lunes, 25 de marzo de 2013

Un Milqui muy especial

Hubo varios concesionarios de las diferentes terminales automotrices argentinas que pusieron a la venta modelos exclusivos de las respectivas marcas que comercializaban, Así fue como el concesionario de Chrysler Argentina, Patricios Automotores SA puso a la venta su Dodge 1500 GT 100 Patricios.

Aviso publicado en el diario Clarín el 27 de octubre de 1977.


El Dodge 1500 GT 100 Patricios era comercializado en exclusividad por el concesionario Patricios Automotores SA, ubicado en la Avenida Garay 3132 de la ciudad de Buenos Aires. Este concesionario de la empresa Chrysler Argentina ofrecía a sus clientes esta versión del Dodge 1500 GT 100.

Tan exclusivo que pocos lo conocen y algunos hasta dudaron de su existencia, Como quedó demostrado en una pregunta formulada en la página de Archivo de autos en Facebook. Muchos creyeron que la fotografía era un montaje y que el auto nunca existió. Al menos existió el de la foto. Pero si se vendieron Dodge 1500 con la parrilla del Dodge Coronado como aportó Juan Pablo Arrighi, seguidor de Archivo de autos en Facebook.

Fotografía aportada por Juan Pablo Arrighi.
http://img479.imageshack.us/img479/7397/1indexphpwl3.jpg

Por todo esto es que decidí armar una nota sobre esta rara versión del querido Milqui. De paso comparar el modelo normal que salía de fábrica, el Dodge 1500 GT 100. Que fuera presentado a la prensa especializada en mayo de 1977. En realidad era un 1,8 litros y de 1.500 solo tenía el nombre.

El Dodge 1500 GT 100 tenía una cilindrada de 1.798 centímetros cúbicos con una potencia de 120 HP SAE y estimo que 100 CV DIN de ahí la denominación del modelo. Era un cuatro cilindros en línea como su hermano menor: el 1.500. La potencia la desarrollaba a 5.300 revoluciones por minuto con un par motor máximo de 16,5 kilográmetros a 4.200 revoluciones por minuto.

El diámetro de los cilindros era de 86,1 milímetros y la carrera del pistón de 77,2 milímetros. La compresión de 8,9:1 y alimentado por dos carburadores horizontales de depresión constante marca Stromberg 175-CD3 VX. Además este modelo traía un intercambiador de calor para refrigerar el aceite del motor.

La transmisión era trasera con una caja de velocidades de cuatro marchas hacia delante y marcha atrás. Las relaciones eran las siguientes: primera 3,32:1, segunda 2,03:1, tercera 1,37:1, cuarta 1,00:1 y marcha atrás 3,73:1. El embrague monodisco seco con diafragma de 215 milímetros de diámetro.

Dodge 1500 GT 100 de 1977.

La suspensión delantera independiente tipo Mac Pherson con resortes helicoidales y amortiguadores hidráulicos a cartucho reemplazable más barra antirrolido. La suspensión trasera era por eje rígido con resortes helicoidales, amortiguadores hidráulicos y cuatro barras reactoras.

Los frenos delanteros de disco y de tambor, autorregulables, en las ruedas traseras. La dirección de piñón y cremallera con un radio de giro de 4,24 metros. La columna de dirección era articulada de seguridad con 3,6 vueltas de tope a tope. La relación de la dirección era de 17,6:1.

Las dimensiones del GT 100 eran: largo 4.140 milímetros, ancho 1.580 milímetros, alto 1.350 milímetros, distancia entre ejes 2.489 milímetros, trocha delantera 1.295 milímetros, trocha trasera 1.032 milímetros y despeje de 142 milímetros. El peso de 960 kilogramos. Los neumáticos sin cámara y radiales de medida 165 SR 13.

La publicidad que nos muestra la versión del Milqui del concesionario Patricios Automotores apareció publicado en el diario Clarín el 27 de octubre de 1977 y correspondía a la 2ª serie de 1977. Además el precio sugerido al 21 de octubre del mismo año era de 4.398.408 pesos ley 18.188. El precio del Dodge 1500 GT 100 de fábrica era de 4.598.538 pesos ley 18.188 al 22 de diciembre de 1977. Salvando la inflación de esos dos meses los precios eran muy similares.

Ahora vayamos a las diferencias del GT 100 Patricios. El auto venía equipado con aire acondicionado, estéreo de 3 parlantes combinado con radio, cubre alfombras vinílico, faros traseros exclusivos, faros de iodo auxiliares delanteros, neumáticos radiales, antena eléctrica, bocinas especiales, techo vinílico al tono con el color del auto, baguetas pasa ruedas, baguetas en el marco de las puertas, baguetas en la ventilación trasera, moldura tapizada en los parantes, moldura de terminación vinílica en los laterales, llantas exclusivas y parrilla del Dodge Coronado.

Los diferente del GT 100 Patricios era más cosmético que otra cosa. Salvo el aire acondicionado. Pero se creaba un auto exclusivo que solo vendía un concesionario de la marca. Por lo visto pocas unidades salieron a la venta porque resulta ser una extrañeza muy poco conocida y difundida. Por este motivo Archivo de autos lo dio a conocer para que supieran de su existencia, al menos en una publicidad del pasado.

Fuentes: diario Clarín, diario La Nación, diario La Prensa.

Mauricio Uldane