sábado, 8 de febrero de 2014

¡Ojo con el toro!

Seguimos con las láminas vienesas del año 1904 y esta vez tendremos un encuentro animal. O por lo menos lo tendrá el automóvil rojo del viejo dibujo de hace 110 años.

Ilustración humorística publicada en 1904 en la ciudad de Viena.


El color rojo, dicen que enfurece a los toros, aunque no están así, sino que cualquier color intenso agitado ante su vista desencadena su furia. Pero el rojo tiene mayor marketing y además se ve mejor desde las tribunas. Sino que lo digan los toreros en España.

Pero no es en España donde este toro dibujado se enfrenta a un viejo automóvil de principios del siglo XX. En comparación el toro parece ser de mayor porte y fuerza que el pequeño auto que tiene solo dos plazas para sus ocupantes.

Pero más allá de la humorada me imagino que muchos automovilistas intrépidos,  en los primeros años de la historia, se la habrán visto en situaciones comprometidas con los animales que solían ocupar los espacios rurales.

Recordemos que los primeros automóviles eran lentos en comparación de los actuales del siglo XXI, pero eran muy rápidos para animales que estaban acostumbrados a ver pasar carruajes tirados por caballos a muy bajas velocidades.

Otro ítem a tener en cuenta era el ensordecedor ruido que podían hacer los primeros autos. La mayoría tenían su accionamiento de las válvulas al descubierto, no tenían silenciador en su caño de descarga de gases, las cajas de cambios era un enjambre de rechinidos y todo eso podía espantar a cualquier animal y encima despertar su furia.

La ilustración humorística apareció publicada en la Enciclopedia Autorama fascículo 44 del 20 de septiembre de 1968 de la Editorial Codex.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos


Archivo de autos es armado en un ciber por falta de recursos económicos, no por una política editorial.