jueves, 8 de marzo de 2018

Séptimo aniversario del blog

El martes 8 de marzo de 2011 arrancaba el blog de Archivo de autos. Tímidamente publiqué la primera entrada, o post. En ese breve texto daba a conocer cuáles serían los lineamientos básicos que trataría el blog. Han pasado 7 años y muchas notas, entradas, o posts, como prefieran llamarlos.


Lo cierto que en aquel tiempo no contaba con una computadora en mi casa. Así que escribía en papel borrador las notas que luego tipiaba en una computadora en un ciber cercano a mi casa, en la ciudad de San Miguel, en la provincia de Buenos Aires, en lo que se llama Gran Buenos Aires.

Eso fue así por mucho tiempo. Tanto que recién en enero de 2014 me regalaron una vieja Pentium II. Fueron mis amigos Mónica Savigliano y Hugo González. No recuerdo si fue una semana que funcionó la vieja computadora y se plantó para siempre.

Al poco tiempo Hugo González me regaló un viejo escáner Canon, que no podía usar al no tener puerto USB. La tecnología avanza y va dejando cadáveres electrónicos a su paso. Pero no todo estaba perdido. Otros dos amigos fierreros me regalaron otra vieja computadora.

Y todo en el mismo mes de enero. Así Eliseo Tapia y Víctor Caputo me facilitaron una Pentium IV, la actual computadora y donde escribí estas líneas. Ya tenía formado el equipo electrónico para poder escribir las notas, que ya eran diarias para esa época, y escanear el material para ilustrar.

Pero seguía pendiente contar con una conexión propia a Internet. Eso recién lo obtendría en diciembre de 2015. Gracias a la generosidad de algunos seguidores de la página de Facebook de Archivo de autos. Aportaron el suficiente dinero para contar con un año de conexión.

También entre julio de 2016 y el mismo mes de 2017 el blog contó con un banner publicitario de Leguaje claro Editora. Fue interesante contar con una entrada de dinero por publicidad que financiara este proyecto. Pero, eso no ha vuelto a repetirse.

Pese a ser un sitio de interés, y consulta por muchos, no hay ofrecimientos concretos de publicidad. Y no me refiero a grandes empresas no, todo lo contrario. Podrían ser PYMES o emprendimientos personales los que financien la continuidad de Archivo de autos.

Porque para los recién llegados les cuento que detrás de este blog, o sitio, no hay un equipo de personas trabajando. No es así, solo una persona lleva adelante a Archivo de autos. Esa persona investiga, busca material, escribe las notas, las edita y administra el sitio.

Amén de responder comentarios y mails de los lectores/seguidores. A veces con consultas técnicas. Todo recae en la persona que firma estas líneas y todas las notas que se publican. Salvo aquellas de colaboradores externos que se publican esporádicamente.

A lo largo de estos 7 años Archivo de autos se ha convertido en una especie de revista digital que dura toda la semana. Así cada día tiene dos, o más, secciones con notas de distintos temas. Cada día una nueva sección y de lunes a viernes la sección “Viejas noticias”. En cambio los sábados y domingos la sección que se repite es “Accesorios y algo más”.

“La Preguntita del Domingo” es una institución dentro de Archivo de autos y la segunda sección más vieja del blog, y del sitio. Junto con la “Trivia del mes”, la primera sección, ambas fueron las que vieron crecer a Archivo de autos. Otras secciones han aparecido y durado un año, en especial los días sábados, donde ahora se publican las notas del “Garaje Miniatura”.

Mantener la atención, y la sorpresa, de los lectores es una tarea diaria. Una ardua tarea por momentos, que no tiene retribución económica alguna. Por eso es que sería bueno, muy bueno, que Archivo de autos contara con publicidad. Aunque fueran pequeños avisos que sumados harían posible una financiación del sitio.

Veremos si se puede lograr pese a las adversas condiciones económicas que nos tocan vivir a los argentinos en estos tiempos que corren. Al menos el blog cumplió 7 años y sigue caminando.

Gracias a todos los que están del otro lado del monitor leyendo las notas diarias, aunque no comenten, ni envíen mails. Pero sé que son muchos porque a algunos de ustedes los he conocido cara a cara en algún encuentro de autos. Y eso es más que importante, porque siempre vienen a agradecer el material publicado.

Eso demuestra que todo el trabajo realizado en estos 7 años no ha sido inútil. Por eso lo importante de contar con algún sustento económico que recompense tanto esfuerzo por contar la historia de los viejos autos que supimos conseguir.

Mauricio Uldane
Editor y autor de Archivo de autos