martes, 17 de abril de 2012

Un auto y un actor


Algunos conocerán al muchacho que está rodeando al Chevrolet Super modelo 1966, aunque la publicidad sea de enero de 1967. Otros no sabrán quien es. Para los veteranos ya habrán reconocido que no es otro que el actor Norman Briski, que se haría famoso por la obra de teatro, y luego película, “La fiaca”.

Publicidad aparecida en la revista Parabrisas, número 73 de enero de 1967.


Por aquellos años el Chevrolet le peleaba la categoría al Ford Falcon el rival de las calles y las pistas. La rivalidad de ambas marcas venía desde la época de oro de las cupecitas del TC (Turismo Carretera).

Durante los años ’60 se apelaba mucho en las publicidades de autos de la presencia del deporte o del mundo del espectáculo. Las empresas automotrices buscaban estar en el ámbito deportivo para respaldar el prestigio de la marca.

En especial en aquellos años donde los autos deportivos no abundaban en el mercado y muchos autos de calle corrían en diversas categorías a lo largo y ancho del país.

Una vieja publicidad con un actor joven que se haría muy conocido para todos los argentinos.

Mauricio Uldane