sábado, 28 de febrero de 2015

Alfa Romeo 33 TT 3 de 1971

A mediados de 1971, Alfa Romeo, pone en las pistas la 33 TT 3 una  evolución de la familia de las Alfa 33 que desde año 1967 hasta casi el 1977 compitió en el Campeonato Mundial de Sport Prototipos. Debe su diseño a la imaginación de Carlo Chiti, un ingeniero italiano con pasado exitoso y turbulento en Ferrari, en donde gana en 1961 el Campeonato de Fórmula 1 de la mano de Phil Hill con el modelo 156 “Sharknose” (nariz de tiburón) de su diseño, y es partícipe a fines de ese año de lo que se llamó “El Motín de Maranello” donde el “Comendatore” Don Enzo despidió a todo el staff técnico de su departamento de competición.

Alfa Romeo 33 TT 3 del año 1971.


A raíz de esto, Carlo, un hombre pragmático y no siempre exitoso con sus diseños, de carácter fuerte y siempre en el centro de la escena, funda con su amigo Ludovico Chizzola, Autodelta, una empresa que se dedicó en un principio a vender y modificar autos y que en 1963 pasó a formar parte del grupo Alfa Romeo.

En aquellos años sesenta el mundo del automovilismo se dividía en tres grandes categorías, la F1, Indianápolis y el Campeonato de Autos Sport o Sport Prototipos con su campeonato de “Resistencia”, Chiti logró convencer a Alfa Romeo de participar en este campeonato para poder potenciar las ventas de la marca, así nace la familia 33 en sus diferentes versiones y que logra en 1975 el tan ansiado Campeonato Mundial de Sport Prototipos (este fantástico logro para la marca, lleva a Alfa Romeo a desembarcar en 1976 en la Formula 1 junto al equipo Brabham con Carlos Reutemann como piloto).

Pero volvamos a la familia 33, y especialmente a la 33 TT 3 de 1971, la cual debe su nombre de TT a “Telaio Tubulare” o chasis tubular reticulado y 3 por los litros de su impulsor. El auto inspirado en el Porsche 908/3 del cual Chiti sentía una especial pasión, tenía una carrocería tipo “Biposto Spyder”, con líneas rectas y a la vez suaves, clásicas para un prototipo de la época, con un centro de gravedad muy bajo, ya que llevaba el mayor peso del auto en su centro, trasladando las ruedas a los extremos del mismo logrando un comportamiento estable en las curvas trabadas de baja y media velocidad, pero que sacrificaba el comportamiento en las veloces.

Como ya dijimos tenía un bastidor tubular, motor central y un puesto de conducción muy avanzado para la época, la posición de la caja de cambios de 5 marchas más retroceso entre el motor y el diferencial fue vital para esa configuración, su motor, un V8 a 90º de 2.994 centímetros cúbicos con 4 válvulas por cilindro, de una potencia de 440 CV a 9.800 revoluciones por minuto era aspirado en forma normal, usaba una inyección indirecta Lucas, encendido Magnetti-Marelli Dinoplex, con cárter seco y radiador de aceite y con un block de aleación ligera. Sus frenos eran Girling a disco en las cuatro ruedas y sus llantas de aleación usaban neumáticos Goodyear, lo que sumaba un peso de 650 kilogramos en orden de marcha.

La 33 TT 3 luchó con incontables problemas de fiabilidad en sus primeras carreras, aunque con el transcurrir de las mismas fue mejorando su rendimiento logrando varios podios pero nunca una victoria, quedando muy atrás de Ferrari en el campeonato mundial de marcas. Para 1972 su motor fue reemplazado por el nuevo V12 Flat diseñado por Chiti, pero esa… es otra historia.

La transparencia fue publicada en la Enciclopedia Salvat del Automóvil editada en España en el año 1974.

Juan Carlos Garcia
Colaborador de Archivo de autos



Archivo de autos es armado en un ciber por falta de recursos económicos ya que no cuenta con financiación o publicidad de ningún tipo.