sábado, 1 de marzo de 2014

Se rompió

La ilustración de este sábado nos muestra una situación que solía pasar con los primeros automóviles de principios del siglo XX. Que se nos rompieran los rayos de madera de las ruedas de nuestro auto y encima nos terminaba llevando de tiro un noble caballo.

Ilustración vienesa de 1904.


Los primeros automóviles solían tener frecuentes problemas en sus partes mecánicas y nos dejaban tirados a la vera del camino. Eso parece ser lo que pasó en la situación descripta en la ilustración vienesa de 1904. No solo se rompió la rueda trasera izquierda, sino que un caballo lleva de tiro al encaprichado automóvil.

Hasta el chofer parece que la ligó porque tiene un pañuelo en la cabeza. No solo está herido el auto, sino también algunos de sus ocupantes. Las retiradas fallas de los primeros automóviles no los hacían confiables para realizar viajes largos, incluso ni siquiera de mediano alcance.

La tecnología fue mejorando y los autos se hicieron muy eficientes y confiables, pero pasarían varias décadas para llegar a esa situación.

La vieja ilustración vienesa fue publicada en la Enciclopedia Autorama, fascículo 44 del 20 de septiembre de 1968.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos


Archivo de autos es armado en un ciber por falta de recursos económicos, no por una política editorial.