domingo, 29 de diciembre de 2013

De tractor a carro de combate

De cómo nacieron los tanques de guerra o carros de combate. La transformación de tractores agrícolas en vehículos blindados para la guerra. Todo esto durante el transcurso de la Primera Guerra Mundial.

El Mark I de 1916 el primer tanque de guerra de la historia.


Los inventores del tanque de guerra o carro de combate fueron los ingleses. Una orden del lord del almirantazgo, Winston Churchill, puso en marcha la construcción del primer vehículo blindado con orugas conocido por la humanidad.

A mediados de 1914, a poco de iniciarse la Primera Guerra Mundial, Churchill indicó a los ingenieros de la dirección de construcciones navales que fabricaran un vehículo blindado para ser usado en conflictos bélicos.

Así tomando como base unos tractores agrícolas estadounidenses a los que modificaron hasta lograr el primer tanque de guerra llamado Mark I que pesaba 28 toneladas y tenía una curiosa forma romboidal. Dos torretas laterales con cañones navales de 57 milímetros eran su armamento. Además tenía 6 ametralladoras. Este coloso era movido por dos motores de 300 HP con dos cambios de velocidades laterales que eran independientes entre sí. Su velocidad final era de 7 kilómetros por hora y su longitud total era de 8 metros.

Su bautismo de fuego lo tuvo el 15 de septiembre de 1916 en la región francesa de Somme y produjo una estampida entre la infantería alemana. Con lo cual esta nueva arma fue más psicológica que armamentística. El Mark I  el iniciador de la saga, que llegaría hasta el Mark V, disponía de un tanque de 500 litros de nafta y la dotación completa era de 8 soldados.

Ahora les explico el porqué de llamarlos tanques y no carros de combate. Dado que los ingleses realizaron este proyecto armamentístico en total secreto, en los documentos reservados, en los que se hacía referencia al vehículo blindado se lo denominaba tanque.

Palabra que hasta ese momento solo llamaba a los recipientes que contenían, en su interior, un determinado líquido. La palabra quedó impuesta, incluso luego de develar el secreto de la nueva arma. Y es así como tanque quedó asociado a este tipo de vehículo blindado con orugas para ser usado en cualquier terreno de combate hasta la actualidad.

Los Mark I eran lentos, pesados, poco maniobrables y con escasa visibilidad, pero habían logrado su objetivo: asustar al enemigo. Así los ingleses dan el puntapié inicial al desarrollo de un nuevo vehículo para uso no pacífico. Entre los Mark I y los Mark V se llegaron a fabricar unas 1.500 unidades hasta el final de la Primera Guerra Mundial.

Al poco tiempo los franceses comenzaron a construir una versión más ligera y mucho más maniobrables que fue el Renault E de 1916. Que también construyó la empresa francesa Schneider.

El Renault FT de 1916 la versión ligera del tanque de los franceses.

Estos ligeros carros de combate o de asalto pesaban 6 toneladas con un cañón de 37 milímetros montado sobre una torreta giratoria y dos ametralladoras completaban su poder de fuego. Su velocidad era de 6 kilómetros por hora y su dotación era de 3 hombres. Al poco tiempo apareció la versión FT de 7,5 toneladas de peso. Este último estaba propulsado por un motor de cuatro cilindros el mismo que usaba el camión Renault 22 HP.

La carrera de la construcción, y perfeccionamiento, de los tanques había comenzado. Luego de finalizar la Primera Guerra Mundial y en período de paz hasta la Segunda Guerra Mundial, se mejoraron mucho este tipo de vehículos blindados. Tanto en su velocidad de desplazamiento como en su poder de fuego.

El tanque es parte de primera guerra mecanizada de la historia junto al automóvil, que ayudó en el transporte de tropa y acceso rápido hacia los frentes de batalla y el avión que se complementó desde el cielo, primero como observador y luego como un atacante más. Tanques, automóviles y aviones tuvieron su bautismo de fuego en la Primera Guerra Mundial. Las cosas ya no serían igual. Todos habían perdido su rol pacífico.

Pienso que lejos estarían los padres del automóvil de verlo convertido en una máquina de matar y de destruir. Pero así estaban dados los hechos. Algo cambió para siempre.

Los dibujos que ilustran esta nota fueron tomados de la Enciclopedia Salvat del Automóvil, Tomo 3.

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos



Archivo de autos es editado sin computadora, sin escáner y sin Internet propios. Todo lo publicado en el sitio es armado en un ciber. Es por falta de recursos económicos, no por una política editorial