martes, 7 de enero de 2014

Los Citroën con orugas en el Sahara

El 7 de enero de 1923 finalizaba la travesía de los Citroën con orugas, llamados Kegresse, que habían partido el 16 de diciembre de 1922. La idea era establecer una ruta de abastecimiento a través del desierto de Sahara.

Uno de los Citroën Kegresse en el desierto de Sahara en 1922.


La idea de André Citroën era demostrar la confiabilidad de los automóviles que él fabricaba en Francia. El empresario francés nunca confió en las competencias deportivas como medio de publicidad para sus automóviles.

Por eso armó esta caravana de automóviles Citroën Kegresse para realizar la travesía por el continente africano. Esa epopeya le trajo una gran repercusión dentro de Francia y las ventas de sus automóviles, marca Citroën, aumentaron notablemente.

Luego realizaría otras travesías a diferentes partes del planeta con el mismo fin publicitario. Pero eso es otra historia para contar.

La vieja fotografía fue tomada de la Enciclopedia Autorama número 47.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos



Archivo de autos es editado sin computadora, sin escáner y sin Internet propios. Todo lo publicado en el sitio es armado en un ciber. Es por falta de recursos económicos, no por una política editorial.