martes, 15 de julio de 2014

El Cadillac Fleetwood de 1965

La empresa estadounidense Cadillac Motor Car Division, integrante de la General Motors Corporation, presentó un nuevo modelo en el año 1965 carrozado por la empresa Fleetwood. Hoy tendremos un acercamiento a este auto de lujo de Estados Unidos.

El Cadillac Fleetwood de 1965 donde se aprecia la magnitud 
de su carrocería. La fotografía está tomada de la 
Enciclopedia Salvat del Automóvil de 1974.


Desde sus inicios la empresa Cadillac se esmeró por ofrecer a sus potenciales clientes autos de una exquisita mecánica y un fino acabado. Pero no era una empresa conservadora sino que en algunos aspectos era de vanguardia. Como ser la primera que ofreció el arranque eléctrico en sus automóviles en el año 1912.

Así fue como esta empresa fue con el correr de las décadas ofreciendo mejoras en comodidad para los ocupantes de sus famosos automóviles de lujo. Los generales del ejército estadounidense tomaron autos Cadillac como vehículos oficiales en sus actividades militares y protocolares. Es así como se pudo ver en la firma del tratado de paz, al finalizar la Primera Guerra Mundial, a un Cadillac representando a Estados Unidos.

La empresa de carrocerías Fleetwood estaba ligada a Cadillac desde el año 1926 cuando comenzó a proporcionarles sus diseños en forma exclusiva. Es por eso que muchos modelos, de diferentes años llevan el nombre Fleetwood. Como el modelo de 1965 que hoy nos convoca.

La Fleetwood desarrolló una nueva línea para el año 1965 con la característica de los dobles faros delanteros superpuestos. Algo similar a la trompa que le conocimos al Rambler Ambassador del mismo año que fabricara b(Industrias Kaiser Argentina SA) en nuestro país. Esa disposición de los faros delanteros contrastaba con las líneas horizontales de la gran parrilla que abarcaba toda la trompa.

En esa trompa había una novedad para el año 1965 y era que las luces de giro estaban ocultas y aparecían al accionar la palanca de giro ubicada en la columna de dirección. Pero no sola esa era la novedad del Cadillac Fleetwood de 1965. Por primera vez ofrecía un chasis perimetral que lograba que el motor tuviera una posición más adelantada. Motor que conservaba la potencia de 340 caballos de fuerza del modelo de 1964. En eso la Cadillac Motor Car Division era conservadora: los motores cambiaban poco.

Transparencia del Cadillac Fleetwood de 1965 ilustración que tiene 
por autor a Bruno Betti. El dibujo está tomado de la 
Enciclopedia Salvat del Automóvil de 1974.

La Cadillac luego de finalizada la Segunda Guerra Mundial abandonó definitivamente los motores de 12 y 16 cilindros en V que construyera en el período comprendido entre las dos guerras mundiales. Pero esos poderosos motores de 8 cilindros en V fueron usados no solo por los autos de la marca sino por terceros. En el año 1949 presentó un motor de 5.430 centímetros cúbicos con una potencia de 160 HP, que era el más potente del mercado estadounidense por ese tiempo.

El motor fue ampliamente copiado por las empresas competidoras dada la buena imagen de Cadillac. Hasta llegar al grado de la aparición de los “Fordcadillac”. Estos eran automóviles marca Ford que eran remotorizados con los V8 de la Cadillac para participar en competencias dentro de Estados Unidos. Esta acción era realizada en forma privada. Pero a partir del año 1951 los motores de la Chrysler destronaron a la Cadillac en ser el motor más potente del mercado estadounidense.

Pero lo interesante del Cadillac Fleetwood estaba en los accesorios que podía presentar como la regulación del volante tanto en altura como distancia del conductor. El volante del modelo de 1965 había sido modificado que presentaba un mejor retorno de la dirección que ofrecía un efecto subvirador y lograba tener una mayor estabilidad en altas velocidades.

También el Fleetwood de 1965 montaba nuevas suspensiones con respecto al modelo anterior y la carrocería estaba unida al chasis por medio de soportes de goma. Se podía regular la velocidad máxima por medio de un dispositivo electrónico que lo hacía en forma preventiva.

La temperatura y humedad se podían regular en el interior del habitáculo y esto se hacía mediante tres termistores de circuito electrónico analógicos. Lo que permitía purificar, enfriar y deshumidificar el aire que respiraban los ocupantes del Cadillac Fleetwood.

Fotografía del chasis perimetral del Cadillac Fleetwood de 1965. 
La foto pertenece a la revista Cuatrorutas número 3 
del bimestre julio-agosto de 1966.

Otro accesorio estrella era la posibilidad de controlar los cuatro seguros de la puertas desde la cerradura de las puertas delanteras. Lo que más tarde conoceríamos como cierre centralizado y por aquel tiempo se denominaba cierre electromagnético. Este accesorio era uno de los más solicitados por los clientes de Cadillac en 1965.

La insonorización del habitáculo alcanzó un grado impresionante en amortiguación de sonidos en el Fleetwood. De más está decir que estaba equipado con aire acondicionado, levanta vidrios eléctricos, dirección hidráulica, caja automática de tres marchas o vidrios totalizados en color azul.

Se rumorea que para la época que salió el Cadillac Fleetwood la lista de opcionales era tan larga que la fábrica de Detroit podría fabricar durante 3 años automóviles distintos unos de otros. Para que tengan en cuenta el modelo de 1965 de la línea Fleetwood ofrecía unos 30 opcionales que era una de las más caras de los automóviles Cadillac.

Un automóvil que rondaba las dos toneladas de peso y no estaba equipado con frenos a disco en las ruedas delanteras. Los frenos eran a tambor en sus cuatro ruedas como se puede apreciar en el dibujo con transparencia que tiene por autor a Bruno Betti. Ahí vemos que el motor V8 ocupa casi todo el vano motor.

El paragolpes delantero con un recargado cromado, como corresponde a un auto de lujo, copiaba el diseño de la trompa. Los cromados estaban presentes en las inmensas tazas de las ruedas y la profusión de los cromados de las baguetas. El parabrisas tenía la franja de color ahumado en su parte superior para frenar los molestos rayos del sol.

La antena de la radio era de accionamiento eléctrico no era cuestión de bajarnos de semejante automóvil de lujo para desplegar la antena. Esa función la cumplía un motor eléctrico que se encargaba de subir y bajar la antena al encender la radio para escuchar nuestro programa predilecto.

Vimos un acercamiento a un gran automóvil de lujo producido por la industria automotriz estadounidense. Las fotografías y dibujo fueron tomados de la Enciclopedia Salvat del Automóvil y de la revista Cuatrorutas número 3 del bimestre julio-agosto de 1966.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos



Archivo de autos es armado en un ciber por falta de recursos económicos, no por una política editorial.