lunes, 6 de octubre de 2014

Jeep Pick-up de San Miguel

Hace poco más de una semana se realizó la 1ª Caravana de Autos Históricos de San Miguel y allí apareció un Jeep Pick-up modelo 1960 de color rojo y blanco al mando de su dueño, un vecino de San Miguel. Si bien no dio la vuelta con los demás autos fue invitado a exponer su Jeep en las Plazas de San Miguel y de las Carretas.

El Jeep Pick-up modelo 1960 de Don César Urbani. 
Foto tomada frente al Palacio Municipal de San Miguel 
el 27 de septiembre de 2014. 

En la última parada de la caravana, Plaza de las Carretas, tuve la oportunidad de cruzar algunas palabras con César Urbani el dueño del Jeep Pick-up de 1960 que es su propietario desde cero kilómetro.

“No lo vendo mientras viva” fue lo primero que me dijo cuando me interesé en su Jeep. Le comenté que solo quería sacarle algunas fotos, que son las que ilustran esta nota. Nota que está a caballo de dos secciones: “Auto argentino” y “Auto vivo”, una vieja sección que intenté darle forma con el Messerschmitt de San Miguel, que por fortuna abrió la Caravana de San Miguel.

El Jeep Pick-up modelo 1960 de Don César Urbani estacionado 
frente a la Plaza de San Miguel. Foto tomada en la calle Sarmiento 
de San Miguel el 27 de septiembre de 2014. 

Sus dos propietarios son vecinos del partido que usan a diario sus autos para realizar distintos menesteres. Por eso lo de “Auto vivo”. Así que hoy un auto argentino se convirtió en un auto vivo que le sirve a su dueño para circular por las calles de la ciudad de San Miguel.

En líneas generales el Jeep está en un estado de alta originalidad y su carrocería fue realizada en IKCAR SRL en la calle San Carlos 85 de la localidad de Wilde de la provincia de Buenos Aires.

Tan original está que conserva su palanca de cambios al volante como corresponde a su modelo del año 1960. Según su dueño lo repintó porque la pintura estaba un poco opaca. Imagino que sería la original por el estado general del Jeep.

El Jeep Pick-up modelo 1960 de Don César Urbani estacionado 
frente a la Plaza de San Miguel. Foto tomada en la calle Sarmiento 
de San Miguel el 27 de septiembre de 2014. 

Vayamos a algunos datos técnicos de este modelo. El motor era el consabido Continental 4L-151. El número 151 es por la cantidad de pulgadas cúbicas de la cilindrada y el 4L es por sus cuatro cilindros en línea. La cilindrada en centímetros cúbicos era de 2.480. El diámetro de sus cilindros era 84,138 milímetros y la carrera de los pistones era de 111,125 milímetros.

La particularidad de esta versión argentina del motor Continental de 4 cilindros era que compartía con el motor de 6 cilindros, que usaban la Estanciera y el Kaiser Carabela, la carrera de los pistones. A diferencia de su hermano de Estados Unidos que tenía una carrera más corta acorde con un motor de 4 cilindros.

El Jeep Pick-up modelo 1960 de Don César Urbani, de cola, 
estacionado en la Plaza de las Carretas. Foto tomada en la calle 
Conesa de San Miguel el 27 de septiembre de 2014. 

Esta carrera más larga producía una vibración a determinadas vueltas del motor del Jeep, a un régimen medio, que no se presentaban a bajas y altas revoluciones. IKA (Industrias Kaiser Argentina SA) había tomado esta decisión para abaratar los costos de matrizado de los blocks de los motores. De esta manera se aprovechaba la misma maquinaria para los motores Continental de 4 y 6 cilindros.

Un problema que tuvo este motor 4L-151 era la fuga de aceite por el retén de bancada trasero del cigüeñal. Incluso en motores nuevos el problema pronto aparecía. Nunca encontraron la solución al problema hasta que una autoparte, que era una reforma, logró atenuar este problema. La potencia era de 77,6 HP SAE o 76,6 CV DIN  a 3.600 revoluciones por minuto y la relación de compresión de 6,9:1, que luego aumentaría a 7,3:1.

Detalle del carrocero del Jeep Pick-up 1960 de Don César Urbani. 
Foto tomada en la calle Sarmiento de San Miguel el 27 de septiembre de 2014. 

La denominación de fábrica de este modelo de Jeep de chasis largo era JA-2PB ya que era de tracción simple y el de doble tracción era JA-2PA. Las medidas del Jeep Pick-up eran las siguientes: largo: 4.200 milímetros; ancho: 1.750 milímetros; alto: 1.880 milímetros (aproximadamente); distancia entre ejes: 2.654 milímetros; trocha delantera: 1.225 milímetros y trocha trasera: 1.225 milímetros.

De la versión Jeep Pick-up, según datos de ADEFA (Asociación de Fábricas de Automotores) se fabricaron  40.794 unidades. Esta cifra corresponde a la versión naftera que se produjo entre los años 1956 y 1978. También hubo una versión diésel con el motor Indenor XD 4,88 que fabricaba la empresa Borgward Argentina bajo licencia de la empresa Ricardo del Grupo Peugeot de Francia. De esta versión, entre los años 1972 y 1974, solo se fabricaron 424 unidades.

El Jeep Pick-up Indenor montaba el mismo motor diésel de cuatro cilindros en línea que el popular Rastrojero de IME (Industrias Mecánicas del Estado SA) con una cilindrada de 1.948 centímetros cúbicos y una potencia de 68 HP SAE a 4.500 revoluciones por minuto con una relación de compresión de 21:1. El diámetro de los cilindros era de 88 milímetros y la carrera de los pistones de 80 milímetros.

El tablero del Jeep Pick-up modelo 1960 de Don César Urbani estacionado 
en la Plaza de las Carretas. Foto tomada en la calle Conesa 
de San Miguel el 27 de septiembre de 2014. 
Pero el Jeep de Don César era la versión naftera del año 1960, todavía faltaban 12 años para que apareciera el hermano gasolero. Don César usa su Jeep rojo y blanco con frecuencia. Lo visto varias veces circular por las calles de la ciudad de San Miguel. Lo que nunca había tenido la oportunidad era de cruzar alguna palabra con él. Varias veces lo he visto estacionado y lamentaba no tener conmigo la cámara fotográfica.

Pero el sábado 27 de septiembre de 2014 tuve la suerte de poder tomarle fotos, tanto en la Plaza de San Miguel, antes que arrancara la 1ª Caravana de San Miguel, y luego al finalizar en la Plaza de las Carretas en Muñiz. Muchas personas se acercaron a charlar con Don César al ver el magnífico estado de conservación de su Jeep de chasis largo.

La ciudad de San Miguel tiene la suerte de contar con varios autos históricos, muchos de los cuales sus dueños los usan con regularidad, pese a los años transcurridos. En algunos casos son su único dueño como Don César. Por eso encuadra entre la categoría de “Auto vivo”.

Las fotografías fueron tomadas en las exposiciones estáticas de las Plazas de San Miguel y de las Carretas en ocasión de celebrarse la 1ª Caravana de Autos Históricos de San Miguel, en la fecha antes mencionada.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos


Archivo de autos es armado en un ciber por falta de recursos económicos, no por una política editorial.