lunes, 11 de abril de 2011

Doble tracción para tres marcas

La entrada anterior trató sobre las tres marcas para un mismo camión, eso era en Argentina. Ahora esas mismas tres marcas, De Soto, Dodge y Fargo, en un camión liviano o camioneta pesada en los Estados Unidos.

Chrysler también presentaba un mismo vehículo con las tres marcas de la empresa estadounidense. En una vieja publicidad de fines de la década del 50, podemos ver las diferentes versiones de una camioneta pesada, con doble tracción.

Este tipo de vehículos rara vez se veían por nuestras calles, porque Chrysler Fèvre Argentina los fabricaba para uso militar o para empresas estatales, tales como YPF (Yacimientos Petrolíferos Fiscales), o ENTel (Empresa Nacional de Telecomunicaciones), o Gas de Estado, sólo por mencionar algunas.

Sólo aparecían al público masivo a través de compras por lotes que iban a parar a desarmaderos del país. Después de un uso intenso por parte de las empresas y en general en un estado calamitoso.

Time, 6 de mayo de 1957.
Pero ahora les traigo tres modelos yanquis en todo su esplendor de los años 50. Tres versiones de camionetas pesadas, como pick-up con caja metálica, cabina con caja de madera o rural. Todas las versiones con doble tracción y motores de 8 y 6 cilindros.

Los de 8 cilindros en V con una potencia de 204 HP y los de 6 cilindros en línea con 120 HP. Los modelos eran W100 y W200, imagino que la W correspondía a "wheel" por "wheel-drive", es decir doble tracción. Las diferencias entre los W100 y W200 eran la dirección hidraúlica y los frenos de potencia, esto como equipamiento extra.

Estas camionetas tienen todavía la línea vieja de vehículos de Chrysler, que luego pasaría a ser similar a los que se fabricaban en Argentina.

Un detalle, aprecien la defensa que está sobre el paragolpes delantero, parece una locomotora. Hoy ese aditamento sería totalmente inaceptable. Imaginen a un peatón chocando con ese armatoste de hierro. Ni hablar de las débiles chapas de nuestros autos del siglo veintiuno.


Mauricio Uldane

2 comentarios:

  1. Hola Mauricio, excelente entrada, muy completa! Te felicito y agradezco también... Yo también soy fanático de los autos! Ahora mismo estoy trabajando en un alojamiento en méxico df y veo todo los días autos antiguos espectaculares. Saludos

    ResponderEliminar
  2. Mirna:

    Gracias por el elogio. Los autos viejos siguen teniendo un encanto especial aunque pasen los años. Y eso es porque tienen personalidad, no importa si su diseño parece viejo, eso es lo bueno.

    Además con solo verlos podías decir de que marca y año eran, hasta los conocías por el sonido de su motor. ¿Como suenan los autos nuevos? Si no se los escucha.

    Los autos viejos siempre estarán de moda.

    Muchos saludos desde el sur del continente americano.

    ResponderEliminar