Lenguaje claro

jueves, 9 de julio de 2015

Benz para romper récord de velocidad

Antes de fusionarse con la empresa Daimler, la Benz, tuvo una destacada actuación en las competencias automovilísticas y en los intentos de romper récord de velocidad. En el año 1905 ingresa a la empresa Benz y Cie un joven ingeniero llamado Hans Nibel, él será el creador del Blitzen (relámpago) Benz. A partir del año 1906 fueron una dura competencia para los automóviles Mercedes, fabricados por la Daimler, por esos años rivales en las pistas. Hoy veremos el Blitzen-Benz de 200 CV.

Blitzen-Benz que batió el récord de velocidad en el año 1911.


Nibel sabía de la importancia de las carreras de autos como medio publicitario. La F.I.AT. italiana lo venía aplicando desde finales del siglo XIX. Diseña el Blitzen-Benz que llegaría a tener 200 caballos de fuerza y récords de velocidad en su haber. Ya en el año 1909 un Blitzen-Benz de 150 CV lograría dos récords, uno para la milla (1,609344 kilómetros) y otro para las 10 millas (16,09344 kilómetros) con una velocidad de 175 y 184 kilómetros por hora respectivamente. Eso lo logró la dupla Bruce-Brown, mientras que Robertson lograba, con el mismo auto, el récord de las 5 millas (8,04672 kilómetros) a 174,5 kilómetros por hora.

 A los pocos meses el famoso piloto estadounidense, que manejara el Golden Submarine (submarino de oro), Barney Oldfield logra el récord de la milla con salida parada en 43,1 segundos. Durante el ese año 1909 se siguieron sumando récords y aparece el Blitzen-Benz 200 CV, o PS en alemán. En el viejo circuito inglés de Brooklands, destruido durante los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial, el piloto Victor Héméry logra el récord de media milla con salida lanzada en 14,1 segundos a una velocidad de 205,7 kilómetros por hora. El otro récord fue del kilómetro con salida lanzada en 17,8 segundos a 202,6 kilómetros por hora.

Para el año 1910 el piloto Oldfield, al mando del Blitzen-Benz 200 PS logra el récord de milla lanzada a 211,4 kilómetros por hora en Daytona, en las playas de Florida, en Estados Unidos. Al año siguiente, exactamente el 23 de abril de 1911, el piloto Burman obtuvo otro récord, en el mismo lugar, con una velocidad de 228,1 kilómetros por hora. La velocidad puede que no nos asusten, pero para las primeras décadas del siglo XX era muy alta. Tengamos en cuenta que un auto de calle llegaba a orillar los 100 kilómetros por hora en autos de alta gama.

El Blitzen-Benz 200 CV, o PS, tenía una cilindrada de 21.500 centímetros cúbicos con una potencia de 200 CV a 1.600 revoluciones por minuto. El motor era de cuatro cilindros en línea con un block de una sola pieza. En las dos fotografías que ilustran esta nota de la sección “Auto antiguo” vemos en la imagen inferior el motor del Blitzen-Benz 200 PS. Las cuatro salidas superiores corresponden al caño de escape que seguía derecho hacia la cola. Cosa que se aprecia en la foto de arriba.

Un detalle: este auto de récord de la marca alemana Benz no tenía cardan sino que su transmisión era mediante cadena. Así y todo pudo superar los 200 kilómetros por hora. Aunque la cadena nos parezca débil y de poca resistencia, el Blitzen-Benz erogaba una potencia de 200 caballos de fuerza. Las dos viejas fotografías fueron tomadas de la Enciclopedia Salvat del Automóvil editada en España en el año 1974.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos



Archivo de autos es armado en un ciber por falta de recursos económicos ya que no cuenta con financiación de ningún tipo.