sábado, 28 de diciembre de 2013

La Respuestita del Sábado

El Toshiba eléctrico


La marca que llevaba el automóvil de la fotografía era: Toshiba. Sin bien el vehículo era un Toyota su motor eléctrico era de la marca Toshiba y se lo conoció como BEC-1. No hubo ganadores esta vez.

Toshiba BEC-1 de 1967 con motor eléctrico.


Muchos seguidores de Archivo de autos se creyeron, por la foto, que era un Toyota. Pero en realidad este prototipo fue desarrollado por la empresa Toshiba (Tokio Shibaura Electric Co. Ltd.) de Japón.

Las empresas Ford Motor Company, de Estados Unidos y Ford Motor Company, Ltd., de Gran Bretaña, le encargaron a Toshiba un automóvil eléctrico para uso urbano o suburbano, para unir dos ciudades. La idea era un auto eléctrico que recorriera unos 240 kilómetros a una velocidad de 64 kilómetros por hora.

El BEC-1, tal su denominación oficial, estaba construido sobre la base de un Toyota pero con un motor eléctrico con tracción trasera. Este auto podía recorrer unos 80 kilómetros con sus baterías de plomo y alcanzar una velocidad de 100 kilómetros por hora. Toshiba estaba trabajando para mejorar la autonomía y alcanzar los 300 kilómetros recorridos.

El motor se denominaba Thyristmotor y que sustituía las escobillas y el conmutador mecánico, que usaban los motores eléctricos tradicionales de corriente directa (CD) por un conmutador-rectificador controlado por silicones y un rotor especial.

Dada su conformación, este nuevo motor eléctrico, sufría menos desgastes mecánicos salvo sus cojinetes. De esta forma su vida útil era mucho más larga que un motor tradicional.

El motor del BEC-1 podía alcanzar las 20.000 revoluciones por minuto. Además para aprovechar la energía eléctrica cuando el automóvil se hallaba en movimiento, pero sin ser impulsado por el motor, funcionaba como un generador para recargar las baterías. Así cuando se encontraba en proceso de frenado o en cuesta abajo la carga de las baterías aumentaba.

La máxima potencia del Toshiba BEC-1 era de 27 HP y podía superar pendientes de hasta 20 grados. El BEC-1 no tenía un centro de transmisión, la energía eléctrica era distribuida directamente a las ruedas traseras.

Esta incógnita semanal fue un valioso aporte de Alejandro Ochnio, seguidor de Archivo de autos, y en el siguiente enlace puede encontrar más información adicional: http://scienceservice.si.edu/pages/001025.htm

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos



Archivo de autos es editado sin computadora, sin escáner y sin Internet propios. Todo lo publicado en el sitio es armado en un ciber. Es por falta de recursos económicos, no por una política editorial.