martes, 19 de agosto de 2014

Los primeros Datsun que conocimos

Recuerdo cuando se abrió la importación de automóviles que varias marcas japonesas invadieron el mercado argentino. La Datsun fue una de ellas. Hoy veremos uno de los modelos de la marca japonesa que conocimos en Argentina, allá por 1980.

Datsun Bluebird SSS de techo duro del año 1980. La fotografía está
tomada de un folleto de la empresa La Nissan Motor Co., Ltd.


Marubeni Maquinarias SA fue la empresa importadora que trajo al país los automóviles, camionetas y camiones de las marcas Datsun y Nissan. Por esas cosas de la vida trabajé limpiando las oficinas de la empresa Marubeni, que era una representante local de varias empresas japonesas.

En un principio ellos estuvieron al frente de la importación de los vehículos para después crear Marubeni Maquinarias que tenía su sede en la calle Juan Bautista Alberdi 1823 al 29 de la ciudad de Buenos Aires. Marubeni, entre otras cosas, fue la empresa que se encargó de electrificar el ferrocarril Roca durante la última dictadura cívico-militar.

Lo cierto que los Datsun tuvieron una presencia destacada en el mercado argentino de automóviles sino basta que recordemos las cupés Datsun 280 ZX que hasta tuvieron una categoría monomarca para desarrollar competencias en el país y con el apoyo de Marubeni Maquinarias.

Vista del perfil izquierdo del Datsun Bluebird SSS de techo duro del año 1980.
La fotografía está tomada de un folleto de la empresa La Nissan Motor Co., Ltd.

Pero hoy no hablaremos de esa briosa cupé sino de otra cupé la Datsun Bluebird SSS de techo duro de 1980, que era la cupé de la gama Bluebird que integraban una berlina y una rural con dos motorizaciones diferentes. Pero en el caso de la SSS solo estaba disponible el motor de mayor potencia y velocidad final.

El Datsun Bluebird SSS montaba un motor de cuatro cilindros en línea, denominado L18S, con una cilindrada de 1.770 centímetros cúbicos con una potencia de 110 HP SAE a 6.000 revoluciones por minuto. La relación de compresión era de 8,5:1 con un diámetro de los cilindros de 85 milímetros y una carrera de los pistones de 78 milímetros. El motor era refrigerado por agua con cinco bancadas para el cigüeñal, que se alimentaba con dos carburadores laterales de venturi variable tipo SU.

La caja de velocidades era de cinco marchas hacia delante y marcha atrás. Los argentinos comenzábamos a conocer este tipo de cajas que nos eran desconocidas en el mercado local. Las relaciones de las marchas eran las siguientes: primera, 3,321:1; segunda, 2,077:1; tercera, 1,308:1; cuarta, 1,000:1; quinta, 0,833:1 y marcha atrás 3,382:1. También existía la posibilidad de una caja automática de tres velocidades que era opcional para la cupé Datsun Bluebird SSS. El embrague era monodisco seco a diafragma y la tracción era trasera.

Tablero del Datsun Bluebird SSS de techo duro del año 1980. La fotografía
está tomada de un folleto de la empresa La Nissan Motor Co., Ltd.

La suspensión de la Datsun Bluebird SSS era independiente para el tren delantero con brazos inferiores con resortes helicoidales y amortiguadores hidráulicos. La suspensión trasera también era independiente con brazos semiflotante con semiejes con barra antirrolido. Esta era la diferencia con el sedan y la rural que presentaban eje rígido.

Los frenos eran de disco en las ruedas delanteras y de tambor en las ruedas traseras con sistema auto ajustable. El sistema hidráulico de doble circuito era servo asistido con válvula antibloqueo. El freno de estacionamiento era de accionamiento mecánico y actuaba sobre las ruedas traseras.

