jueves, 10 de septiembre de 2020

General Motors Argentina y su producción en los años treinta y cuarenta

La automotriz General Motors Argentina que inicia, oficialmente, el armado de vehículos en el año 1925 tenía consolidada la producción a principio de los años treinta. Veamos cómo continuó el armado de vehículos en las décadas del treinta y del cuarenta.

La planta de San Martín


La crisis económica, que nació en Estados Unidos, pero que se propagó al resto del mundo no afectó a General Motors Argentina. Pese a esos vaivenes financieros externos la filial local compró un predio para instalar una planta de producción.

Planta de Barracas.

Durante el transcurso del año 1938 la empresa adquiere un terreno de 190.259 metros cuadrados en la localidad de San Martín. Ese predio fue propiedad del Ferrocarril Central Argentino y estaba ubicado al lado de lo que sería la Avenida General Paz, que divide la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) de la provincia de Buenos Aires.

La avenida se inauguró en el año 1941 y su obra comenzó en el año 1937. Es decir que se estaba construyendo cuando General Motors Argentina compra el terreno. Era un lugar tan apartado de la ciudad que la empresa sembraba papas, en una parte del predio, que luego le regalaba a sus empleados.

La producción en los años treinta


Antes el año 1930 la producción no superaba las 100 unidades diarias. Luego en algunos momentos se llegó a armar 160 unidades por día. La crisis económica ya estaba en pleno desarrollo. Luego de este hecho la producción se estabilizó en las 120 unidades diarias.

Chevrolet de 1934.

Eso ya para finales de la década del treinta. Pero esa crisis económica no afectó de manera importante los precios de venta de los modelos armados en la planta de Barracas en la ciudad de Buenos Aires.

Las marcas que se armaron en esa época eran Oldsmobile, Cadillac, La Salle, Pontiac y el cabillo de batalla: Chevrolet. No por nada en el habla cotidiana se decía “La Chevrolet” para referirse a General Motors Argentina.

Los años cuarenta


La compra del predio de San Martín, que es parte del actual Gran Buenos Aires, se consideró una locura por estar tan apartado a finales de la década del treinta. Eso porque no se tenía una visión de futuro. Hoy cuesta pensar que eso era pleno campo bonaerense, pese a no pertenecer más a la empresa de capitales estadounidenses.

Sembradío de papas en la planta de San Martín.

Lo cierto que la compra, que se realiza en el año 1938, es lo más destacado para General Motors Argentina en ese período. Eso le permitía contar con un predio mucho más grande que la planta del barrio porteño de Barracas. Además le permitía diversificar la producción.

La construcción de la planta comenzó en diciembre de 1939 y finalizó en el año 1940. Se levantó un edificio de una sola planta de 8.027 metros cuadrados. En ese predio se pasó a producir heladeras Frigidaire, baterías Argemo, carrocerías de madera para camiones y elásticos para diversas marcas de automóviles.

Las baterías y las heladeras


Las heladeras Frigidaire comenzaron a producirse en la planta de Barracas en el año 1938, pero antes, en el año 1937, se las comenzó a importar desde Estados Unidos. Al mismo tiempo, que fabricaban las heladeras, comenzó la producción local de las baterías Argemo, para automóviles y camiones.

Cadillac Series 75 Fleetwood Town de 1936.

Tanto las baterías, como las heladeras, se comenzaron a producir, a gran escala, en la planta de San Martín a partir del año 1940. Donde no solo se producían heladeras familiares, sino que también se fabricaban gabinetes comerciales con la marca Fridaire.

La producción de vehículos siguió creciendo y alcanzó la cifra de 250.000 unidades, desde 1925 a 1941. Pero un problema se avecinaba, la participación de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial.

La guerra y la producción


El jueves 27 de agosto de 1942 sale la última unidad armada en la planta de Barracas. Se trató de un furgón de la marca Chevrolet. La producción se interrumpió por la falta de insumos importados desde Estados Unidos. Al entrar en guerra, el país mencionado dejó de realizar las exportaciones de partes mecánicas.

Cadillac Serie 62 Town Car, carrocería Fleetwood, de 1940.

General Motors Argentina tomó la decisión de convertir la producción para seguir fabricando. Mientras duró la Segunda Guerra Mundial produjo columpios, pupitres, gabinetes de acero para fábricas y oficinas, heladeras portátiles, artefactos para luz fluorescente, sillones para jardín, baldes para incendio, puertas y ventanas para barrios del Banco Hipotecario Nacional y mesas de billar.

Esta diversa producción, que no tenía que ver con los automóviles, le permitió seguir fabricando productos. Pero en paralelo se prestó servicio de mantenimiento a ómnibus del transporte público, como a camiones del ejército. En esta época es cuando algunas unidades de colectivos, de la marca Chevrolet, circularon por las vías de los tranvías porteños.

Luego de la guerra


Luego de finalizada la guerra mundial, en el año 1945, se reacondicionaron tanques Sherman, usados por Estados Unidos durante la contienda y vendidos al Ejército Argentino. También realizaron carrozado de ómnibus para la Corporación de Transporte de la Ciudad de Buenos Aires (CTCBA).

Los primeros automóviles armados en este período, de post guerra, fueron el Oldsmobile Club en versión sedan y la marca Pontiac. Se le sumaron los camiones británicos Bedford de 5 toneladas, algunos fueron usados como colectivos porteños y más tarde se incorporaron los camiones Chevrolet.

Última unidad Chevrolet en 1942.

De esta forma General Motors Argentina recomenzaba a producir unidades armadas en sus plantas de Barracas y San Martín. Para el año 1947 se comienza a construir un segundo edificio, en la planta de San Martín, que ocupaba 19.000 metros cuadrados.

Este edificio fue concebido como depósitos de automóviles, pero terminó siendo el predio donde se produjeron los gabinetes de las heladeras Frigidaire. También parte se dedicó a la reparación de compresores, estación de servicio de automóviles y motores diésel como el montaje de carrocerías de colectivos, escuela de capacitación y almacén de materiales.

Las fotografías están tomadas de la revista Corsa número 471 de la semana del 28 de mayo al 3 de junio de 1975. La foto de la última unidad armada en la planta de Barracas está tomada de un suplemento del diario La Nación del día jueves 3 de julio de 1975.


Si te interesa colaborar con Archivo de autos auspiciando alguna nota, como seguidor, o poniendo publicidad, te dejo el siguiente enlace para tu información: 

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos

Archivo de autos es un sitio editado por una sola persona de forma artesanal, con los pocos recursos técnicos que dispone a mano.

#Archivodeautos, #AutoAntiguo, #GeneralMotorsArgentina, #plantaBarracas, #plantaSanMartín, #Argentina, #Chevrolet, #Cadillac, #Oldsmobile, #SegundaGuerraMundial, #producción, #historia


No hay comentarios.:

Publicar un comentario