sábado, 13 de diciembre de 2014

Corriendo como las suecas

Para entender el chiste de esta semana hay que saber que durante la disputa de uno de los Grandes Premios de Turismo Mejorado, en los gloriosos sesenta, vinieron a Argentina a correr equipos europeos. Entre ellos estaban unas suecas que pusieron a más de uno de los pilotos argentinos en apuros al mando de su Mercedes-Benz.

Chiste a color de Siulnas de la revista Parabrisas número 28.


Los más viejos recordarán a esas damas suecas que corrían como el demonio y parece que nuestra protagonista quiso emularlas y se llevó puesto un semáforo y agente de tránsito. Basta ver la cara del pobre marido, cuando retorna con su auto a toda velocidad.

El chiste a color de Siulnas apareció en la revista Parabrisas número 28 de marzo de 1963 en un claro homenaje a la labor de las dos suecas que volvieron locos a muchos argentinos.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos



Archivo de autos es armado en un ciber por falta de recursos económicos ya que no cuenta con financiación o publicidad de ningún tipo.