domingo, 22 de diciembre de 2019

Cañossilen y sus caños de escape

Mario Rosemberg y Antonio Gobbo fundaron el 19 de mayo de 1959 la empresa Cañossilen para fabricar caños de escape en su local de la Avenida Córdoba 5.672 de la ciudad de Buenos Aires. Cuando se cumplieron los primeros 25 años de la empresa, en la revista Su Auto, se publicó una nota. Hoy conoceremos alto de la historia de esta empresa argentina.
 
Local de la Avenida Córdoba.

Mario Rosemberg nació en Colonia Lapin, una localidad del partido de Adolfo Alsina de la provincia de Buenos Aires. En cambio Antonio Gobbo nació en la provincia de Udine en Italia y llegó a Argentina en el año 1951. Rosemberg llegó a Buenos Aires cuando tenía 15 años y que era un enamorado de la avicultura.

Había obtenido una beca para estudiar en una escuela de Casilda en la provincia de Santa Fe, pero al comenzar a trabajar como aprendiz en un taller porteño, su amor por la avicultura desapareció. Su pasión por los autos de carrera pudo más y eso haría que con Gobbo fundaran Cañossilen. Eso fue luego que ambos se independizaran.


Así el 19 de mayo de 1959 nace esa marca tan conocida de caños de escape de la ciudad de Buenos Aires. Antes que cualquier lector lo mencione, la empresa Cañossilen sigue operativa en el mismo local de la Avenida Córdoba. Claro que ese local sufrió ampliaciones propias del crecimiento de la empresa.

La amistad entre Rosemberg y Gobbo nació por ser compañeros de trabajo, siendo muy jóvenes los dos. Cañossilen tuvo desde su inicio una vinculación con el mundo de los autos de carrera. Así lo testimoniaba Antonio Gobbo, en la nota de la revista Su Auto del mes de junio de 1984: “El primer auto de carrera que hicimos en nuestro taller fue el TC (Turismo Carretera) de Juan Carlos Navone al que siguieron el Armando J. Ríos, Juan Gálvez, Críspulo Villanueva, los Emiliozzi y muchísimos pilotos más, de todas las categorías, que integran actualmente una lista interminable”.

Los recuerdos más vívidos esos pilotos del TC son los que atañen a Juan Gálvez: “La meticulosidad con que Juan trabajaba en su auto era realmente admirable, no se le pasaba por alto ningún detalle, por mínimo que fuera, estaba en todo. Venía y trabajaba junto a nosotros”, esto lo contaba Mario Rosemberg.

Mario Rosemberg.

Pero tal vez el máximo reconocimiento no fue de un argentino. Durante la Temporada Internacional de Sport Prototipo, del año 1971, el piloto inglés David Piper, al mando de un Porsche 917 se fue de pista, durante los entrenamientos. En la salida del circuito rompió los caños de escape. El tema es que no había repuestos en Argentina para ese auto de carrera alemán.

El motor trasero tenía una verdadera maraña de caños de escape. A pesar que los ingenieros de Porsche aseguraban que era imposible repararlos, Fangio confió en nosotros. Trajeron el auto al taller, y luego de trabajar, ininterrumpidamente, durante 24 horas, lo dejamos listo para calificar. Los alemanes no lo podían creer. Cuando nos preguntaron el precio de la reparación, les dijimos que era una atención de los argentinos”, expresaba con sastifacción Antonio Gobbo.

Vale aclarar que el motor trasero del Porsche 917 era un 12 cilindros en V a 180º con 12 salidas para los caños de escape. Con lo cual el trabajo que hicieron en Cañossilen era más que meritorio. Pero no solo de autos de carrera eran los que llevaron, y llevan, los caños de escape de esta empresa porteña.

Antonio Gobbo.

Sino que con el correr de los años realizaron caños de escape y múltiples especiales para automóviles de serie. También produjeron equipos potenciados para todas las marcas nacionales e importadas. Por eso para Mario y Antonio era un festejo esos primeros 25 años de empresa en el año 1984.

En el mes de agosto, en la sección dominical “Accesorios y algo más”, vimos una vieja publicidad, del año 1966, de la empresa Cañossilen donde se anunciaba un caño de escape doble para la camioneta Ford F-100 desde el año 1958 a 1966. Justamente se mencionaba que este equipo especial se llamaba “Gran Turismo RG”. “RG” era por Rosemberg y Gobbo, los apellidos de los fundadores de Cañossilen.

Las fotografías que ilustran esta nota fueron tomadas de la revista Su Auto número 50 del mes de junio de 1984 y la vieja publicidad, de los caños de escape para la camioneta Ford F-100, apareció publicada en la revista Automundo número 63 del 20 de julio de 1966. Les dejo el enlace de la nota de la F-100: 

Si te interesa colaborar con Archivo de autos auspiciando alguna nota, como seguidor, o poniendo publicidad, te dejo el siguiente enlace para tu información: 

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos

Archivo de autos es un sitio editado por una sola persona de forma artesana, con los pocos recursos técnicos que dispone a mano.


#Archivodeautos, #Unpocodehistoria, #Cañossilen, #MarioRosemberg, #AntonioGobbo, #RG, #cañodeescape

No hay comentarios.:

Publicar un comentario