miércoles, 11 de abril de 2012

De Carlo 700, un chico elegante

El De Carlo 700 lo fabricaba la empresa Metalmecánica SACI bajo licencia de BMW (Bayerische Motores-Werke AG) de Alemania. El auto recibía el nombre del dueño de la empresa automotriz.



Este auto salvó de la bancarrota a empresa alemana BMW, se lo fabricó desde 1959 a 1965 y se construyeron 181.411 unidades. El BMW 700, como se lo denominaba en Alemania, había sido diseñado por el estilista Michelotti. En 1960 salió la versión deportiva que logró varios premios en Alemania. El éxito de ventas logró salvar a la empresa bávara que volvió a fabricar autos grandes de lujo, que era su característica, que conserva hasta el día de hoy.


En Argentina se lo fabricó desde 1960 a 1963 con algunos problemas en la terminación del auto. Tuvo variaciones en el tablero según el año del modelo. En 1960 traía un tablero trapezoidal que en 1962 fue reemplazado por uno circular con otro círculo al lado para alojar un reloj. El modelo de 1963 ya no tenía el reloj y sólo contaba con un círculo. También, el tablero, en un principio venía acolchado, para pasar a ser de chapa pintada y terminar con una cuerina de color mate que lo recubría.

Tablero del modelo 1960 del De Carlo 700.

La ubicación del motor era trasera como su transmisión. Visto de frente primero estaba la caja de cambios, el diferencial y atrás de todo el motor. El motor de cuatro tiempos era tipo bóxer, cilindros opuestos en forma horizontal, muy similar al Citroën 2 CV. La cilindrada era de 697 centímetros cúbicos, de ahí el 700 del modelo. Entregaba 5.000 revoluciones por minuto con una potencia de 35 HP SAE o 30 CV DIN.


La compresión era de 7,5:1. La refrigeración era por aire impulsado por una turbina centrífuga. Turbina que además enfriaba un radiador de aceite. Venía con Dynastart, un elemento eléctrico que hacía las veces de arranque y dínamo. Esto ahorraba espacio y poleas con correas de goma. El motor de orientación motociclística venía con una bobina por cilindro. Aunque a diferencia de otros micro autos su motor era de cuatro tiempos y no de dos.

La carrocería era autoportante una innovación para aquellos años de chasis y carrocería. Aunque tenía soldado un bastidor a la carrocería autoportante. El De Carlo 700 no tenía parantes en las dos puertas, ni ventiletes en las ventanillas y las ventanas traseras eran fijas.


Como muchos autos chicos de la época traía suspensión independiente en las cuatro ruedas. Un avance comparado con autos más grandes o los compactos (Falcon, Valiant, Chevrolet, Rambler) que comenzaban a aparecer en el mercado argentino.

Transparencia del De Carlo 700.
Otra cosa era que su tanque de nafta de 33 litros tenía 5 litros de reserva, es decir, que 28 litros eran lo totales del tanque, pero accionando una palanca se lograban 5 litros extra.

El consumo a 80 kilómetros por hora era de 16 kilómetros por litro. En ciudad el consumo era de 12,5 kilómetros por litro y a alta velocidad en ruta era de 13 kilómetros por litro. De fábrica acusaba una velocidad final de 125 kilómetros por hora, pero en el test 21 de la revista Parabrisas de octubre de 1963, la velocidad máxima fue de 117,8 kilómetros por hora.


En el cuadro de características técnicas encontrarán todos los datos precisos del De Carlo 700, esa información corresponde al número 14 de la revista Parabrisas de enero de 1962. Al igual que todas las fotos que ilustran esta nota del De Carlo 700.


En 1963 se deja de fabricar el De Carlo 700. La empresa Metalmecánica comenzará a comercializar el De Carlo SL, del cual hice una nota reciente. Mucha gente de la zona de José C. Paz, en la provincia de Buenos Aires recuerda la empresa Metalmecánica, incluso un barrio se llama De Carlo.

Mauricio Uldane