Lenguaje claro

martes, 6 de octubre de 2015

Pontiac GTO: recuerdos de la infancia

Hoy no hablaremos tanto de cuestiones técnicas, sino de sentimientos de la niñez. Las siglas GTO (Gran Turismo Omologato, en italiano, o Gran Turismo Homologado, en español) me remiten a un autito de colección, que debe estar en alguna parte de mi casa. De eso vamos a hablar.

Pontiac GTO convertible del año 1967.


A diferencia del modelo convertible de la foto el que tenía era Hard Top sin parantes de dos puertas. Puertas que se abrían y el color de la carrocería era gris. Hasta suspensión tenía. Y si mi memoria no me traiciona era de la marca Buby, pero como decía el finado Tu Sam, puede fallar.

Nuevamente recurriendo a la memoria el modelo a escala, creo, que era 1966. Este de la foto es 1967, pero de líneas muy similares con esa característica trompa de los Pontiac GTO. La sigla literalmente se la afanaron a las Ferrari GTO y eso causó cierto revuelo.

Hasta una novel revista Car & Driver intentó hacer un test entre los dos automóviles en el lanzamiento del Pontiac GTO en el año 1964. Todo fue parte de una campaña de marketing de la General Motor Corporation para posicionar el modelo. Lo lograron y el GTO tuvo su éxito en Estados Unidos.

Si habré jugado con ese Pontiac GTO y siempre, pero siempre, me gustó la línea. Hoy diríamos que es un auto clásico con todas las letras. Los seguidores de Archivo de autos que son coleccionistas de autos a escala sabrán de qué hablo. Hasta giraban sus ruedas delanteras y la carrocería era de metal. En cambio la parte de abajo, el chasis, era de plástico de color negro.

Los que fuimos chicos entre los años sesenta y setenta nos cansamos de jugar con los Matchbox o los Buby, solo por recordar dos marcas que me vienen a la mente. Claro que con algunos jugaba poco porque mi viejo me sentenciaba que eran autos de colección.

Algunos están, si están, porque siguen igual que hace más de 45 años en sus cajas originales cuando se compraron. Claro que jugué con ellos pero los cuidé. Ahora tuve otros a los que no les perdoné la vida y así quedaron. Esos fueron viejos Matchbox, muy buscados hoy, con ruedas macizas y que llevaban la marca Lesley. Los entendidos en la materia saben de qué hablo.

Dentro de mi cabeza se está amasando la idea de mostrar esos autitos que formaron parte de mi niñez durante el año que viene. Como una nota semanal, y una sección más de Archivo de autos. Tal vez reemplace a la sección “Transparencias”. Tengo que seguir madurándolo.

Mientras tanto hoy les dejo una foto, y no mucho más, de un viejo Pontiac GTO convertible modelo 1967 que apareció en la revista Parabrisas número 83 de noviembre de 1967. En ese entonces apenas tenía 7 años y estaba por terminar mi primer grado en la escuela primaria.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos



Archivo de autos es armado en un ciber por falta de recursos económicos ya que no cuenta con financiación de ningún tipo.