Lenguaje claro

martes, 16 de febrero de 2016

Fracasos automotrices

Ninguna empresa automotriz, a nivel mundial, no está exenta de sufrir un fracaso comercial por la producción de un modelo determinado. En algunos casos, esos fracasos significaron pérdidas millonarias para una determinada automotriz. Por no poder recuperar la inversión del automóvil producido o por juicios iniciados por clientes insatisfechos. Hoy veremos algunos casos de automóviles estadounidenses o europeos que tuvieron fracasos de ventas o no fueron aceptados por el público al que iba destinado.

Edsel Corsair Four Door Hardtop del año 1957.


Arranquemos con el Edsel, en el año 1957, que le significó millones de dólares de pérdida a la empresa Ford Motor Company. Fue un automóvil equivocado en su tiempo que vieron la luz en una época diferente. Desde su cuestionada trompa hasta los adelantos tecnológicos que traía. Muchos de los cuales no funcionaron bien en un principio.

Se realizó una costosa campaña publicitaria con la idea de vender 200.000 unidades en seis meses, pero la realidad fue que solo la mitad de esa cifra se logró vender en los dos años que duró su producción. También fue desafortunado el nombre que se confundía con la marca de un tractor.

Chevrolet Corvair del año 1960.

Pero para poder salvar algo de la cantidad de dólares invertidos en el proyecto Edsel, que era una marca y no un modelo, fue que destinaron las instalaciones para producir el automóvil compacto de la Ford: el Falcon. Otro de los problemas internos de la empresa fue que los primeros Edsel eran fabricados en la División Lincoln-Mercury y al parecer había intereses creados entre las distintas marcas de la Ford Motor Company.

Otro automóvil estadounidense que le dio más de un dolor de cabeza a la General Motors Corporation fue el Chevrolet Corvair. Un automóvil revolucionario para el mercado de Estados Unidos: motor trasero y refrigerado por aire. Algo impensado para un mercado más conservador en materia de automóviles. Pero los problemas no estaban en sus características técnicas, sino en lo inseguro que podía ser. Como incendiarse.

NSU Ro 80 del año 1967.

Así se lo comienza a fabricar en el año 1960 y en el año 1965 el abogado Ralph Nader sacó su libro “Peligroso a cualquier velocidad” (Unsafe at any Speed). Nader fue lapidario con el Corvair: “Uno de los automóviles peores y más peligrosos que se han construido”. Esto le costó disculpas públicas a la General Motors Corporation y modificar el Corvair. Nada impidió que las ventas fueran cayendo año tras año hasta que se lo sacó de producción a finales de la década de sesenta.

Volkswagen K 70 del año 1970.

La empresa NSU (NeckarSUlm), antes de fusionarse con la Auto Union AG (Aktiengesellschaft, sociedad anónima), presentó en el año 1967 una berlina, NSU Ro 80, con unas líneas poco habituales para esa época. También era revolucionario el motor: un Wankel (motor rotativo) fabricado por la sociedad COMOTOR, donde eran participantes NSU y Citroën.

El motor Wankel KKM 612 no estuvo a la medida de las expectativas creadas. Una por el elevado consumo de combustible y por otro lado por la baja resistencias al desgaste de las piezas internas del motor. Esto lo mejoró la empresa Toyo Kogyo para su modelo Mazda RX-7 que conocimos los argentinos cuando se lo importó al país. La carrocería del NSU Ro 80 estaba adelantada a su época y tampoco logró cautivar al público europeo.

Fiat 132 del año 1971.

La empresa Volkswagenwerk AG trató de buscarle un sucesor al mítico Escarabajo, que para el año 1970, ya estaba viejo. Para eso lanzó el Volkswagen K 70 de líneas más cuadradas y con el desarrollo de la NSU, empresa que había sido absorbida por la primera. El parecido con el NSU Ro 80 es muy grande. El K 70 no logró su objetivo y el Escarabajo se siguió fabricando hasta mediados de los años setenta en Alemania. Luego la empresa Volkswagen contrató los servicios del diseñador italiano Giorgetto Giugiario y ahí la cosa cambió lográndose diseños de carrocerías más armónicos.

Citroën GS Birrotor del año 1973.

Fiat SpA (Società per Azioni) también tuvo una oveja negra entre sus automóviles y fue el Fiat 132. Fue presentado en el año 1972 para reemplazar al Fiat 125. Lo que le jugó en contra el poco equipamiento y la baja confiabilidad. Para el año 1981 se lo rebautizó Argenta y ya, con las mejoras, tuvo aceptación del público italiano. También la Fiat no le dio apoyo a una cupé que diseñara Pininfarina sobre el Fiat 130. El carrocero italiano hizo varias versiones pero al no contar con el apoyo necesario se discontinuó el proyecto.

Citroën también incursionó en el mundo de los motores Wankel con el GS Birrotor, que compartía el motor con el NSU Ro 80. Otro fracaso estrepitoso que hasta significó el retiro de unidades de los puntos de venta. Alto consumo, gastaba más nafta que el CX 2400 contemporáneo. Se lo presentó en septiembre de 1973 y para el año 1975 ya se lo había dejado de producir. Además el motor Wankel, de esa época, presentaba lo mismos problemas de resistencia de materiales que su colega NSU Ro 80. La suerte estaba echada y nada se podía hacer al respecto.

Pacer del año 1975.

La AMC (American Motors Corporation) siempre se caracterizó por vehículos que en parte, rompían con los moldes establecidos, como que fue la automotriz estadounidense en tener el primer auto compacto. Pero con el Pacer las cosas no salieron tan bien cuando se lo presentó en enero de 1975.

Para empezar el diseño vidriado correspondía más a un modelo europeo que a uno diseñado para Estados Unidos. Otro punto en su contra fue el motor de 6 cilindros en línea con poca potencia y gran consumo. Con una cilindrada de 4.200 centímetros cúbicos y una potencia de 110 HP que apenas alcanzaba los 150 kilómetros por hora.

Renault 14 del año 1976.

Régie National des Usines Renault presentó en junio de 1976 el Renault 14 un automóvil diseñado por el Centre Style Renault. Desde un principio el nuevo modelo recibió comentarios adversos por su estética. No por las prestaciones técnicas o de confort. El difícil inicio, con muchas expectativas, que no se vieron reflejadas, el modelo continuó en producción con más versiones.

Las dos nuevas versiones llevaron sendos nuevos motores. Para el año 1983 el Renault 14 fue desplazado de la producción por el nuevo modelo: el Renault 11. Que vino a ocupar su lugar en el segmento del mercado automotriz correspondiente.

Vimos como algunos modelos de automóviles fueron estrepitosos fracasos, o fracasos menores con reparaciones en el camino. Pero lo cierto es que cuando un automóvil se gana el título de malo es difícil remontar la cuesta. A veces por mérito del mal producto, o de un producto apurado o sin terminar de redondear. Lo cierto es que ninguna empresa automotriz grande no tiene oculto en su pasado un automóvil que no quiere recordar. Las fotografías que ilustran esta nota fueron tomadas, en su totalidad, de la revista Su Auto número 27 de mayo de 1982.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos

¿Te enteraste? Ya arrancó la colecta “Una Internet para Archivo de autos”. Sumate con tu colaboración. En este enlace enterate cómo hacerlo:


Archivo de autos tiene Internet propia financiada por sus seguidores, ya que no cuenta con ninguna otra ayuda económica.