viernes, 2 de diciembre de 2011

Un anfibio argentino

La Trivia de noviembre trató sobre el VESA 6RM que era un 6x6 con motor de Renault 6 y una carrocería de PRFV (plástico reforzado con fibra de vidrio), como ya es costumbre el que acertó con todas las preguntas fue F62.

La empresa VESA (Vehículos Especiales SA) con sede en la ciudad de Buenos Aires proyectó este prototipo, que desconozco si llegó a fabricar algunas unidades. El proyecto del 6RM era interesante para fines de los años ’70. Recuerdo haberlo visto en la Sociedad Rural del barrio de Palermo, en la ciudad de Buenos Aires, en una de las clásicas exposiciones agrícola-ganadera.

Supongo que de allí proviene el folleto que ilustra esta nota sobre el VESA 6RM (6 ruedas motrices). La idea fue construir un anfibio liviano para uso rural en campos anegadizos, por eso utilizaron 6 ruedas motrices a las que le pusieron un motor Renault 6.



El motor era de 1.100 centímetros cúbicos con una potencia de 51 HP SAE a 5.500 revoluciones por minuto y ubicado en la parte posterior del vehículo. La transmisión era por medio de una caja-puente con 4 marchas hacia delante, más dos diferenciales, que accionaban los 6 semiejes. Lo que no dice el folleto es si el 6RM traía caja reductora para bloquear los diferenciales. El embrague era monodisco seco de 180 milímetros de diámetro y de accionamiento mecánico.

La suspensión era independiente en las 6 ruedas con barras de torsión. Imagino que la suspensión sería similar al Renault 6. La dirección era con piñón y cremallera con reenvío frontal. Los frenos de tambor en las 6 ruedas.

La velocidad máxima del VESA 6RM era de 100 kilómetros por hora en ruta y de 40 kilómetros por hora en uso fuera de ruta. La carrocería era de PRFV monocasco estanco. Tenía una autonomía de 400 kilómetros y la presión sobre el terreno de 0,350 Kg./cm.

El VESA 6RM tenía un largo de 3.700 milímetros, un ancho total de 1.440 milímetros, un alto total de 1.680 milímetros, una trocha de 1.279 milímetros, un despegue de 250 milímetros y un peso de 650 kilogramos.

Los fabricantes lo llamaban un caballo criollo de seis patas, desconozco cuanto habrá trotado por los caminos del país.

Mauricio Uldane