sábado, 1 de agosto de 2015

Bentley para Le Mans

El fundador de la empresa Bentley, William Owen Bentley, no era partícipe de construir automóviles sobrealimentados. Tenía un cliente, que además era piloto, Sir Henry Birkin, que le insistía que le fabricara uno. Como Birkin logró contar con el apoyo financiero necesario para la empresa, William Owen Bentley, accedió a realizar el Bentley de 4,5 litros sobrealimentado que hoy vemos su transparencia.

Bentley 4,5 litros del año 1930 fabricado para la carrera de Le Mans.


Los organizadores de la famosa carrera de Le Mans, donde quería participar Birkin, solicitaban a los constructores un mínimo de 50 unidades para poder realizar la homologación. Así que William Owen Bentley se vio en la necesidad de fabricar dicha cantidad de automóviles sobrealimentado en el año 1930.

Este Bentley tenía un motor de cuatro cilindros en línea con una cilindrada de 4.398 centímetros cúbicos y con una potencia de 240 CV a 4.200 revoluciones por minuto. En el dibujo de Bruno Belli se puede apreciar como el compresor está ubicado por delante del radiador del Bentley.
El Bentley de 4,5 litros nunca tuvo una destacada actuación en las pistas, pese los apoyos financieros que tuvo, o la perseverancia de Birkin en competir con él. La mejor ubicación que obtuvo fue un segundo puesto en el Gran Premio de Francia. La mala suerte, o fallas mecánicas, acompañaron a este auto en su derrotero por las pistas.

Como William Owen Bentley tuvo la imposición de fabricar 50 unidades, para poder homologarlo para Le Mans, esos autos se vendieron entre los años 1930 y 1931. La gran mayoría en el segundo año. Si bien la versión de calle era menos potente que la de Le Mans podía alcanzar los 170 kilómetros por hora.

La verdad que el dibujo de Bruno Belli es exquisito y nos muestra al detalle este auto inglés sin suerte en las competencias. El dibujo apareció publicado en la Enciclopedia Salvat del Automóvil del año 1974. Para los interesados en bucear un poco más en la historia de este Bentley de 4,5 litros les dejo el siguiente enlace con una nota publicada el año pasado en Archivo de autos:

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos



Archivo de autos es armado en un ciber por falta de recursos económicos ya que no cuenta con financiación de ningún tipo.