sábado, 17 de mayo de 2014

Un récord de velocidad para Guinness

Un 17 de mayo de 1922 el piloto K. Lee Guinness logró alcanzar los 215,246 kilómetros por hora y se convirtió en un récord de velocidad mundial. Esto se logró en la pista británica de Brooklands, en Gran Bretaña.



A bordo de un automóvil Sunbeam, construido para batir récord, logró alcanzar los 215,246 kilómetros por hora en la pista de Brooklands el piloto K. Lee Guinness. En las tres viejas fotografías se puede apreciar, en el extremo superior izquierdo, a Guinness antes de lograr la marca récord; en el extremo superior derecho, se aprecia la línea de llegada y abajo el automóvil Sunbeam revisado por el mecánico de Guinness.

La pista de Brooklands había sido construida luego de la prohibición de efectuar, en Gran Bretaña, carreras en ruta. Dada las dimensiones de la pista de Brooklands se efectuaron muchos intentos para batir récord de velocidad. Pilotos de toda Europa concurrían a tal fin. Además de disputarse muchas competencias, algunas de extensa duración.

Las fotografías fueron publicadas en la Enciclopedia Autorama, fascículo 47 el 18 de octubre de 1968.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos



Archivo de autos es armado en un ciber por falta de recursos económicos, no por una política editorial.