sábado, 9 de agosto de 2014

Por fin me la quité de encima

Tal vez eso fue lo que pensó el señor que manejaba el automóvil que viene arrastrando la casa rodante. Es una pequeña historieta que muchos conductores les gustaría hacer realidad.



Cuatro dibujos de Siulnas fueron suficientes para hacer realidad el sueño de muchos automovilistas que se quieren sacar de encima a esposas latosas. O al menos es lo que nos reseña la breve historieta.

Una colina le sirvió al protagonista para deshacerse de la casa rodante con su esposa en el interior. Aunque si nos atenemos a la realidad y la legislación no es posible que una persona viaje en una casa rodante de un solo eje. Eso está expresamente prohibido por la ley de tránsito.

Pero esto es un dibujo dentro de una historieta y todo está permitido. Al igual que “perder” a la esposa en una subida en un camino que nos lleva, seguramente, a pasar unas vacaciones en las sierras.

La pequeña historieta dibujada por Siulnas apareció en la revista Parabrisas número 74 del mes de febrero de 1967.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos



Archivo de autos es armado en un ciber por falta de recursos económicos, no por una política editorial.