viernes, 13 de junio de 2014

Una particular antena

De chico escuché, a un pescador aficionado, que la mejor caña de pescar era la que se hacía con una antena vieja de automóvil. A varias personas les escuché decir lo mismo. La practicidad de la antena, al ser telescópica, facilitaba su transporte, además del poco peso de la misma.

Publicidad publicada en la revista Auto Club número 43.


Estos argumentos parece ser los que fueron tomados por la empresa Caballito Automotores SRL para construir la Fish-ant, antena y caña de pescar a la vez. Leyendo una vieja revista me topé con este aviso de la particular antena que tenía el mastín removible sin tocar la base.

Por supuesto que el invento estaba patentado con el número 151.571 y se ofrecía en tres modelos diferentes: Standard, Macizo y Gran Alcance. Lo interesante y novedoso era que el cabo receptáculo, para conformar la caña de pescar, entraba en la guantera del automóvil. Todos los accesorios se colocaban, en la antena, sin modificar el mástil con lo cual, una vez finalizada la pesca podíamos seguir escuchando radio en el auto.

La antena ideal para el que se podía hacer una “escapadita” hasta el río más cercano a tirar una línea. Recuerdo con claridad la cantidad de personas que se juntaban, un día de semana en los ‘60, en la Avenida Costanera, enfrente del aeroparque Jorge Newbery, para pescar en las aguas del Río de la Plata, la contaminación era un tema por venir. Como también que el río, en esa zona, cada vez está más lejos de la gente.

Tenemos que pensar que por los años sesenta y setenta el mini turismo creció exponencialmente. Así que la idea de una antena-caña de pescar no era tan loca. Además era una antena útil en el sentido que se podía cambiar el mástil sin remover la base. Cuántas veces se habrán encontrado, en esos años, con la antena doblada en dos, por olvidarse retraerla en su totalidad. Hoy eso no ocurre porque las antenas y los autos han cambiado, y mucho.

Me pareció simpático y curioso el aviso publicitario de la Fish-ant por eso lo publico hoy. Sinceramente no la conocía y la redescubrí con una vieja publicidad de finales de los años sesenta. La publicidad apareció publicada en la revista Auto Club, medio gráfico para los socios del ACA (Automóvil Club Argentino), número 43 del mes de octubre de 1968.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos



Archivo de autos es armado en un ciber por falta de recursos económicos, no por una política editorial.