La dirección era del tipo de piñón y cremallera con cuatro vueltas de tope a tope. La columna de dirección se podía acomodar en altura y profundidad. Otra de las características que nos eran totalmente desconocidas en Argentina. Luego varios modelos de autos argentinos comenzarían a ofrecer esta comodidad de ajustar el volante según la contextura física del conductor. El diámetro de giro entre paredes era de 11 metros.

Vista del interior del habitáculo del Datsun Bluebird SSS de techo duro del año 1980.
La fotografía está tomada de un folleto de la empresa La Nissan Motor Co., Ltd.

La cupé Datsun Bluebird SSS tenía las siguientes dimensiones: largo, 4.360 milímetros; ancho, 1.655 milímetros; alto, 1.385 milímetros; distancia entre ejes, 2.525 milímetros; trocha delantera, 1.380 milímetros; trocha trasera, 1.345 milímetros; despeje sin carga, 195 milímetros y despeje con carga, 115 milímetros. El peso en el orden de marcha era de 1.030 kilogramos. El tanque de combustible presentaba una capacidad de 62 litros y los neumáticos radiales eran de la medida 165 SR 14. La velocidad máxima estaba en el orden de los 165 kilómetros por hora.

La Nissan Motor Co., Ltd. fabricaba la línea Bluebird con tres modelos de automóviles, una berlina, una cupé y la rural. Tanto la berlina como la rural podían tener el motor de 1,6 litros o el 1,8 litros que equipaba a la cupé Datsun Bluebird SSS. Así la línea Bluebird se conformaba con 6 versiones diferentes de autos. Algunos de los cuales ingresaron a Argentina. No fueron muchos pero recuerdo claramente estos primeros Datsun que llegaron a estas tierras del sur de continente americano.

El tablero de la cupé Datsun Bluebird SSS era el más completo de toda la línea. Sus cuadrantes eran cuadrados con los dos de mayor dimensión para el cuentavueltas y el otro para el velocímetro con el odómetro y el odómetro parcial. Los cuadrantes más pequeños eran cuatro y eran los indicadores de carga de la batería, temperatura del motor, presión de aceite y medidor de combustible. También había un reloj digital y luces testigo.

Transparencia del Datsun Bluebird SSS de techo duro del año 1980.
La fotografía está tomada de un folleto de la empresa La Nissan Motor Co., Ltd.

En el tablero se encontraban las salidas de aire para la calefacción y el aire acondicionado que era opcional, como los desempañadotes de los vidrios de las ventanillas delanteras. Un accesorio que nos parecía de otro mundo a los argentinos que veíamos llegar estos autos del Lejano Oriente. Este desempañador de ventanillas era muy útil no solo para mejorar la visibilidad lateral, sino que nos servía para poder ver por los espejos retrovisores exteriores. Que extrañamente no figuran ni como opcionales en el folleto de donde tomé las fotografías que ilustran esta nota.

La Datsun Bluebird SSS era una cupé sin parantes con capacidad para transportar a cinco personas. Otro de los accesorios que nos desvelaron a los argentinos, por aquellos años, era la posibilidad de abrir la tapa del baúl a distancia con solo accionar una palanquita en el lado izquierdo del asiento del conductor. En la cupé SSS también había otra palanquita para abrir la tapa del tanque de nafta antes de bajar del auto. Cosas de los accesorios que montaban los japoneses en sus automóviles.

Hoy vimos uno de los primeros automóviles Datsun que llegaron con los importados a partir del año 1979, cuando se abrió la importación de vehículos a Argentina. Todo gracias a un folleto que me enviara el representante de la marca japonesa en el país, la empresa Marubeni Maquinarias, y que está fechado en julio de 1980. Otro folleto que integra el archivo de datos e imágenes que abastecen de información, diariamente, a todas las notas que se publican en Archivo de autos, el sitio dedicado a los autos viejos que supimos conseguir.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos



Archivo de autos es armado en un ciber por falta de recursos económicos, no por una política editorial.