autos alemanes, incluso el del Audi 200 nos remite a algunos modelos de Porsche, en especial por la forma del volante con sus cuatro rayos. Las ventanillas de las cuatro puertas venían con levanta vidrios eléctricos de serie al igual que el cierre centralizado de las puertas y la tapa del baúl.

Detalle de los vidrios de las ventanillas con el perno de acero que eran la guía en los parantes de las puertas del Audi 200 del año 1984. Fotografía tomada de un folleto de la empresa Audi NSU Auto Union AG de enero de 1984.

Audi volvía al mercado de los automóviles de lujo de Alemania. Nosotros sabemos, gracias a la importación de autos, que significa tener un Audi, sin importar el tamaño. Una marca que se ganó el corazón de muchos argentinos, en especial de la década del noventa hasta nuestros días.

Hoy pudimos ver más de cerca el Audi 200 gracias a un folleto que me mandara la empresa en el año 1984 y que forma parte del archivo de datos e imágenes que se nutre diariamente a Archivo de autos para darles a conocer, a los seguidores y lectores, aquellos viejos autos que supimos conseguir.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos



Archivo de autos es armado en un ciber por falta de recursos económicos, no por una política editorial.