sábado, 30 de noviembre de 2019

Field Car y tráiler para caballos

Hace un tiempo, en el “Garaje Miniatura”, vimos un Rolls-Royce convertible con un tráiler con una lancha. Dentro esa misma temática hoy veremos al Field Car de Matchbox con un tráiler para transportar dos caballos. Una buena combinación tanto que el  vehículo y el remolque están engamados…


El Field Car es una especie de vehículo inventado por Lesney Products & Co. Ltd. ya que se parece al International Harvester Scout, pero también tiene cosas del Ford Bronco. Es decir no es ninguno de los dos vehículos 100%. Tal vez problemas con el uso de la licencia.


En cambio el tráiler para transportar caballos es genérico y sin marca. En ambos casos las piezas están en perfecto estado de conservación. Salvo el Field Car que sacrificó la rueda de auxilio para poder contar con los cuatro neumáticos. Neumáticos que se salen por el paso de los años, hasta que los repare…


En el caso del remolque, tanto los dos caballos de plástico, como la rampa trasera, de color gris, están en perfecto estado de conservación. Lo cual se aprecia claramente en las fotografías que ilustran esta nota. Salvo pequeños detalles en la pintura, pero en buen estado pese a los 50 años que han pasado.


El Field Car, que podríamos traducir como “auto de campo”, tiene las ruedas delanteras con dirección. Tal vez el último modelo de Matchbox que trajo esta particularidad, ya que en el mismo año, 1969, que se lo incorporó al catálogo estaba disponible la serie Superfast.


Según pude ver en un sitio dedicado a los Matchbox para el año 1970 pierde la dirección en las ruedas delanteras y pasa a ser Superfast. Incluso hasta hubo una versión militar y pintada en otros colores. Pero ya había crecido y mis intereses iban por otros carrilles…


En cuanto al tráiler para caballos fue introducido en el año 1968 en el catálogo de Matchbox. A partir del año 1970, lo mismo que el Field Car, pasó a ser Superfast. Todos estos datos lo puedo conocer ahora gracias a Don Google, cuando era un chico solo quería jugar.


Claro que también me interesaba conocer de las novedades que, año tras año, y catálogo, tras catálogo, la empresa británica Lesney Products & Co. Ltd. sumaba. En especial los cambios que se producían con el mismo número de pieza. No era un coleccionista, ni tampoco lo soy en al actualidad.


Solo interés por los autos, aunque fueran una miniatura y un juguete. La idea era jugar e imaginar mundos donde los Matchbox solían ser los protagonistas exclusivos. En esas tardes en un séptimo piso del barrio porteño de Recoleta. Claro que luego de cumplir con mis tareas escolares.


La mesa libro de formica blanca, con manchas negras, era el soporte para esas historias salidas de mi mente. La colcha de planchar, robada a mi tía abuela, hacía de la superficie para esos caminos, pueblos, montañas, o lo que fuera, que servía de escenario.


Luego era elegir los Matchbox para jugar. Seguramente la dupla que vemos este sábado fue uno de esos elegidos alguna tarde. Era un combo atractivo a la hora de jugar. Un todo terreno y un tráiler con caballos. Un viaje directo al campo para un chico de ciudad.


A veces pienso que habría sido de mi vida de chico sin los Matchbox. Fueron una parte importante de mi infancia. Parte de mi crecimiento y parte de esa escuela fierrera, que he mencionado en más de una oportunidad.


Muchos conocidos, y parientes, sabían de la importancia de esos “autitos de colección” en mi corta existencia. Algunos contribuían regalándome alguno. Por eso alguno está repetido. Todo sumaba para ampliar esa colección, que cuidaba, aunque jugara con ellos.


No me arrepiento de haberlos cuidado tanto cuando era chico. Ahora es como abrir una ventana a mi infancia y pegar una ojeada. Ni mencionar el haber conservado sus cajas de cartón originales. El paso del tiempo le da dado un valor extra a esa conservación.


Recién cuando arrancó la sección sabatina “Garaje Miniatura”, a principios del año 2016, tomé noción de la importancia fierrera de esos Matchbox. Terminé de cerrar el círculo sobre los conocimientos que habían comenzados con esos “autitos de colección” ingleses.


Pero tenían que pasar unas cinco décadas para darme cuenta. Esos Matchbox de la infancia son el germen de Archivo de autos. Sino no estaría escribiendo notas sobre la historia del automóvil. Fueron esos juguetes de los años sesenta que me han traído hasta acá. La verdad que me siento muy cómodo con esa situación.


Los lectores que quieran conocer las sendas notas que tuvieron como protagonistas únicos, al Field Car y al Pony Trailer, les dejo los respectivos enlaces de la Temporada 2017 del “Garaje Miniatura”:

Para los que tengan ganas de ver todos los “autitos de colección” del “Garaje Miniatura”, les dejo el enlace con la página donde están todas las notas publicadas hasta la fecha: http://archivodeautos.blogspot.com.ar/p/garaje-miniatura.html

Si te interesa colaborar con Archivo de autos auspiciando alguna nota, como seguidor, o poniendo publicidad, te dejo el siguiente enlace para tu información: https://archivodeautos.blogspot.com/2019/02/notas-patrocinadas.html

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos

Archivo de autos es un sitio editado por una sola persona de forma artesana, con los pocos recursos técnicos que dispone a mano.


#Archivodeautos, #GarajeMiniatura, #FieldCar, #tráiler, #Matchbox

No hay comentarios.:

Publicar un comentario