sábado, 22 de marzo de 2014

Volvimos de la guerra

El sábado pasado vimos como la clase parisina se preparaba para ir a combatir en la Primera Guerra Mundial. Los pertrechos junto a los oficiales y soldados se alistaban y despedían para combatir en el frente. Ahora volvían un poco magullados.

Lámina del ilustrador francés René Vincent publicada en 1916.


De esta manera retrataba René Vincent en esta lámina francesa, de 1916, titulada “El regreso del emboscado”. Irónicamente la clase parisina vuelve a casa golpeada pero asistida por su valet. No es cuestión de perder la elegancia aunque estemos heridos.

No solos los hombres acusan la fatiga de la guerra, también los pertrechos han vuelto abollados o rotos. Ni siquiera el lujoso automóvil se ha salvado de la metralla alemana. Vidrios rotos, guardabarros abollados y neumáticos emparchados es el resultado de la guerra en el regreso a la madre patria.

Una humorada de Vincent para demostrarnos que ese espíritu parisiense no se vio afectado por la primera gran guerra, aunque en las trincheras el panorama no fuera tan romántico. Ni hablar de la próxima conflagración mundial. Ahí todo se iría literalmente al diablo.

La lámina humorística fue publicada en la Enciclopedia Autorama, fascículo 45 del 27 de septiembre de 1968.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos



Archivo de autos es armado en un ciber por falta de recursos económicos, no por una política editorial.