martes, 31 de marzo de 2015

Un micrómnibus marca Avia

¿Cuánto conocemos de la industria automotriz checoslovaca? Ya no existe Checoslovaquia, ahora es la República Checa. Pero en la época que existía la URSS (Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas) era una de las naciones satélites que integraban la comunidad económica. La empresa Avia fabricaba camiones bajo licencia de SAVIEM (Société Anonyme de Véhicules Industriels et d’Equipements Mécaniques) que era parte del Grupo Renault. Hoy veremos un viejo micrómnibus marca Avia carrozado por Ikarus de Hungría.

El micrómnibus Avia A30 Ikarus fabricado en la antigua Checoslovaquia.


Muchos no conocen esta marca checa o la confunden con una empresa homónima del rubro petrolero que existe en España. Pero la empresa Avia fabricó en Checoslovaquia diferentes tipos de camiones. Algo de desarrollo propio y otros camiones bajo licencia como eran los modelos A15 y A30 que eran de origen francés de la marca SAVIEM. En el caso de esta nota el micrómnibus, de mediados de los años setenta, derivaba del Avia A30 con motor diésel con tecnología alemana de la marca MAN (Maschinenfabrik Augsburg-Nürnberg).

El puesto de conducción del Avia A30 Ikarus de Checoslovaquia.

El motor diésel, Avia tipo 712-11, de cuatro cilindros en línea con inyección directa de una cilindrada de 3.595 centímetros cúbicos con una potencia 78,9 HP a 3.000 revoluciones por minuto. El diámetro de los cilindros era de 102 milímetros y la carrera de los pistones era de 110 milímetros.
La caja de velocidades era de cuatro marchas sincronizadas con marcha atrás y la palanca de cambios estaba ubicada en la columna de la dirección. Eso se puede apreciar en una de las fotografías que ilustran esta nota. Donde también se ve el tablero que era el mismo del camión frontal Avia A15 y A30.

Los frenos era accionamiento hidráulico con doble circuito y de tambor en los dos ejes. Este modelo de micrómnibus traía ruedas duales en su eje trasero. En cambio el Avia A15 venía con ruedas simple en algunas versiones livianas. El sistema contaba con aire comprimido y servo freno con limitación en el eje trasero sensible a la carga. Este sistema era de origen Renault muy parecido al usaban muchos modelos de la marca francesa. El freno de estacionamiento era mecánico de acción sobre las ruedas traseras.

Los asientos, en el interior del Avia A30 Ikarus, para los pasajeros.
 En este caso es la versión Lux para 19 pasajeros. 

La empresa húngara Ikarus fabricaba dos versiones del micrómnibus Avia A30: Standard y Lux. La primera con una capacidad de 22 pasajeros y la segunda podía transportar 19 pasajeros. Ambas versiones tenía un asiento al lado del conductor, porque la puerta estaba desplazada por detrás del eje delantero. La calefacción del interior era mediante uso de radiador de aceite y contaba con dos ventiladores de techo para ventilar el espacio de los pasajeros. El conductor estaba separado del pasaje mediante una pared. Las ventanillas corredizas contaban con cortinas. El equipaje se podía alojar en la parte trasera del Avia A30 Ikarus.

Las medidas de este micrómnibus eran las siguientes: largo, 6.310 milímetros; ancho, 2.300 milímetros; alto, 2.725 milímetros; distancia entre ejes, 3.240 milímetros; trocha delantera, 1.640 milímetros; trocha trasera, 1.540 milímetros y despeje, 340 milímetros. El peso en vacío era de 4.265 kilogramos para la versión Standard y de 4.415 kilogramos para la versión Lux. El peso de carga era de 1.645 kilogramos (Standard) y 1.430 kilogramos (Lux). El peso total admisible era de 5.910 kilogramos (Standard) y 5.845 kilogramos (Lux). El peso del equipaje era de 200 kilogramos. La capacidad del tanque de combustible de 70 litros y la velocidad máxima de 77 kilómetros por hora. Las ruedas era de la medida 5.5 x 20 DC y los neumáticos sin cámara marca Barum eran 6.50 x 20 10 PR con banda de rodamiento NB 33 o NB 37 para el invierno.

Dibujos y medidas del Avia A30 Ikarus de Checoslovaquia. 

Gracias a un viejo folleto de la empresa checoslovaca Avia, que recibiera en el año 1980, es que pudimos conocer un poco de este pequeño colectivo, para los argentinos, que se encargaba de exportar al mundo la empresa Motokov con sede en la ciudad de Praga. Además es otra de las piezas que integran el archivo personal que nutre a las notas diarias que salen publicadas en Archivo de autos, el sitio de los viejos autos que supimos conseguir.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos



Archivo de autos es armado en un ciber por falta de recursos económicos ya que no cuenta con financiación o publicidad de ningún tipo.