jueves, 20 de marzo de 2014

Temperino, un utilitario italiano

Antes que se hablara de los autos utilitarios, en Italia, los hermanos Temperino crearon un automóvil con esas características y lo hicieron 30 años antes de que existieran ese tipo de autos.


Los hermanos Maurice, Gim y Charlie Temperino nacieron en Lead City, Dakota del Sur en Estados Unidos. Eran integrantes de una familia piamontesa que se había radicado en el país del norte y entre 1885 y 1890 nacieron los tres hermanos. Al fallecer el padre, de los tres hermanos, la madre decide regresar a Italia y se instalan en la ciudad de Turín.

Al terminar sus estudios los hermanos Temperino consiguieron trabajo en un taller de bicicletas, en donde, incursionaban en la reparación de automóviles en forma tímida, como entrándose en el mundo de la mecánica automotriz.

En 1906 deciden abrir un taller para la fabricación de motocicletas y su destino, con los autos, quedaría sellado con la unidad de los tres hermanos Temperino. La motocicleta que construían era sólida y llevaba caja de velocidades algo inusual en esos primeros años del siglo XX.

Una idea les rondó por sus cabezas: fabricar un pequeño auto que fuera diferente a los grandes automóviles de esa época. Maurice Temperino decía lo siguiente: “construimos un utilitario treinta años antes que cualquier otra marca. En un principio, el público no creía en él y decía que era fruto de querer y no poder, pero al cabo de un tiempo cambió la idea”. Estas palabras se las confió al periodista Vittorio Mazzonis y salieron publicadas en la Enciclopedia Autorama, fascículo 47 del 18 de octubre de 1968.

El Temperino, que llevaba la misma marca que las motocicletas, tenía un motor de dos cilindros en V con una cilindrada de 1.000 centímetros cúbicos con una potencia de 10 HP y refrigerado por aire con transmisión cardánica. Los frenos actuaban sobre las ruedas traseras y los faros podían ser de acetileno o eléctricos según el pedido del cliente. La caja de velocidades era de tres marchas hacia adelante y retroceso. Todo esto para un automóvil de 1918.

Este utilitario Temperino fue fabricado desde 1918 hasta 1928 y su peso era de tan solo 350 kilogramos. Todos los componentes mecánicos habían sido estudiados, proyectados, diseñados y experimentados por los tres hermanos Temperino. Así, motor, chasis, caja de cambios, diferencial, frenos y dirección pasaron por esas etapas de desarrollo. Solo las carrocerías se realizaban fuera de la fábrica de los Temperino y la construían en los Establecimientos Farina de Corso Tortona.

Durante la guerra se produjeron 7 unidades diarias que se destinaron al ejército italiano, para ese entonces en la fábrica había 600 operarios. Incluso los Temperino se exportaban a varios países, por ejemplo Rusia y Gran Bretaña, país donde se fundó la Temperino Motors Ltd. ubicada en Londres. Allí compraron la licencia para fabricarlos en Gran Bretaña.

La empresa de los tres hermanos Temperino tuvo un grave problema financiero, cuando Italia entró en crisis económica en la década del ‘20. Un banco quebró y eso produjo la bancarrota de la empresa Temperino, que se vio obligada a cerrar sus puertas en 1928.

La vieja fotografía nos muestra a dos de los hermanos Temperino a bordo de uno de los utilitarios que fabricaron por diez años. La foto salió publicada en la Enciclopedia Autorama, fascículo 46, del 11 de octubre de 1968.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos


Archivo de autos es armado en un ciber por falta de recursos económicos, no por una política editorial.