sábado, 27 de mayo de 2017

Dodge con caja de madera

El camión Dodge de Matchbox de este sábado se parecía mucho a los camiones de transporte de ganado. Esos que frecuentemente podía ver de chico al salir por cualquier ruta que llegara a la ciudad de Buenos Aires. El barrio de Mataderos se encargaba, y se encarga, de recibir el ganado en pie para faenarlo.



Así que este camión frontal Dodge tenía esa similitud con los camiones de hacienda tan vistos en Argentina. En realidad no era esa la carga que llevaría en su país de origen, sino otra y variada.


Lo cierto que tampoco era un camión habitual de ver en las rutas argentinas, menos frontal y con la marca Dodge. Esos camiones en Argentina eran muy diferentes a finales de la década del sesenta. Ya hemos visto alguno parecido a los fabricados en el país.


Este Dodge con caja de madera, en realidad de plástico en la miniatura de Matchbox, está en perfectas condiciones de conservación. Tal vez sea otra pieza que llegó a mis manos con más edad en mi infancia. No se le aprecian raspones de ninguna clase.


Salvo la caja de color verde oscuro el resto de la carrocería y el chasis son de metal. Y anterior a la famosa serie Superfast que se comenzó a comercializar en el año 1969. Lo que he notado en estas notas para la sección “Garaje Miniatura” es la gran cantidad de camiones que tengo desde la infancia.


Son mayoría con respecto a los autos o camionetas. Sin contar los remolques o trailers que integraban el catálogo de la empresa británica Lesney Products & Co. Ltd.  En esta pieza en particular parece no estar casi rodada. Tal vez tuvo pocas horas de juegos o lo cuidé más que a los otros.


Juegos que se desarrollaban sobre la mesa libro, de formica blanca con manchas negras, del comedor de mi casa de la infancia. Ese centro social de la familia. Casi todo lo importante pasaba sobre esa mesa, como jugar con mis amados Matchbox de la infancia.


Como siempre, al menos en estas piezas que les vengo enseñando sábado tras sábado, tiene su caja de cartón original. Tal como llegó a mis manos, seguramente, desde la Librería San Agustín a la vuelta de mi casa. Exactamente en la misma manzana.


Siempre les digo que no soy un coleccionista. He atesorado estos Matchbox primero como una colección de chico y con el paso del tiempo como un recuerdo de esa época. Pero no por nostalgia del tiempo pasado, sino como un testimonio de una etapa de mi vida.


Ahora a la vuelta de las décadas descubro lo que esos Matchbox significaron, y significan, en mi vida: un aprendizaje. Ese conocimiento de vehículos de todo el mundo, y en algunos casos desconocidos para un chico argentino. Todo eso fue un entrenamiento sin saberlo.


Claro, yo simplemente me dedicaba a jugar, por ejemplo, con este camión frontal de color amarillo de la marca Dodge. Para mí ese era el objetivo en aquellos años de la niñez. El resto vendría después y terminaría en este sitio llamado Archivo de autos. Para eso pasaron casi 5 décadas…


Para los que tengan ganas de ver todos los “autitos de colección” del “Garaje Miniatura”, les dejo el enlace con la página donde están todas las notas publicadas hasta la fecha:


Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos

Archivo de autos tiene Internet propia financiada por sus seguidores y por publicidad en este blog.