lunes, 22 de febrero de 2016

Rambler boca de pescado

Ni bien la empresa IKA (Industrias Kaiser Argentina SA lanzó, en el año 1963, su nueva línea de automóviles Rambler el público lo bautizó “boca de pescado”, por la forma de la trompa, en forma de letra “V” acostada con una parrilla que copiaba ese diseño. La nueva carrocería nada tenía que ver con el modelo que se comenzó a fabricar en Argentina en el año 1962.

Rambler Classic 660 del año 1964 con las tazas más grandes.
La fotografía es un extracto de una publicidad de la
revista Panorama de abril de 1964.


Lo que sí conservaba era el mismo motor: el Continental 6L-226 de 6 cilindros en línea con una cilindrada de 3.707 centímetros cúbicos (226 pulgadas cúbicas) con una potencia de 119 HP a 4.000 revoluciones por minuto y una relación de compresión de 7,3:1.

Este motor tenía un diámetro de los cilindros de 84,138 milímetros y una carrera de los pistones de 111,125 milímetros. Estas mismas medidas eran las que presentaba el motor Continental 4L-151, que era de cuatro cilindros en línea, que usaba el Jeep de IKA. Esto pasaba porque la empresa estadounidense, radicada en la provincia de Córdoba, lo fabricaba de esta forma para racionalizar los blocks argentinos.

El Rambler Classic 660 que probaron los periodistas de la revista Parabrisas.
La fotografía corresponde a la revista Parabrisas número 43 de junio de 1964.

La caja de velocidades era de tres marchas hacia adelante y marcha atrás. La primera marcha no estaba sincronizada y la palanca de cambios estaba ubicada en la columna de dirección. El embrague era del tipo monodisco seco. Las relaciones de las distintas velocidades eran las siguientes: primera, 2,798:1; segunda, 1,551:1; tercera, 1,000:1 y marcha atrás, 3,798:1. La relación del diferencial trasero era de 3,73:1.

El Rambler que vemos hoy era el modelo Classic 660 que era similar en mecánica al Ambassador y a la rural Cross Country. La diferencia con el Ambassador era en cuanto al equipamiento de lujo. Ya que el modelo mencionado tenía levanta vidrios eléctricos, por ejemplo. Desde el punto de visto de la carrocería no había diferencias notables, salvando detalles ornamentales.

Gracias a un road test que realizaron en la revista Parabrisas es que tendremos la posibilidad de conocer algunas performances de este Rambler Classic 660 del año 1964 fabricado en Argentina por la empresa IKA. Este auto compacto de origen estadounidense estaba en el segmento de autos grandes para el mercado interno. Tanto que era uno de los más largos fabricados en ese momento, principios de los años sesenta.

Pruebas de frenado en el Autódromo de la Ciudad de Buenos Aires
durante el road test de la revista Parabrisas. La fotografía corresponde
a la revista Parabrisas número 43 de junio de 1964.

Las medidas del Rambler Classic 660 eran las siguientes: largo, 4.920 milímetros; ancho, 1.840 milímetros; alto, 1.390 milímetros; distancia entre ejes, 2.840 milímetros; trocha delantera, 1.480 milímetros y trocha trasera,  1.458 milímetros.

La suspensión delantera era independiente mientras que la trasera era mediante uso de eje rígido con brazo Panhard y resortes helicoidales. Las cuatro ruedas llevaban amortiguadores hidráulicos de doble efecto. Los frenos eran de tambor en las cuatro ruedas. La dirección tenía una gran desmultiplicación que la hacía liviana a costa de muchas vueltas de volante. El radio de giro hacia la derecha era de 10,90 metros y para la izquierda de 11,40 metros.

La velocidad máxima obtenida en la prueba realizada por los periodistas de la revista Parabrisas fue de 146,4 kilómetros por hora de promedio en varias pasadas en ambos sentidos. La aceleración era de 0 a 100 kilómetros por hora de 14 segundos y 2 quintos. El consumo de combustible era de 5,4 kilómetros por litro para la ciudad. En cambio a 80 kilómetros por hora constantes en ruta se podían recorrer 8,7 kilómetros con un litro de combustible. A 120 kilómetros por hora se lograba un consumo similar al manejo ciudadano.

Área de barrido de los limpiaparabrisas del Rambler Classic 660
del año 1964. La fotografía corresponde a la revista
Parabrisas número 43 de junio de 1964.

Para detener el Rambler Classic 660 se necesitaban 19,30 metros de 60 a 0 kilómetro por hora. En cambio para detenerlo de 100 a 0 kilómetro por hora la distancia recorrida era de 57,50 metros. Por encima de los 115 kilómetros por hora la distancia aumentaba a 79,60 metros. Alguna de las particularidades del Rambler Classic 660 de 1964 era tener el limpiaparabrisas accionado por el vacío del múltiple. Con lo cual a mayor aceleración dejaban de funcionar. Si se desaceleraba volvían a barrer normalmente.

La comodidad interna era muy grande tanto que se podían alojar 6 personas en su habitáculo. Tres adelante y tres atrás. Esto gracias a la palanca de cambios al volante y a las generosas dimensiones internas. Los testers encontraron muy duros los frenos que no tenían asistencia de ningún tipo. A diferencia del Rambler Ambassador donde sí se contaba con un servo freno. Pero a la hora de funcionar eran efectivos y no presentaban fatiga.

La evaluación final arrojó que el Rambler Classic 660 del año 1964 era un buen auto para usar en la ciudad, para pasear y hacer turismo. Siendo cómodo y grande. Además presentaba un buen despeje para los malos caminos argentinos de aquellas épocas.

Las fotografías que ilustran esta nota fueron tomadas de la revista Parabrisas número 43 de junio de 1964 donde salió publicado el road test mencionado. En cambio la fotografía a color la tomé de una vieja publicidad de la revista Panorama de abril de 1964.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos

¿Te enteraste? Ya arrancó la colecta “Una Internet para Archivo de autos”. Sumate con tu colaboración. En este enlace enterate cómo hacerlo:


Archivo de autos tiene Internet propia financiada por sus seguidores, ya que no cuenta con ninguna otra ayuda económica.