lunes, 18 de agosto de 2014

Élysée un Citroën de color verde

Citroën Argentina presentó en el año 1977 un nuevo modelo de automóvil, el Citroën Élysée, que no era otra cosa que un Ami 8 en versión especial en su solo color: verde.

Citroën Élysée de 1977. 


La versión especial del Ami 8 se llamó Citroën Élysée que solo se ofrecía en el color Verde Élysée y que traía una serie de mejoras en cuanto a confort, pero con la misma mecánica de siempre. El conocido motor de dos cilindros opuestos de forma horizontal con enfriamiento por aire, la misma mecánica que el Citroën 3 CV.

En realidad el nuevo modelo tenía un maquillaje que lo mejoraba con respecto a las versiones anteriores. Como ser sus butacas delanteras que eran reclinables y estaban tapizados en Tercionil Verde Avilón. Los laterales de las puertas y la bandeja trasera que combinan con el color del tapizado de los asientos y estaban engamados con el color de la carrocería.

La carrocería estaba pintada en su solo color para el Citroën Élysée y era el Verde Élysée. Como protección y a modo de decoración una bagueta lateral que iba desde el guardabarros delantero hasta el guardabarros trasero. Esa bagueta era de acero inoxidable con una banda protectora de policloruro de vinilo.

El volante del Citroën Élysée de 1977. 

El piso del Citroën Élysée estaba recubierto por una alfombra bouclé de poliamida lavable y estaba totalmente forrado en policloruro de vinilo. Tanto las puertas delanteras como las traseras venían con apoyabrazos. También estaba equipa con radio AM y la antena en el techo.

El volante era de nuevo diseño estaba revestido en poliuretano expandido con una terminación símil piel. El acolchado permitía un mejor agarre de las manos del conductor. El nombre del modelo se encontraba en unas placas ubicadas en los guardabarros delanteros, en la tapa del baúl y en el tablero. Otro detalle del  Citroën Élysée eran sus llantas refrigeradas.

La mecánica no había sido alterada y el motor era el mismo que usaba el 3 CV el dos cilindros opuestos en forma horizontal con una cilindrada de 602 centímetros cúbicos con una potencia de 35 HP SAE a 5.750 revoluciones por minuto. El diámetro de los cilindros era de 74 milímetros y la carrera de los pistones era de 70 milímetros. La relación de compresión era de 8,5:1.

Detalles de las llantas y del nombre del Citroën Élysée de 1977.

El carburador que alimentaba al Citroën Élysée era Solex 26-35 CSIC con un filtro de aire seco. El consumo, según fábrica, era de 6,5 a 7,2 litros cada 100 kilómetros recorridos. Como era costumbre en este motor venía equipado con un radiador de aceite que era enfriado por la misma turbina de material plástico que refrigeraba el motor.

La caja de velocidades era de cuatro marchas sincronizadas hacia delante y marcha atrás. El diferencial estaba en conjunto con la caja de cambios formando una caja puente porque la tracción era delantera, como sabemos. El embrague era monodisco seco y los semiejes tenían juntas homocinéticas para transmitir la potencia a las ruedas delanteras.

El sistema de frenos del Citroën Élysée era hidráulico con tambores en sus cuatro ruedas con la característica de tener los tambores delanteros a la salida del diferencial. Con lo cual era difícil que el agua mojara las cintas de freno de las ruedas delanteras. El calor del motor hacía de secado automático en caso de tener que vadear alguna calle inundada. La superficie total de frenado era de 545 centímetros cuadrados.

El interior del Citroën Élysée de 1977. 

La suspensión era independiente en las cuatro ruedas que tenían interacción entre las ruedas delanteras y traseras. Además contaba con cuatro resortes helicoidales  con amortiguadores hidráulicos y una barra antirrolido en el eje delantero.

La dirección era del tipo de cremallera y el sistema eléctrico era de 12 volts con una batería de 30 amperes por hora. El lava parabrisas era por motor eléctrico y los faros delanteros se podían regular en altura desde el tablero del Citroën Élysée.

El tanque de nafta tenía una capacidad de 32 litros, el motor necesitaba 2,5 litros de aceite y la caja de velocidades un 1 litro. La carga útil estaba estipulada en 375 kilogramos. Los neumáticos era de la medida 135 milímetros por 380 milímetros o 5 pulgadas por 15 pulgadas. La velocidad máxima declarada por la fábrica era de 123 kilómetros por hora.

Los asientos traseros reclinados 
del Citroën Élysée de 1977. 

Muchos opinaban que el Ami 8, del modelo que derivaba el Citroën Élysée, era una lancha dada vuelta por el diseño de su carrocería. Este auto era una evolución del Ami 6 francés que fuera presentado a principios de la década del sesenta con el fin de reemplazar al mítico 2 CV, pero como sabemos un automóvil que ha calado en el corazón de muchos y se vende como pan caliente no es fácil de sustituir.

Varias empresas automotrices se han encontrado con el dilema de reemplazar a un auto exitoso y no es una tarea fácil. Normalmente lo que sucede es que se lo deja de fabricar porque se vuelve obsoleto, aunque técnicamente sigue prestando un servicio eficiente desde el punto de vista mecánico y económico en su mantenimiento.

Pero hay otros factores a tener en cuenta como la contaminación, la seguridad pasiva y activa o los elementos de confort a los que nos hemos acostumbrado. Léase aire acondicionado, dirección hidráulica, levanta vidrios eléctricos, radio AM/FM con CD y con puerto USB y hasta caja automática. Todo esto antes eran accesorios de gama alta o de autos caros, pero con el correr del tiempo se generalizó para los modelos más básicos y hasta los utilitarios.

Por eso es tan difícil que este tipo de automóviles se vuelva a fabricar. Eso queda para los sueños pero no para una realidad acorte con los tiempos que corren en el siglo XXI y las políticas empresariales de las grandes automotrices de todo el mundo. Además no nos olvidemos de la globalización que llega a todas partes con modelos parecidos y adaptados a los diferentes mercados. Pero que no dejan de ser el mismo modelo con sutiles modificaciones para los diferentes públicos compradores.

Hoy recordamos al viejo Citroën Élysée que fue un intento de mejorar las ventas de la empresa Citroën Argentina. Gracias a una vieja publicidad pudimos conocer un poco más de cerca este modelo de automóvil un poco maquillado. No tengo datos de la publicidad, ni del medio, ni de la fecha de publicación. Pero si se que es del año 1977 por otros datos recopilados del archivo que nutre las notas diarias de Archivo de autos.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos



Archivo de autos es armado en un ciber por falta de recursos económicos, no por una política editorial.