sábado, 11 de agosto de 2018

Dos Mercury Cougar, dos tamaños

El Mercury Cougar fue un automóvil que me impactó en mi niñez. No recuerdo con exactitud si primero lo conocí a través de mis Matchbox de la infancia, o en alguna revista especializada. Me inclino por lo primero, así fue como conocí a muchos autos cuando era chico.


Esta será la primera nota, de la sección “Garaje Miniatura”, donde compararemos modelos de los catálogos de Matchbox de dos escalas diferentes. Por un lado el más chico, de la escala 1:64, y por otro el más grande, de la escala 1:43. Esta última de la serie King Size.


Así veremos dos piezas, que producía la empresa británica Lesney Products & Co. Ltd., con la marca Matchbox. Los más pequeños con esa caja de cartón que remedaba a una caja de fósforos. De ahí el nombre de estos autitos de juguete británicos.


Porque los Matchbox, aunque uno siendo un niño los llamara “autitos de colección”, en realidad nunca dejaron de ser juguetes. Juguetes que tenían muy buenos detalles y respetaban el tamaño real del automóvil que representaban.


Vayamos a la comparación entre los dos Mercury Cougar de los Matchbox de mi infancia. Ambos llegaron al siglo XXI con sus respectivas cajas de cartón originales. Tal como llegaron a mis manos de la Librería San Agustín a la vuelta del edificio donde vivía.


El Cougar chico ha sufrido los avatares de los juegos de mi infancia y por eso tiene tantas cachaduras en la pintura de su carrocería. Por lo que me contaron es una versión poco habitual por el color crema con el que está pintado. Estimo que llegó a mis manos cuando tendrían 6 o 7 años de edad.


En cambio el Cougar de la serie King Size está en mejores condiciones en materia de la pintura de su carrocería. Si bien tiene detalles está mejor cuidado. Esto es porque estimo que llegó a mis manos cuando tendría entre 8 y 9 años de edad.


Veamos las similitudes entre ambas piezas, de tamaños diferentes. Los dos Cougar tiene ruedas delanteras directrices, puertas que se abren y gancho de remolque en la parte trasera. Hasta las ruedas con llantas de chapa y goma son similares.


En el caso del King Size parece que reaccionó el pegamento de la llanta con la goma de la rueda. Este defecto también lo presenta otra pieza, que será nota similar en “Garaje Miniatura”. Pero eso será el mes que viene.


El Cougar chico llevó el número 62 en el catálogo de Lesney Products & Co. Ltd. y el King Size el número 9. Ambos presentados en años diferentes, si la memoria no me falla. Seguro que un coleccionista de Matchbox nos despejará las dudas de los años de comercialización.


Lo llamativo del Cougar grande era su pintura dorada metalizada. Algo que un chico de 8 años no venía a menudo en las calles argentinas. Pero además estaba el plus de tener un auto estadounidense que se podía ver en las revistas especializadas. O mejor en alguna serie de la tele o película.


Una de las cosas que llamaron la atención del Mercury Cougar eran sus faros escamoteables detrás de la parrilla. Verlo de frente solo parrilla era raro para aquellos años de la infancia. Y yo tenía la suerte de tener dos, de distintos tamaños, estacionados en sus respectivas cajas.


Les dejo los enlaces de las notas previas del Mercury Cougar en su versión chica, de la escala 1:64: http://archivodeautos.blogspot.com.ar/2016/11/mercury-cougar-de-matchbox.html Y de la versión King Size, es decir la escala de 1:43 de Matchbox: http://archivodeautos.blogspot.com.ar/2016/01/mercury-cougar-


Para los que tengan ganas de ver todos los “autitos de colección” del “Garaje Miniatura”, les dejo el enlace con la página donde están todas las notas publicadas hasta la fecha:

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos

Archivo de autos no cuenta con ningún apoyo publicitario. Es un sitio editado por una sola persona de forma artesanal, con los pocos recursos técnicos que dispone a mano.


#Archivodeautos, #GarajeMiniatura, #MercuryCougar, #Matchbox, #KingSize, #LesneyProductsCoLtd