viernes, 7 de febrero de 2014

Dos Ford Falcon iguales

Una vieja publicidad hacia la comparación entre el Ford Falcon de Estados Unidos y el que se armaba en la planta de La Boca, en la ciudad de Buenos Aires, en Argentina. Hoy veremos esa publicidad de noviembre de 1962.

Publicidad publicada en la revista Parabrisas de noviembre de 1962.


La empresa Ford Motor Argentina comenzó a armar el Ford Falcon, en el mes de febrero de 1962, que se traía desarmado desde Estados Unidos, en la planta de barrio porteño de La Boca. Allí vieron la luz los primeros Falcon que circularon por el país. Para dar fe de que era el mismo automóvil que se vendía en el país del norte publicaron la publicidad que hoy vemos.

La publicidad nos muestra a dos Ford Falcon iguales, salvo por sus chapa-patente. Una de Argentina y la otra de Estados Unidos. El Falcon argentino tiene de fondo la típica foto con el obelisco de la ciudad de Buenos Aires, ubicado en la intersección de las Avenidas Corrientes y 9 de Julio.

La empresa estadounidense ofrecía a sus compradores la garantía Falcon 12/20. Doce meses de garantía o 20.000 kilómetros recorridos, lo que primero sucediera. El Ford Falcon era el primer automóvil compacto de la empresa Ford Motor Argentina en el país y había llegado para competir con el Chevrolet 400, el Valiant y el Rambler.

Hasta finales de los años ’50 la empresa solo fabricaba utilitarios en Argentina: camionetas, la famosa F-100 y camiones. Pero ahora, y por una modificación del régimen automotriz, se abocaba a la construcción de automóviles para el mercado argentino.

Este primer modelo, el de la luneta curva, nunca se fabricó en el país, solo se lo armó con algunos componentes fabricados en Argentina, como batería, neumáticos o tapizados, el resto era importado desde la planta matriz en Detroit, Michigan en Estados Unidos.

Vimos una vieja publicidad comparativa para un mismo modelo que se vendió en el país y fuera publicada en la revista Parabrisas número 24 del mes de noviembre de 1962.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos


Archivo de autos es armado en un ciber por falta de recursos económicos, no por una política editorial.