lunes, 6 de febrero de 2012

Di Tella/Riley 1500, su cuadro clínico

Archivo de autos presenta una serie de notas con los cuadros clínicos de algunos de los autos que se fabricaron en la década del ’60. Esto es posible gracias a que la revista Parabrisas publicó, en sus ediciones mensuales, varios cuadros clínicos de autos argentinos que eran muy populares.

Para arrancar esta nueva serie empezamos con el cuadro clínico del Di Tella/Riley 1500. En 1960 Siam Di Tella Automotores SA presentó su modelo Di Tella 1500 de cuatro puertas, que se convertiría en un icono de los taxistas de la ciudad de Buenos Aires.

A partir de 1966 la empresa Siam Di Tella Automotores, en un principio recibió aportes financieros de Industrias Kaiser Argentina SA (IKA) y luego tomó el control total de la planta de Monte Chingolo, donde se fabricó el Jeep Frontal de IKA. La empresa pasó a llamarse Compañía Industrial de Automotores SA (CIDASA).


Revista Parabrisas número 77 de mayo de 1967.

Cuando IKA tomó el control de la empresa Di Tella los autos pasaron a llamarse Riley, como en su país natal, Gran Bretaña. La empresa Siam (Sección Industrial Amasadoras Mecánica) fabricó el Di Tella 1500 bajo licencia de British Motor Corporation (BMC), que era un Austin o Riley, según las marcas que usaba el grupo británico para su comercialización.

El diseño de la carrocería era de la casa Pininfarina, como el Peugeot 404, por eso su parecido en las colas de ambos autos. En Gran Bretaña había muchas variantes de este modelo y se lo ofrecía con diferentes marcas y equipamientos. También se lo presentaba con varias motorizaciones.

El Di Tella no sufrió grandes cambios en la era Siam. En 1962 se le aumentaron las trochas delanteras en 45 milímetros y las traseras en 38 milímetros. En 1965 se cambiaron los amortiguadores de brazos por los telescópicos y se cambió la bomba de nafta eléctrica por una mecánica. Antes en 1961 se había optado por una bomba de nafta eléctrica, a la cual se le podían cambiar los platinos y el diafragma. La anterior era sellada y no permitía su reparación.

Revista Parabrisas número 77 de mayo de 1967.

En la era IKA el Di Tella sufrió cambios, primero en su marca que pasó a ser Riley y luego en su carrocería que tenía el guardabarros trasero más bajo. También se cambiaron las ópticas traseras y las defensas de los paragolpes delantero y trasero, las luces de posición y giro delanteras pasaron a ser de color ámbar. Hubo cambios en las trochas delanteras y traseras.

Esta demás decir de la nobleza del motor del Di Tella/Riley que solía pasar los 600.000 kilómetros con solo cambio de aros. Lo mismo sucedía con la suspensión, la dirección, la transmisión y los frenos eran realmente aguantadores, con una resistencia envidiable. Donde hubo algunos problemas era en la tripa de velocímetro en su toma en la caja de velocidades. Otro problema era con el varillaje de la palanca de cambios y la colocación de la marcha atrás.

En esta nota se reproduce, en imágenes, la totalidad del cuadro clínico del Riley 1500 publicado por la revista Parabrisas número 77 de mayo de 1967. La idea de estas notas es, por un lado rescatar aquellos viejos autos que supimos conseguir, para los que alguna vez tuvieron un Di Tella/Riley o anduvieron en alguna unidad de la familia o de un amigo. Por otro lado la publicación del cuadro clínico será útil para aquellos que tienen un Di Tella/Riley, en uso o al que estén restaurando.

Revista Parabrisas número 77 de mayo de 1967.

La nota también será informativa para las nuevas generaciones y así puedan conocer los autos argentinos que se fabricaron en los albores de la industria nacional, allá por los años ’60.

El agradecimiento de siempre a Julián Pérez y su familia, que sin su generosidad este tipo de notas no podrían llegar a realizarse.

Mauricio Uldane