lunes, 30 de marzo de 2015

El hermano de lujo del Di Tella

El Magnette 1622, presentado en el año 1965, fue el automóvil de lujo de la empresa argentina Siam Di Tella Automotores SA, que fabricaba bajo licencia de BMC (British Motor Corporation). El hermano mayor del querido Di Tella aquel mítico taxi de la ciudad de Buenos Aires.

 
El Magnette 1622 del año 1965 visto de frente en la prueba de la 
revista Automundo. La fotografía es de la revista Automundo 
número 4 del 22 de abril de 1965.

Para el año 1965 se había aumentado la cilindrada del Magnette de 1.489 centímetros cúbicos a 1.622 centímetros cúbicos. Este aumento de cilindrada era también la nueva denominación del nuevo modelo del Magnette. Que ostentaba el nombre y el número en la parte anterior de los guardabarros delanteros.

Básicamente este motor era el mismo que usaba el famoso Siam Di Tella 1500 lo que se había aumentado era el diámetro de los cilindros a 76,2 milímetros y la carrera, era la misma, de 88,9 milímetros. El motor se denominaba BMC-Serie B con 4 cilindros en línea refrigerados por agua. La relación de compresión era de 8,3:1 con una potencia de 72 HP SAE a 5.000 revoluciones por minuto. El carburador era de la marca S.U. de una pulgada y media de garganta y se alimentaba con la nafta que le proporcionaba una bomba eléctrica, también, de la marca S.U.

Miguel Ángel Barrau, periodista de Automundo, probando el Magnette 
1622 de 1965, en el Autódromo de Buenos Aires. La fotografía es 
de la revista Automundo número 4 del 22 de abril de 1965.

Los cambios en el motor del Magnette 1622 eran que la tapa de cilindros tenía un nuevo diseño de la cámara de combustión con válvulas de mayor diámetro con resortes de mayor tensión. Las bielas eran más reforzadas para soportar las nuevas exigencias del aumento de cilindrada.

La caja de cambios era de 4 marchas hacia adelante y marcha atrás. La palanca de cambios estaba ubicada en la columna de dirección. Las relaciones de las diferentes velocidades eran las siguientes: primera, 3,636:1; segunda, 2,214:1; tercera, 1,374:1 y cuarta, 1:1. El diferencial trasero tenía una relación de 4,55:1.

El interior del habitáculo del Magnette 1622 del año 1965. La fotografía es
de la revista Automundo número 4 del 22 de abril de 1965.

Los frenos hidráulicos eran de tambor en las cuatro ruedas con doble cilindro en las ruedas delanteras. El área de contacto era de 946 centímetros cuadrados. El freno de mano o estacionamiento se accionaba con una palanca ubicada a la izquierda del asiento del conductor. Según Miguel Ángel Barrau, que probó el Magnette 1622 para la revista Automundo, para accionar el freno de mano había que abrir la puerta del conductor para realizar la operación con comodidad.

La dirección era dura a poca velocidad del Magnette 1622 y su diámetro de giro, según el test de la revista Automundo, era de 11,43 metros. La inclinación del volante era adecuada para una conducción cómoda. Lo que se criticaba, en la mencionada revista, era la dureza de la palanca de cambios que no estaba a la altura de las características generales del auto.

Las suspensiones habían sido modificadas con respecto al Magnette 1500 con barras antirrolido en dos trenes de marcha, con elásticos más largos y más flexibles que producían una menor frecuencia de oscilación. Además nuevos amortiguadores hidráulicos. La suspensión delantera era independiente con trapecio deformable con resortes helicoidales, amortiguadores hidráulicos con barra antirrolido. La suspensión trasera era con eje rígido con elásticos semielípticos con amortiguadores hidráulicos y barra antirrolido.

El baúl del Magnette 1622 del año 1965. La fotografía es de la
revista Automundo número 4 del 22 de abril de 1965.

Las medidas del Magnette 1622 eran las siguientes: largo, 4.520 milímetros; ancho, 1.610 milímetros; alto, 1.520 milímetros; distancia entre ejes, 2.540 milímetros; trocha delantera, 1.280 milímetros; trocha trasera, 1.300 milímetros y despeje, 165 milímetros. El peso era de 1.100 kilogramos. La capacidad del tanque de combustible era de 45,5 litros y el baúl ofrecía un volumen de 540 decímetros cúbicos. Los neumáticos era de la medida 540 x 14 pulgadas.

Ahora veamos algunos de los resultados del test realizado por el periodista Miguel Ángel Barrau para la revista Automundo que saliera publicado en el número 4 del 22 de abril de 1965. La velocidad máxima era de 135,849 kilómetros por hora con un promedio de dos pasadas en ambos sentidos. Las velocidades máximas de cada marcha eran: primera, 34 kilómetros por hora; segunda, 61 kilómetros por hora; tercera, 93 kilómetros por hora y cuarta, 137 kilómetros por hora. Las velocidades mínimas para cada marcha eran las siguientes: segunda, 5 kilómetros por hora; tercera, 20 kilómetros por hora y cuarta, 30 kilómetros por hora.

La aceleración de 0 a 100 kilómetros por hora era de 23 segundos. Las pruebas de frenado arrojaron los siguientes datos: de 120 a 0 kilómetros por hora 77,50 metros. Para 100 kilómetros por hora se necesitaban 57 metros para detener al Magnette 1622 y a 60 kilómetros por hora la distancia era de 23,50 metros. El consumo en ciudad era de 1 litro cada 9 kilómetros recorridos. En ruta era de 1 litro cada 11,4 kilómetros y en caminos de tierra de 1 litro cada 10,8 kilómetros.

El motor del Magnette 1622 del año 1965. La fotografía es de la
revista Automundo número 4 del 22 de abril de 1965.

La terminación del Magnette 1622, según Barrau, era de muy buena calidad. Eso se notaba ni bien se abría la puerta del conductor con sus asientos de cuero, que venían dotados de cinturones de seguridad combinados de cintura con bandolera algo inusual en un automóvil argentino. Faltaban varias décadas para que fuera obligatorio su uso cotidiano, pero el Magnette 1622 ya los traía de fábrica.

Se podían llevar a tres pasajeros en el asiento delantero pero en viajes de no más de una hora de duración. Más tiempo podía se incómodo el transporte. Incómodo era el ángulo del acelerador en viajes largos porque había que forzar el pie a una posición anormal. El tablero contaba con velocímetro con cuentakilómetros, medidor de la presión de aceite, indicador de la temperatura del agua, medidor del nivel de combustible y amperímetro. Lo que se desprende que el tablero era completo para un auto de su nivel.

Las fotografías que ilustran esta nota fueron tomadas de la revista Automundo número 4 del 22 de abril de 1965, en este ejemplar es que salió publicado el test al Magnette 1622 de la empresa Siam Di Tella Automotores.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos



Archivo de autos es armado en un ciber por falta de recursos económicos ya que no cuenta con financiación de ningún tipo.